23 de febrero de 2012 / 12:27 / hace 5 años

Los bancos europeos se desangran por la crisis de Grecia

LONDRES/PARIS (Reuters) - Los problemas de deuda de Grecia provocaron el jueves fuertes pérdidas a una parte del sector bancario europeo y sus directivos advirtieron de que la crisis de la zona del euro continuaría suponiendo una amenaza para sus resultados.

Desde Francia a Alemania, de Gran Bretaña a Bélgica, algunos de los bancos más grandes de la región revelaron miles de millones de euros en pérdidas por amortizaciones de préstamos griegos.

"Nos encontramos en la peor crisis económica desde 1929", dijo Jean-Paul Chifflet, presidente ejecutivo de Credit Agricole.

Credit Agricole anunció una pérdida neta trimestral de 3.070 millones de euros (4.060 millones de dólares), con un comportamiento peor al esperado por el coste que tuvo reducir su balance y tras un cargo de 220 millones de euros sobre su deuda griega.

"Creemos que 2012 será también un período tenso", dijo Chifflet. "Esperamos que nuestros resultados sean en gran medida mejores a los de 2011", agregó.

Los bancos de Europa ya han pasado a pérdidas miles de millones de euros por bonos y préstamos al gobierno griego, y un acuerdo alcanzado esta semana con los acreedores ocasionará pérdidas para los tenedores de bonos de un 74 por ciento.

"No podemos decir que las amortizaciones hayan concluido", dijo Franklin Pichard, director de Barclays de Francia. "Si bien algunos pueden decir que lo peor ha pasado nos encontramos sólo en una nueva etapa en términos de aprovisionamiento y no necesariamente al final", añadió.

A pesar del acuerdo del canje de bonos, los bonistas podrían sufrir un nuevo revés si la economía de Grecia no logra recuperarse.

Royal Bank of Scotland de Gran Bretaña reconoció una pérdida del 79 por ciento sobre sus bonos griegos -o 1.100 millones de libras- para 2011. El banco, de propiedad estatal, anunció el jueves una pérdida del cuarto trimestre de casi 2.000 millones de libras.

MUCHO MÁS GRANDES QUE GRECIA

Los problemas en el sector bancario de Europa son, sin embargo, mucho más grandes que Grecia.

"Hemos reducido el balance de RBS en más de 700.000 millones de libras de activos. Eso es cerca del doble de la totalidad de la deuda de Grecia", dijo el director de RBS, Stephen Hester.

Los bancos de la región siguen aún reparando el daño de la crisis financiera y reduciendo sus activos. Tienen que encontrar además 115.000 millones de euros para mediados de este año, para apuntalar sus balances contra futuros sacudidas, lo que será más difícil de lograr si hay un debilitamiento de la economía que afecte ganancias.

Commerzbank de Alemania, cuyas ganancias del cuarto trimestre se vieron afectadas por pérdidas de 700 millones de euros por la deuda soberana griega, necesita encontrar 5.300 millones de euros para cumplir los estrictos requerimientos establecidos por el regulador bancario europeo. Hasta ahora han perdido 2.000 millones de euros en bonos griegos.

El banco alemán dijo que podría reducir parte de su déficit desprendiéndose de activos de riesgo, si bien la crisis de deuda tiene aún el potencial de afectar las ganancias.

"El alto grado de incertidumbre asociada con la crisis de deuda soberana de Europa (...) continuará planteando desafíos", dijo el presidente ejecutivo, Martin Blessing.

AUN CON ESPACIO PARA UNA BONOS

Los gobiernos europeos esperan evitar más rescates del Estado para apuntalar al sector bancario y limitar las consecuencias de cualquier colapso.

El rescatado banco franco belga Dexia advirtió el jueves de que corría el riesgo de ir a la quiebra.

La financiera sufrió una pérdida neta en el 2011 de 11.600 millones de euros, golpeada por su desmembración y la exposición a la deuda griega y otros activos tóxicos tales como los valores respaldados por hipotecas de Estados Unidos.

Dexia, que aceptó una desmembración liderada por el Estado y la nacionalización de su filial bancaria belga en octubre y que ahora es apenas algo más que una tenedora de bonos en liquidación, contabilizó una pérdida de 3.400 millones de euros por sus inversiones en bonos soberanos griegos.

El banco de inversión francés Natixis, rescatado del casi colapso durante la crisis financiera de 2008 por una fusión respaldada por el Gobierno, desveló una caída menor a la esperada, de un 32 por ciento, en sus ganancias trimestrales.

A pesar de los débiles resultados, los bancos aún premian con retribuciones variables a sus ejecutivos.

RBS, en un 82 por ciento propiedad del gobierno británico, pagó casi 1.000 millones de libras en bonos a su personal en el 2011. Credit Agricole dijo que recortaría las bonificaciones de sus operadores en un 20 por ciento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below