16 de enero de 2012 / 7:48 / hace 6 años

Irán advierte a los árabes que no apoyen las sanciones del crudo

TEHERÁN (Reuters) - Irán advirtió el domingo a sus vecinos del Golfo Pérsico que sufrirán consecuencias si aumentan su producción de petróleo para compensar la falta de crudo iraní debido a una posible prohibición internacional.

En una señal del profundo aislamiento de Teherán debido a su negativa a detener su actividad nuclear, el primer ministro de China visitaba Arabia Saudí en busca de mejores accesos a sus grandes reservas de gas y petróleo. En tanto, el Reino Unido dijo estar confiado en que la Unión Europea pronto prohibirá las importaciones de crudo desde Irán.

Grandes importadores de petróleo iraní se resisten al embargo, vital de la economía de Irán, debido a temores de que se disparen los precios del petróleo, en medio de las crisis de deuda y déficit, cuando sus economías tienen un alto desempleo.

Sin embargo, un informe del organismo de supervisión nuclear de Naciones Unidas, que dice que Irán parece haber trabajado en el diseño de una bomba atómica, dio un fuerte impulso a las sanciones contra el sector petrolero iraní.

Una nueva ley de Washington, firmada por el presidente Barack Obama en la víspera de Año Nuevo, sacaría del sistema financiero de Estados Unidos a cualquier institución que negocie con el Banco Central de Irán -que procesa los ingresos del petróleo.

Si se aplica plenamente, la ley hará imposible a la mayoría de los países la compra de petróleo iraní. Washington está ofreciendo exenciones a algunos países para permitirles seguir comprando petróleo iraní por ahora, pero a cambio les exige que reduzcan gradualmente sus importaciones.

Líderes de algunos de los países asiáticos que compran la mayor parte del petróleo iraní han comenzado a recorrer Oriente Próximo para conseguir líneas de suministro alternativo de los estados árabes.

Los compradores europeos también dependerán en mayor medida de los productores árabes de petróleo si una prohibición de la Unión Europea entra en vigor.

Sintiéndose cada vez acorralada, la elite clerical islámica iraní ha respondido con amenazas de bloquear la principal ruta marítima de petróleo de Oriente Medio.

Desde el Año Nuevo, Teherán también comenzó a enriquecer uranio en un búnker subterráneo y condenó a un ciudadano iraní estadounidense a la pena de muerte por cargos de espionaje.

Las tensiones en el Golfo Pérsico han provocado aumentos ocasionales en los precios del petróleo en las últimas semanas. Las sanciones también tienen un impacto real en la economía doméstica de Irán, causando un alza de los precios de los alimentos básicos importados y una caída de la moneda.

Irán tendrá elecciones parlamentarias en marzo, las primeras desde la votación presidencial del 2009 que llevó a nueve meses de protestas en las calles. Esas manifestaciones fueron reprimidas por la fuerza, pero desde entonces la “Primavera Árabe” mostró la vulnerabilidad de los estados en la región a la ira pública alimentada por dificultades económicas.

IRÁN ADVIERTE A ÁRABES DEL GOLFO

El gobernador iraní de la OPEP, Mohamad Ali Jatibi, dijo que Teherán considerará como un acto poco amistoso cualquier medida de los exportadores de petróleo vecinos del Golfo Pérsico para compensar las ventas de crudo iraní.

“Si (ellos) dan luz verde al reemplazo del petróleo de Irán, estos países serán los principales culpables de lo que pueda suceder en la región -incluido el Estrecho de Ormuz”, dijo Jatibi al periódico Sharq, refiriéndose al canal marítimo a través de cual pasa un tercio de los buques petroleros del mundo.

“Nuestros vecinos árabes no deberían cooperar con los aventureros (Estados Unidos y Europa) (...) estas medidas no serán percibidas como amistosas”, agregó.

Ali al-Naimi, ministro de Petróleo de Arabia Saudí, el mayor exportador de petróleo del mundo y el único de la OPEP con una enorme capacidad no utilizada, dijo el sábado que estaba listo y disponible para satisfacer cualquier aumento en la demanda. No hizo referencia directa a las sanciones a Irán.

El comandante de marina de Irán, Habibolah Sayari, dijo que Teherán podría ejercer el control sobre el Estrecho de Ormuz. Estado Unidos, cuyos buques de guerra patrullan la región, dijo que no tolerará ningún intento de interrumpir la navegación a través del estrecho.

Expertos militares dicen que Irán no podrá desafiar por mucho tiempo a la enorme flota liderada por Estados Unidos que vigila el estrecho, pero sus amenazas aumentan el riesgo de un error de cálculo que podría estallar en un enfrentamiento.

Los precios del petróleo cayeron al término de la semana pasada antes de las rebajas a la calificación crediticia de varias economías endeudadas de la zona euro por parte de Standard & Poor‘s, lo que contrarrestó el efecto alcista de los temores sobre las amenazas iraníes.

Pero la disputa con Irán daría un apoyo continuo a los precios, dicen corredores y analistas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán dijo el domingo que recibió una carta desde Washington sobre el Estrecho de Ormuz y que aún no han tomado una decisión sobre responder o no. Un portavoz del Ministerio no divulgó el contenido de la carta.

Teherán dijo el sábado que escribió una carta a Washington con evidencia de que la CIA estaba involucrada en el asesinato de un científico nuclear, por la explosión de una bomba puesta en su auto la semana pasada, la más reciente de varias muertes de ese tipo.

Países de Occidente sospechan que Irán está tratando de desarrollar su capacidad de armas nucleares. Irán dice que sólo está interesado en la tecnología nuclear para propósitos pacíficos tales como la generación de electricidad.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below