20 de marzo de 2012 / 16:52 / hace 6 años

El organismo francés de protección de datos interroga a Google

PARÍS (Reuters) - El organismo francés de protección de datos ha dado a la empresa de Internet estadounidense Google tres semanas para responder a varias preguntas sobre su nueva política de privacidad, dentro de una investigación europea liderada por el regulador francés.

El organismo francés de protección de datos ha dado a la empresa de Internet estadounidense Google tres semanas para responder a varias preguntas sobre su nueva política de privacidad, dentro de una investigación europea liderada por el regulador francés. Imagen de la alfombra en la entrada de la nueva sede de Google France antes de su inauguración oficial en París el pasado 6 de diciembre. REUTERS/Jacques Brinon/Pool

En una carta al consejero delegado de Google, Larry Page, con fecha del 16 de marzo, la Comisión Nacional de Informática (CNIL, en sus siglas en francés) pregunta a Google qué hará con los datos de los usuarios que recoja, durante cuánto tiempo los guarda y si se enlazarán a la identidad real de la persona, así como la justificación legal para su estrategia.

El CNIL lidera una investigación en nombre de los organismos de protección de datos de los 27 estados miembros, y ya ha dicho que tiene “grandes dudas” de que la nueva política de privacidad de Google cumpla las leyes europeas.

Uno de los temas planteados por el CNIL es si Google rastreará a la gente que utiliza servicios de mapas o búsquedas en sus teléfonos, y si la empresa recogerá información almacenada en el teléfono como contactos en la libreta de direcciones.

El regulador también parece especialmente preocupado por el plan de Google de compartir los datos que recoge sobre los usuarios en todos sus servicios, y 21 de las 69 preguntas se refieren a este tema y su base legal.

Google dijo en enero que simplificaría su política de privacidad reduciendo sus 60 modelos en uno solo que aplicar en todos sus servicios, como YouTube, Gmail y su red social Google+. La empresa de EEUU dijo también que reunirá los datos que recoge de los usuarios en sus diferentes servicios, lo que permitiría ajustar los resultados de búsquedas y mejorar su servicio.

Los usuarios no pueden pedir que no les afecte la nueva política, que entró en vigor en marzo, si quieren seguir utilizando los servicios de Google.

El cambio provocó una investigación europea, y despertó una cierta preocupación entre las autoridades japonesas y estadounidenses.

La polémica sobre privacidad de datos llega en un momento delicado para Google, que basa su modelo de negocio en ofrecer gratis servicios como búsquedas y correo electrónico, haciendo dinero de la venta de publicidad dirigida.

La compañía ya está siendo investigada por las autoridades europeas antimonopolio y la Comisión Federal de Comercio (FTC, en sus siglas en inglés) por cómo sitúa los resultados de sus búsquedas y si favorece sus productos en perjuicio de los de sus rivales.

Google ya funciona bajo un régimen de “decreto de consentimiento” que resultó de un acuerdo alcanzado el año pasado con la FTC sobre privacidad en el accidentado lanzamiento de su red social Buzz. La empresa debe someterse a auditorías de privacidad cada dos años durante 20 años.

La Unión Europea está preparando una nueva ley que refuerce la protección de datos en Internet, que incluye crear el llamado derecho al olvido para permitir que la gente solicite, en algunas circunstancias, la eliminación de los datos que enviaron o subieron a páginas web.

Google no respondió a una petición de comentarios.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below