11 de enero de 2012 / 20:03 / en 6 años

ANÁLISIS-La gran humillación de los fondos de cobertura

BOSTON/NUEVA YORK (Reuters) - Excusas, excusas y más excusas.

Algunos de los más conocidos gerentes de fondos de cobertura han ofrecido un sinnúmero de excusas para intentar explicar el hecho de que sus inversiones dieron rendimientos menores a los de los principales índices bursátiles. Muchos grandes fondos de cobertura registraron pérdidas de dos dígitos.

En sus cartas a los inversores, los gerentes señalaron motivos como la crisis de deuda de Europa, una recuperación más lenta de lo esperado en Estados Unidos y sucesos impredecibles como el desastre nuclear en Japón, que en conjunto crearon un complicado entorno de negocios que se caracterizó por grandes y frecuentes oscilaciones inesperadas en los precios.

El resultado fueron un año humillante para la industria de los fondos de cobertura, que mueve unos 1,7 billones de dólares. El fondo promedio perdió un 4,8 por ciento y algunos fondos centrados en acciones sufrieron un retroceso medio del 19 por ciento, de acuerdo con una investigación de los analistas del Hedge Fund Research y Bank of America Merrill Lynch.

A los inversores que eludieron los fondos de cobertura y eligieron en cambio los fondos mutuos les fue mucho mejor.

Pero no todos están aceptando las excusas de los gerentes de los fondos de cobertura. Ellos dicen que no importa lo inteligentes que estos gerentes puedan ser, pueden cometer errores al igual que todo el mundo y no necesariamente están bendecidos con una perpetua visión especial de los mercados.

Los observadores de la industria dicen que lo que hizo tropezar a muchos famosos gerentes en 2011 fue que demasiados operadores se estaban agolpando sobre las mismas grandes acciones.

“Los inversores siempre están designando a un nuevo semidiós de los fondos de cobertura”, dijo el profesor Jim Liew, que enseña estrategias de fondos de cobertura en el Stern School of Business en la Universidad de Nueva York.

“Pero lo más seguro es que se decepcionen porque la regla general es que un gerente que puede subir un 40 por ciento un año puede bajar un 40 por ciento el año próximo. Son totalmente humanos”, disparó.

Un ejemplo es Whitney Tilson.

Su fondo T2 Partners LLC de 250 millones de dólares generalmente ha tenido un rendimiento superior a los principales índices bursátiles. Pero el año pasado fue una historia diferente, con una caída de un 25 por ciento en su principal fondo tras perder a lo grande en acciones como las de Iridium y Netflix.

“Ha sido una experiencia extremadamente frustrante y humillante”, escribió Tilson en una reciente carta a sus clientes.

Algunos en la industria de los fondos de cobertura dicen que los inversores deberían ser cautelosos antes de abandonar a los gerentes que perdieron mucho en 2011.

Los analistas de la industria dicen que a largo plazo los fondos de cobertura han superado a los principales índices, y que el año pasado podría simplemente haber sido uno de esos raros momentos que hacen tropezar incluso a los operadores más astutos e inteligentes.

Después de todo, los fondos de cobertura, a diferencia de la mayoría de los fondos mutuos, pueden apostar a que los precios de las acciones caerán al realizar ventas en corto, algo que les ayudó a obtener deslumbrantes ganancias en el pasado.

“No estoy diciendo que los fondos de cobertura hicieron todo perfectamente bien, pero es difícil enfrentar el tipo de condiciones adversas a las que se enfrentan estos gerentes”, dijo Francis Frecentese, que supervisa inversiones de fondos de cobertura para la rama de banca privada de Citigroup.

Pero los analistas en Goldman Sachs encontraron que hubo muchas oportunidades de hacer dinero con acciones el año pasado, a pesar de todas las turbulencias del mercado.

Para ser justos, a algunos les fue muy bien, incluyendo a Chase Coleman de Tiger Global, cuyo fondo ganó un 45 por ciento en gran parte por las inteligentes apuestas en corto.

Otros gestores a los que les fue bien incluyen a Philippe Lafont, cuyo Coatue Management ganó un 17 por ciento, y John Thaler, que logró un rendimiento del 13 por ciento en su fondo JAT Capital.

En una reciente nota de investigación un equipo de analistas de Goldman, dirigidos por el jefe de estrategia de acciones David Kostin, escribió que es sorprendente el pobre rendimiento de tantos gerentes en el 2011, porque cree que las oportunidades para escoger acciones buenas no fueron mucho peores que en cualquier otro año de las últimas tres décadas.

Cada trimestre, el equipo de Kostin confecciona una lista de 50 acciones que “son importantes para el rendimiento de los fondos de cobertura”. El año pasado, encontró que el rendimiento de esta canasta fue solo un 5 por ciento inferior al del índice amplio de acciones Standard & Poor’s 500.

“Hay demasiados jugadores corriendo tras las pocas oportunidades”, dijo Mary Ann Bartels, a cargo del análisis técnico y de mercado en Bank of America Merrill Lynch, respecto a las estrategias del año pasado.

/Por Svea Herbst y Katya Wachtel/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below