5 de enero de 2012 / 20:48 / en 6 años

Hungría se compromete a un rápido acuerdo con el FMI y la UE

BUDAPEST (Reuters) - Hungría se comprometió el jueves a buscar un rápido acuerdo con los prestamistas internacionales para apuntalar sus mercados financieros, que se están hundiendo en una crisis debido a la desconfianza de los inversores con la política económica aplicada por el Gobierno.

Hungría se comprometió el jueves a buscar un rápido acuerdo con los prestamistas internacionales para apuntalar sus mercados financieros, que se están hundiendo en una crisis debido a la desconfianza de los inversores con la política económica aplicada por el Gobierno. En la imagen, un operador trabaja en BudaCash, una empresa de inversión en Budapest, el 5 de enero de 2012. REUTERS/Bernadett Szabo

Budapest enfrenta duras negociaciones sobre un nuevo acuerdo de financiación con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, quienes han dejado claro que el primer ministro, Viktor Orban, necesita cambiar su postura en una cuestionada ley que dicen que reduce la independencia del Banco Central.

Para Orban, que se ha enfrentado a la Unión Europea en un rango de asuntos incluyendo un gran impuesto sobre las ganancias inesperadas de los bancos, será muy difícil políticamente hacer un giro de 180 grados en su poco ortodoxa plataforma económica. Los analistas dicen que eso sólo podría pasar si Hungría se hunda en la crisis aún más.

Las autoridades debieron recortar el valor de una subasta de letras del Tesoro el jueves, lo que anticipa problemas de financiación en los próximos meses, y algunos analistas dijeron que el Banco Central tendría que elevar los tipos de interés pronto para detener la salida de capitales, imitando las medidas de emergencia que tomó en 2008.

Hungría buscó 20.000 millones de euros desde el FMI y la UE en un rescate hace tres años. El Gobierno conservador de Orban ha vuelto a negociar con el Fondo después de decir en la mitad de 2010 que no era necesario un nuevo acuerdo.

El ministro a cargo de las conversaciones, Tamas Fellegi, dijo que el Gobierno ahora quería llegar a un nuevo acuerdo de financiación “lo antes posible” y que estaba listo para discutir cualquier propuesta de los prestamistas y aceptarlas si es que estaban en el interés del país.

Fellegi dijo que Hungría aceptaría un acuerdo cautelar con el FMI, pero que recurriría a los fondos disponibles sólo si las condiciones del mercado lo hicieran necesario.

Desde su llegada al poder en 2010, el Partido de Orban, Fidesz, ha reforzado su control sobre los medios de comunicación y el tribunal constitucional superior, ha tomado fondos de pensiones privados e impuesto el más grande impuesto de Europa sobre los bancos, provocando una serie de reclamaciones internacionales.

PODRÍA LLEVAR MESES

El florín húngaro cayó a un nuevo mínimo versus el euro el jueves y los costes de seguro de crédito subieron. Fellegi aseguró que el Gobierno tenía clara la seriedad de la situación, lo que otorgó un poco de consuelo.

Pero los rendimientos de los bonos del Gobierno todavía se negociaban cerca del 11 por ciento y el coste del seguro de deuda emitido por bancos austriacos, que están fuertemente comprometidos con Hungría, subió, apuntando a los riesgos de un contagio.

Los analistas enfatizan que cualquier acuerdo con la UE y el FMI podría tomar semanas, si no meses.

De acuerdo a los datos del Banco Central, el Gobierno tenía 1,5 billones de florines (4.670 millones de euros) en depósitos en el Banco Central en noviembre.

También tenía alrededor de 600.000 millones de florines en activos que quedaron de la toma de pensiones del año pasado y podría vender su participación en el grupo de petróleo y gasolina MOL de ser necesario.

Esto podría hacer sentir a Orban que Hungría todavía tiene un colchón económico suficiente por unos meses más para cumplir con sus necesidades de refinanciación, incluso si es que no emite nueva deuda gubernamental.

El estado debe reinvertir casi 5.000 millones de euros de deuda externa en 2012, además de vencimientos en florines mientras comienza a repagar el anterior préstamo recibido por la UE y el FMI que salvó al país del colapso financiero en 2008.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below