16 de febrero de 2012 / 9:44 / en 6 años

La UE no se inmuta pese a la amenaza iraní de cortar el crudo

HONG KONG (Reuters) - El comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel De Gucht, quitó importancia el jueves al posible impacto de una suspensión por parte de Irán de sus suministros de petróleo y aseguró que esa amenaza no desviará a Europa de su oposición a que la república islámica se haga con la bomba atómica.

El comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel De Gucht, quitó importancia el jueves al posible impacto de una suspensión por parte de Irán de sus suministros de petróleo y aseguró que esa amenaza no desviará a Europa de su oposición a que la república islámica se haga con la bomba atómica. En la imagen del 15 de febrero, un petrolero entra en puerto en una refinería de Repsol en Cartagena. REUTERS/Francisco Bonilla

La cadena iraní en lengua inglesa Press TV dijo la víspera que Irán había frenado sus envíos de petróleo a España, Francia, Italia, Holanda, Portugal y Grecia - sus principales clientes europeos - en venganza por la prohibición europea a las importaciones iraníes que va a entrar en vigor en julio. Pero el Ministerio iraní del Petróleo desmintió la noticia.

De Gucht dijo que Europa debería adaptarse a las consecuencias de cualquier acción iraní y que sigue comprometida con frenar el programa de armas nucleares de Teherán.

“Si lo cortaran antes (el suministro), nos acomodaríamos más rápidamente, eso es lo que haríamos”, dijo a un grupo de empresarios y periodistas en Hong Kong antes de viajar a Pekín.

El comisario agregó que la UE está decidida a presionar a Irán para que controle sus ambiciones nucleares, justo cuando Teherán ha anunciado avances en su capacidad nuclear, incluyendo nuevas centrifugadoras capaces de enriquecer uranio más rápidamente.

“Nadie quiere que Irán tenga armas nucleares (...) No deberíamos cambiar nuestra línea porque es una amenaza por parte de Irán, así no es cómo funciona”.

Irán sostiene que su programa nuclear tiene solo propósitos pacíficos de generación de energía para uso civil. El país es el quinto exportador mundial de crudo, con 2,6 millones de barriles al día, de los cuales alrededor de una quinta parte va a la UE.

Los países occidentales han aumentado sus sanciones para bloquear las exportaciones iraníes de petróleo y la financiación del comercio por parte del banco central, y Teherán se ha visto obligada a recurrir al trueque para importar productos básicos como arroz, aceite para cocinar y té, según agentes comerciales.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below