28 de marzo de 2012 / 13:02 / hace 5 años

Iberdrola busca un directivo para consejero delegado

MADRID (Reuters) - A semanas de convocar su siempre caliente junta de accionistas, la eléctrica Iberdrola está estudiando promocionar internamente un consejero delegado en un gesto hacia los fondos de inversión mientras sobrevuela la alargada sombra de su principal accionista, ACS, que previsiblemente podrá votar por primera vez con su casi 19 por ciento de participación.

Todavía a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre un recurso de Iberdrola a la ley que elimina las restricciones a los derechos de voto en cotizadas, la empresa está estudiando promocionar a alguno de sus directivos al puesto de CEO para cumplir con el compromiso adoptado con sus accionistas, pero sin alterar el “status quo” de la sociedad, dijeron tres fuentes con conocimiento de los movimientos de la compañía.

Un portavoz de Iberdrola no realizó comentarios a la información.

Iberdrola asumió el compromiso de separar las funciones de presidente y consejero delegado en 2010 en un gesto destinado a los fondos de inversión, que tienen muy en cuenta a la hora de emitir su voto en las juntas de accionistas las recomendaciones de las conocidas como “agencias de proxy”, que emiten informes no vinculantes considerando el grado de cumplimiento del gobierno corporativo.

El apoyo de los fondos de inversión es crucial para Iberdrola en su enfrentamiento con ACS. Los gestores de la eléctrica, con el apoyo de la junta, han negado reiteradamente la petición de la constructora de acceder al consejo alegando que ambos son competidores, una tesis que ha sido avalada por los tribunales.

Casi el 60 por ciento del capital de la eléctrica está en manos de accionistas no representativos, muchos de ellos fondos de inversión, y Galán necesitará su apoyo para sacar adelante sus propuestas a la junta, en un momento en el que la acción acumula fuertes descensos en Bolsa.

“Iberdrola está buscando un nuevo consejero delegado y los dos candidatos mejor posicionados son dos directivos de la propia Iberdrola, José Sainz Armada y Fernando Becker”, dijo una fuente financiera conocedora de los movimientos de la eléctrica. Otra fuente del sector corroboró que Iberdrola estudia promocionar a alguien interno como nuevo CEO.

Sainz Armada es actualmente el director financiero de la firma, mientras que Becker es su director de desarrollo corporativo.

“Sería extraño que nombrasen a alguien externo a la compañía, aunque parece que todavía no han tomado la decisión en firme de nombrar un nuevo CEO, puesto que todavía hay tiempo hasta convocar la junta”, dijo una fuente del sector que pidió el anonimato.

Es muy probable que este año se repita el enfrentamiento durante la reunión de los accionistas de la eléctrica, que debe celebrarse antes de julio, pero Iberdrola podría encontrar un ACS más reforzado ya que, si como se espera no prospera su recurso a la “enmienda antiblindajes”, ACS podrá votar con la totalidad de su 19 por ciento de participación.

Hasta el momento, ACS tenía limitados al 10 por ciento del capital sus derechos políticos y esta a la espera de la decisión del Supremo sobre el recurso presentado por Iberdrola.

El Supremo se reunió el pasado día 7 marzo para debatir sobre el recurso, pero hasta la fecha todavía no ha transcendido su decisión.

La constructora tomó su participación en Iberdrola en 2006, en un intento de diversificar su negocio ante las señales de agotamiento del ciclo de bonanza inmobiliaria en España, pero el grupo ha visto truncado su objetivo de obtener acceso al consejo de administración de la eléctrica, un movimiento que desea ejecutar cuanto antes para poder consolidar en sus cuentas los números de Iberdrola.

-- Gráfico Iberdrola 2006-2012: link.reuters.com/nex37s

BECKER GANA PAPELETAS POR SU CERCANÍA AL PP

El nombre de Fernando Becker, casi un desconocido para el gran público, saltó a los medios el pasado mes de noviembre como uno de los candidatos a ocupar el puesto de ministro de Economía, que finalmente fue a parar a manos de Luis de Guindos.

Becker fue presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO) durante el anterior Gobierno del Partido Popular y analistas consultados consideran que precisamente esta relación con el partido gobernante podría ser un aliciente para su nombramiento, en un momento en el que los lazos con el Ejecutivo son cruciales para la eléctrica a las puertas de un amplio cambio normativo en el sector para hacer frente al déficit de tarifa.

Iberdrola es una de las empresas que más activamente ha expuesto sus ideas sobre una solución al déficit y ha elevado su presión sobre el Ejecutivo hasta el extremo de recurrir ante el Tribunal Supremo algunas de las decisiones de Industria, obteniendo además sentencias favorables para sus intereses.

VOTO DE LOS FONDOS, CLAVE EN LA BATALLA

La maniobra que pretende el gestor salmantino aupando a una persona de confianza como número dos de la sociedad se enmarca como un paso más dentro de su batalla con ACS: convencer de nuevo a los fondos accionistas de Iberdrola para que voten a su favor en la junta.

En el capital de la eléctrica están presentes el fondo soberano de Qatar, que hace un año suscribió una ampliación liberada, con una participación del 8,45 por ciento; BFA (la matriz de Bankia), que posee un 5,35 por ciento, y la caja vasca BBK con un 5,3 por ciento del capital.

Una buena parte del 60 por ciento del capital restante está en manos de fondos de inversión o soberanos, como el fondo del Gobierno de Noruega o Blackrock.

“El voto de los fondos es clave e Iberdrola tiene que preparar el terreno si no quiere llevarse alguna sorpresa durante la junta, pero Galán se mueve muy bien en foros internacionales y ha venido demostrando hasta ahora que cuenta con el apoyo de los accionistas”, afirma otro analista que pide el anonimato.

Según datos de Thomson Reuters, Norges Bank posee 70 millones de títulos de Iberdrola (un 1,2 por ciento del capital) mientras que Blackrock suma alrededor de 47 millones de títulos mediante distintos fondos y otros, como BNP Paribas Investment Partners, acumulan más de 14 millones de títulos.

“ACS va a volver a dar la batalla este año e intentará atraer para su causa no solo a los fondos, sino también a otros accionistas que, como BFA, necesitan reforzar su capital”, indicó la fuente financiera.

En las juntas anteriores, tanto los fondos como el resto de grandes accionistas -- excepto ACS -- han mostrado su apoyo a Galán, que ha contado con más del 75 por ciento de los votos para sacar adelante las propuestas del consejo.

Sin embargo, este año, Iberdrola enfrentará su junta de accionistas con la lacra del fuerte descenso en la cotización de los títulos de la entidad, que acumulan una caída de más del 10 por ciento este año tras haber cedido un 16 por ciento en 2011.

Precisamente el principal damnificado por la caída de la cotización de Iberdrola es la propia ACS que, además de ser el principal accionista y por tanto el más expuesto al descenso de la cotización, tiene las acciones contabilizadas a un precio medio de 7,1 euros por acción (frente a los 4,32 euros a que cotiza) lo que arroja unas minusvalías latentes cercanas a los 2.500 millones de euros.

A precios de cierre del martes, Iberdrola capitaliza casi 26.000 millones de euros.

/Por Andrés González/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below