10 de enero de 2012 / 17:08 / hace 6 años

La UE y Japón se preparan para embargar el crudo iraní

TEHERÁN/VIENA (Reuters) - Europa y Japón avanzaron el martes en su plan de recortar las importaciones de crudo de Irán, donde un alto cargo criticó la condena de Occidente a la noticia de que Teherán está enriqueciendo uranio en un búnker subterráneo.

Europa y Japón avanzaron el martes en su plan de recortar las importaciones de crudo de Irán, donde un alto cargo criticó la condena de Occidente a la noticia de que Teherán está enriqueciendo uranio en un búnker subterráneo. Imagen de archivo del complejo petroquímico en la ciudad portuaria iraní de Asaluyeh, en la costa del golfo Pérsico, en mayo de 2006. REUTERS/Morteza Nikoubazl

Un día después de que Irán confirmase el inicio del proceso en una planta cercana a la ciudad sagrada de Qom y de que anunciara la sentencia a muerte de un estadounidense por espionaje, la Unión Europea (UE) adelantó un encuentro de ministros para decidir medidas similares a las de Estados Unidos que lleven a la interrupción de las exportaciones de petróleo iraní.

Japón tomó precauciones en caso de sumarse a un embargo internacional contra el crudo iraní al pedir a Arabia Saudí y a los Emiratos Árabes Unidos que ayuden a compensar cualquier déficit.

El enviado iraní en la agencia nuclear de la ONU, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA por su sigla en inglés), fue mordaz acerca de las reacciones a la noticia del lunes, confirmada por el OIEA, de que el centro de Fordow había empezado a enriquecer uranio.

Occidente sospecha que los trabajos pretenden desarrollar armas atómicas, mientras que Teherán asegura que tiene fines civiles.

Recalcando que el OIEA ha vigilado Fordow durante dos años, Ali Asghar Soltanieh dijo a la agencia iraní ISNA que la reacción occidental tenía “objetivos políticos”.

El gobernante clero en Teherán, presionado por sanciones que están alterando la economía antes de las elecciones parlamentarias, acusa a menudo a las potencias occidentales de querer derribar al Gobierno.

En Bruselas, la UE señaló que ha adelantado una semana, al 23 de enero, una reunión en la que los ministros de Exteriores del grupo -rival de China como el principal comprador de crudo iraní- tienen previsto confirmar un embargo del petróleo de la república islámica.

Los 27 gobiernos de la UE siguen debatiendo cuánto tiempo pueden permitirse algunas de sus debilitadas economías dependientes del petróleo sin un proveedor clave.

Aunque oficialmente es un cambio meramente administrativo para evitar una coincidencia con una reunión de líderes de la UE el 30 de enero, el adelanto del encuentro podría acelerar la aplicación de las sanciones después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, decidiera en la víspera de Año Nuevo suspender los pagos por el petróleo iraní.

Francia ha pedido medidas “de una escala y severidad sin precedentes” contra Teherán. Alemania y Reino Unido también lo condenaron y otros, como Grecia e Italia, que son grandes clientes del petróleo iraní, están buscando evitar la interrupción de las importaciones.

La decisión de la república islámica de hacer labores de enriquecimiento en el interior de una montaña hará más difícil que Israel o Estados Unidos intenten destruir las instalaciones. Ambos países han dicho que la acción militar es una opción de último recurso si la diplomacia y las sanciones no logran contener a Irán.

El Departamento de Estado estadounidense consideró que el enriquecimiento de uranio en Fordow implica una “escalada adicional” de las “continuas violaciones” iraníes a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

SENTENCIA DE MUERTE

La pena de muerte para Amir Mirza Hekmati, un ex traductor del Ejército estadounidense de 28 años nacido en Arizona y con doble nacionalidad, enfureció aún más a Washington, que niega que sea un espía y demandó su liberación inmediata.

Los dos anuncios se produjeron justo cuando las nuevas sanciones de Estados Unidos están causando problemas económicos reales a Irán. El rial perdió un 20 por ciento frente al dólar la semana pasada, aumentando el costo de la vida de los 74 millones de iraníes.

Teherán respondió con amenazas de que detendrá los embarques internacionales de crudo, una posibilidad que ha alterado a los mercados petroleros. Además, una elección parlamentaria prevista para dentro de dos meses está ampliando las divisiones políticas internas.

Irán se ha mantenido desafiante. En un discurso televisado el lunes, el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei declaró: “Las sanciones impuestas sobre Irán por nuestros enemigos no tendrán ningún impacto en nuestro país. La nación iraní cree en sus gobernantes”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below