25 de enero de 2012 / 13:42 / en 6 años

La UE prevé fuertes multas por violar las leyes de datos online

BRUSELAS (Reuters) - La Comisión Europea propuso el miércoles nuevas normas sobre la privacidad de los datos en Internet, poniendo más responsabilidad sobre las compañías para proteger la información de los usuarios, y dijo que los que las quebranten podrían ser multados con hasta un dos por ciento de su facturación anual.

La Comisión Europea propuso el miércoles nuevas normas sobre la privacidad de los datos en Internet, poniendo más responsabilidad sobre las compañías para proteger la información de los usuarios, y dijo que los que las quebranten podrían ser multados con hasta un dos por ciento de su facturación anual. Imagen de archivo de la vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, escuchando al primer ministro de Croacia, Jadranka Kosor (que no aparece en la foto) durante un encuentro de dirigientes del Partido Popular Europeo celebrada en Zagreb en marzo del año pasado. REUTERS/Nikola Solic

Tras dos años de estudiar los cambios en el uso de Internet y el comportamiento de los consumidores, la vicepresidenta de la Comisión, Viviane Reding, que está a cargo de la privacidad de los datos, dijo estar decidida a dar a las personas un mayor control sobre su información personal.

“La protección de datos personales es un derecho fundamental para todos los europeos, pero los ciudadanos no siempre sienten que tengan el control total de sus datos personales”, afirmó Reding, comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía.

“Un marco legal claro, fuerte y uniforme a nivel europeo ayudará a desarrollar el potencial del mercado digital único y fomentar el crecimiento económico, la innovación y la creación de empleo”.

Se espera que las nuevas normas, que han causado el temor entre las grandes empresas de tecnología y datos, entren en vigor a finales de 2013, una vez que hayan sido aprobadas por todos los estados de la Unión y por el Parlamento Europeo.

Uno de los aspectos más controvertidos es el que Reding llama “el derecho a ser olvidado”, que da a un ciudadano el derecho de que sus datos se retiren de las páginas web si lo desea. El acceso a una cierta cantidad de datos personales - y la huella digital que la gente deja tras usar Internet durante un periodo de tiempo - son elementos decisivos en el modelo de negocio de empresas como Facebook y otras redes sociales.

Además de causar consternación entre esas empresas, en contra del “derecho a ser olvidado” también están historiadores y autoridades estadounidenses, que argumentan que podría perderse información enormemente valiosa que forma parte de registros históricos.

Tras una intensa labor de presión en los últimos meses, el departamento de Reding ha tenido que diluir la propuesta, eliminando la responsabilidad de una compañía que no elimine todo el rastro de los datos de una persona si puede demostrar que una tercera parte los copió sin su conocimiento.

Además, los blogueros no se verán sometidos a las nuevas normas si escriben a nivel personal, con lo cual no tendrían la misma obligación de quitar toda la información si se les pidiera.

PREOCUPACIÓN EN LAS EMPRESAS

Algunas grandes empresas de Internet están más preocupados por las nuevas normas sobre el consentimiento de los usuarios - que obligaría a las compañías a conseguir la aprobación formal de un usuario para guardar sus datos, en lugar de darlo por asumido - que por las posibles multas.

Las páginas que siguen de cerca los intereses de los usuarios - como Amazon - temen que esa norma pueda impedirles proporcionar contenido personalizado basado en los temas recurrentes - como deportes o ropa - en el historial de navegación de un usuario.

Pero el potencial de multas también está causando consternación entre grandes empresas que usan o dependen de datos tecnológicos. En un primer momento, Reding quería multar a las empresas con hasta un cinco por ciento de su facturación anual mundial para cualquier infracción de las normas. Esa cifra se ha reducido hasta el dos por ciento, pero sigue siendo enorme. Para Google, por ejemplo, supondría hasta 800 millones de dólares, basándose en los ingresos que se esperan para 2011.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below