14 de marzo de 2012 / 13:07 / hace 6 años

Unicaja pide apoyo público para la fusión con CajaEspaña/Duero

MADRID (Reuters) - La malagueña Unicaja ha propuesto a las autoridades españolas la obtención de apoyos públicos para poder integrar a la sobreexpuesta al ladrillo Caja España-Duero, dijeron el miércoles fuentes conocedoras de la operación.

“Unicaja ha realizado una propuesta ante el Banco de España para poder recibir ayudas públicas pero no hay nada decidido, es sólo una propuesta, que está en manos del banco emisor y que también tendrá que ver la Comisión Europea, que tiene que estudiar si es viable con las normativas comunitarias”, explicó una fuente con conocimiento de las conversaciones.

Ni Unicaja ni el Banco de España quisieron comentar estas informaciones adelantadas el miércoles por El País, que sostenía que la entidad malagueña habría pedido al menos 1.000 millones de euros antes de avanzar con la integración con la entidad castellano-leonesa.

Las asambleas de ambas entidades ya dieron a finales de septiembre pasado luz verde a la fusión, que estaba pendiente entre otros trámites y autorizaciones de la integración de los activos financieros en una entidad común.

En el mercado también se considera que el desenlace de la fusión entre Unicaja y las castellano-leonesa depende en gran medida del destino que las próximas elecciones andaluzas deparen al presidente de la entidad malagueña, Braulio Medel.

Un portavoz de Caja España/Duero, con activos de unos 45.000 millones de euros, reconoció el miércoles que la fórmula de ayudar a la entidad con apoyo público es “una de las vías posibles que se están estudiando” sin concretar en qué consistían ni tampoco cuáles eran las otras alternativas que había encima de la mesa.

OBSESIÓN CON EL DÉFICIT

Otra fuente con conocimiento de las negociaciones reconoció que “la propuesta de Unicaja contempla el apoyo público pero en todo caso no generaría déficit público porque las ayudas se tendrían que devolver a precios de mercado y es ahí donde entra a valorar la Comisión Europea”.

Según el diario El País, las ayudas se destinarían a crear un banco malo con activos dañados de Caja España, cuya patrimonial inmobiliaria superaba los 8.000 millones de euros a finales de 2010.

Una portavoz de Unicaja, que tiene activos por importe de 36.000 millones de euros, se limitó simplemente a recordar que la entidad seguía trabajando en el proceso para adaptar el proyecto “a la nueva situación de realidad económico y financiera”, creado tras los nuevos requisitos inmobiliarias exigidos a la banca española.

En el marco de este ejercicio, las entidades españolas tienen que hacer saneamientos por importe de unos 52.000 millones, de los que 1.100 millones de euros correspondían a Banco Caja España.

Las nueves operaciones corporativas en el sector financiero español se enmarcan en el actual proceso de saneamiento contra activos inmobiliarios que el Gobierno español ha impuesto al sector financiero español.

Las entidades tendrán que tener finalizadas antes del 31 de marzo sus hojas de ruta para decir al Banco de España cómo piensan afrontar los nuevas coberturas del ladrillo y tienen hasta el 31 de mayo para presentar proyectos de fusión.

En general, las entidades disponen de un año para afrontar estas exigencias contra resultados, aunque el Real Decreto permite a las que se fusionan alargar estos plazos hasta dos años y realizar dotaciones también contra patrimonio.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below