12 de marzo de 2012 / 11:43 / hace 6 años

Báñez: Las protestas no deben desviar a España de las reformas

MADRID (Reuters) - El Gobierno no puede desviarse de su senda de reformas por las protestas en las calles, dijo el lunes la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, un día después de que decenas de miles de personas se manifestaran en 60 ciudades españolas en protesta contra la reforma laboral.

El Gobierno no puede desviarse de su senda de reformas por las protestas en las calles, dijo el lunes la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, un día después de que decenas de miles de personas se manifestaran en 60 ciudades españolas en protesta contra la reforma laboral. En la imagen, un manifestante sujeta una pancarta frente a la Puerta de Alcalá de Madrid, durante una protesta contra la reforma laboral, el 11 de marzo de 2012. REUTERS/Sergio Pérez

“La paz social es muy importante, pero eso no nos puede desviar de la atención principal de un Gobierno responsable en una grave crisis económica, que es gobernar pensando siempre en la mayoría”, dijo Báñez en Madrid, en una jornada organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD).

Las declaraciones de la ministra llegan tras una segunda jornada de manifestaciones en contra de una reforma vigente desde el 12 de febrero que facilita el despido y la reducción unilateral de salarios, y tres días después de que fuerzas sindicales convocaran a una huelga general para el 29 de marzo.

En este sentido, Báñez dijo que la huelga general no es la solución a los problemas de España.

“Las huelgas generales no crean empleo”, dijo.

Pese a que desde los sindicatos se reitera que la reforma laboral se ha llevado a cabo sin diálogo con ellos, la ministra ha insistido en que sí están produciéndose negociaciones, a la par que los contactos con grupos parlamentarios en el marco de la tramitación de la legislación en un Congreso en el que cuenta con una amplia mayoría.

“Hemos contado con el diálogo social, y seguiremos hablando con ellos (...) es una reforma que quiere contar con la aportación y la mejora al texto de todos los agentes sociales y todos los grupos parlamentarios”, dijo.

Horas antes, el secretario general del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez, había negado que hubiera un verdadero proceso de negociación, sino sólo contactos de índole técnica.

“Tenemos unas reuniones técnicas, así las definió el Gobierno, pero no arrojan ningún tipo de resultado, no es una negociación”, dijo Méndez en una entrevista con RTVE.

Asimismo, Méndez dijo que confía en que las medidas de fuerza emprendidas por los sindicatos puedan llevar al Gobierno a dar marcha atrás en ciertos aspectos de la reforma.

“En base a la experiencia, este es un Gobierno que al final termina haciendo lo contrario a lo que dice, y ojalá que evitara la convocatoria a la huelga del 29 de marzo, si no, yo creo que al final tendrá que modificar, como ya pasó en el año 2002 (cuando una huelga general llevó al anterior Gobierno del Partido popular a modificar una reforma laboral)”, agregó.

Más allá de los enfrentamientos entre Gobierno y sindicatos, una encuesta reciente demuestra que cerca un 75 por ciento de los españoles piensa que la reforma laboral no ayudará a crear empleo, pero un 67 por ciento cree que una huelga general no ayudará e incluso empeorará la situación.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below