24 de enero de 2012 / 19:23 / hace 6 años

El FMI prevé que España incumpla los objetivos de déficit

MADRID (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional proyecta un déficit público para España superior a las metas fiscales comprometidas con Bruselas, tanto en 2012 como en 2013.

El Fondo Monetario Internacional proyecta un déficit público para España superior a las metas fiscales comprometidas con Bruselas, tanto en 2012 como en 2013. En la imagen, el ministro de Economía, Luis de Guindos (a la izquierda) en una reunión del Eurogrupo en la sede del consejo de la UE en bruselas, el 23 de enero de 2012. REUTERS/Yves Herman

Según el “Fiscal Monitor Update” publicado el martes, el organismo internacional proyecta un déficit público en 2012 del 6,8 por ciento y del 6,3 por ciento del PIB en 2013, frente a los objetivos oficiales del 4,4 y tres por ciento, respectivamente.

El deterioro previsto por el FMI es 1,7 puntos superior en 2012 y 1,9 puntos en 2013 con respecto a las previsiones anteriores del pasado mes de septiembre.

El nuevo Gobierno español anunció duras medidas de ajuste y alzas de impuestos tras desvelar que el déficit público en 2011 superaría en dos puntos el objetivo oficial. El propio Banco de España calcula que el quebranto fiscal en 2011 ascendió al 8,1 por ciento.

Tras la obsesión de priorizar los ajustes fiscales en Europa y a la vista de las consecuencias de la crisis de deuda en la zona, se ha reabierto el debate sobre cómo compatibilizar el equilibrio fiscal con una dinámica que preserve el crecimiento o evite la temida recesión.

El propio FMI, en su revisión sobre la política fiscal en el mundo, hace referencia a este asunto al señalar que “una mayor consolidación durante un proceso de contracción podría exacerbar más que aliviar las tensiones de los mercados debido a su impacto negativo en el crecimiento”.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo en rueda de prensa con el primer ministro portugués que las estimaciones del FMI - que calificó de “discutibles”, como cualquier previsión económica - sirven de acicate para seguir “haciendo nuestros deberes” y coincidió en la necesidad de combinar los ajustes fiscales con políticas de crecimiento, pese a señalar que tiene intención de continuar con la política de ajustes.

“Esto (la consolidación) debe venir acompañado de políticas de crecimiento económico (...). Por eso son muy importantes las reformas estructurales”, dijo en Lisboa Mariano Rajoy, que destacó las reformas laboral y financiera y las medidas de apoyo a los emprendedores que pretende aprobar el Ejecutivo.

A preguntas de periodistas sobre la posibilidad de que Bruselas suavice las metas fiscales ante el deterioro de las proyecciones económicas, Rajoy señaló que “eso se verá en su momento”.

“Yo lo que quiero decir es que España va a cumplir los objetivos de déficit que se marquen en el programa de Estabilidad”, dijo Rajoy. “Hoy es el 4,4 por ciento (previsto en 2012) y España va a cumplir hoy ese objetivo”.

El FMI proyecta para España una contracción económica del 1,7 por ciento en 2012 y del 0,3 por ciento en 2013 y advierte sobre el riesgo de recesión mundial si la crisis europea se intensifica. Su director de mercados monetarios y de capital, José Viñals, afirmó previamente el martes que el FMI considera que España cuenta con margen suficiente para suavizar sus objetivos de déficit de manera que no sean tan exigentes como en la actualidad.

MARGEN DE ACTUACIÓN

Estos comentarios llegan en un momento en el que la prensa y los analistas especulan sobre la posibilidad de que el Gobierno español se vea obligado a pedir a Bruselas que le permita rebajar las distantes metas de reducción del déficit público, difícilmente consistentes con la necesidad de reactivar una economía que camina hacia la recesión con el paro más alto de la Unión Europea.

Después de tomar las riendas del poder a mediados de diciembre del año pasado, el Ejecutivo de Mariano Rajoy señaló que el déficit público se desviará en 2011 hasta el entorno del 8,0 por ciento del PIB respecto al objetivo inicial del 6,0 por ciento, lo que le obligará a tomar medidas en materia de gasto y ahorro por unos 40.000 millones de euros si tiene que cumplir con las metas comprometidas con Bruselas para este año.

El viernes pasado, el Financial Times Deutschland dio a entender que el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, había sugerido dudas acerca del cumplimiento del objetivo de déficit del 4,4 por ciento para 2012, aunque tanto él como otros dirigentes del Gobierno han reiterado posteriormente los compromisos fiscales.

Posteriormente Montoro dijo que corresponde a Bruselas decidir si un nuevo escenario económico más realista de recesión permitirá suavizar los objetivos de déficit para 2012.

Hasta ahora el Gobierno ha anunciado medidas de reducción del déficit público (alzas de impuestos y recortes del gasto) por 15.000 millones, que no contribuirán a reactivar la economía nacional.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below