29 de febrero de 2012 / 10:58 / hace 6 años

El BCE adjudica 530.000 millones de euros en fondos a 3 años

FRÁNCFORT, Alemania (Reuters) - El Banco Central Europeo asignó el miércoles 529.531 millones de euros en una operación de liquidez a tres años, una cifra levemente mayor a la esperada que apuntala las esperanzas de que fluya más crédito a las empresas y de que los costes de endeudamiento de los gobiernos de la zona euro sigan cayendo.

El Banco Central Europeo asignó el miércoles 529.531 millones de euros en una operación de liquidez a tres años, en una cifra levemente mayor a la esperada que apuntala las esperanzas de que fluya más crédito a las empresas y de que los costes de endeudamiento de los gobiernos de la zona euro sigan cayendo. En la imagen, una escultura del euro frente a la sede del Banco Central Europeo en Fráncfort el 24 de enero de 2012. REUTERS/Lmar Niazman

Un total de 800 bancos pidieron prestado dinero en la oferta. La demanda excedió los 500.000 millones esperados por los analistas consultados por Reuters y superó también los 489.000 millones asignados en la primera operación de este tipo realizada a finales de diciembre.

“Esto aumentará bastante el nivel de liquidez, lo que en definitiva es positivo o muy positivo para las operaciones de riesgo”, dijo el analista Luca Cazzulani de Unicredit.

El euro subió en un primer momento frente al dólar para luego moderar su alza, mientras que las acciones experimentaron pocos cambios tras la operación.

Los préstamos a tres años representan un nuevo intento del BCE por contener la crisis de deuda en la zona euro. El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo tras la primera operación que se había evitado un “gran, gran racionamiento del crédito”.

Los bancos usaron gran parte de los 489.000 millones de euros que les prestaron en la primera operación para cubrir vencimientos de deuda. Draghi los ha exhortado a prestar los fondos que soliciten en la operación del miércoles a los hogares y a las empresas, ayudando a fortalecer el crecimiento económico.

Las operaciones de financiación a largo plazo han absorbido gran parte del impacto de la crisis de la zona euro y han dado tiempo a los gobiernos para elaborar políticas sostenibles de crecimiento y presupuesto para los países afectados en la periferia del bloque.

El BCE espera que esta financiación tenga varios efectos positivos, como aumentar la confianza en los bancos, reducir la amenaza de un racionamiento del crédito y tentar a los bancos a comprar deuda soberana de Italia o España.

En vez de a un tipo plano, los fondos fueron ofrecidos a un tipo de interés que promedia el tipo de interés de sus operaciones de refinanciación a una semana durante los próximos tres años.

Esa tasa se encuentra actualmente en un mínimo histórico del 1,0 por ciento. Los bancos tienen la opción de devolver todo o una parte de los fondos en cualquier momento después de transcurrido un año.

Distintas fuentes dijeron a Reuters que el BCE quiere que esta operación sea la última, ya que teme que los bancos se vuelvan adictos a sus fondos y aspira a que la responsabilidad de combatir la crisis recaiga nuevamente sobre los gobiernos.

Los bancos ya han tomado más fondos del BCE que nunca antes y corren el riesgo de volverse demasiado dependientes de ese dinero. Por ejemplo, los bancos italianos tomaron más de 200.000 millones de euros en préstamos del BCE en enero, mientras que los de España y Francia no estuvieron muy lejos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below