22 de diciembre de 2011 / 16:48 / hace 6 años

Hungría atemoriza a los mercados tras la rebaja de S&P

BUDAPEST (Reuters) - La segunda rebaja en las calificaciones crediticias de Hungría a la categoría “basura” en un mes ha elevado el riesgo de una descomunal crisis, ya que los inversores están ansiosos por ver si esto llevará al país más cerca o más lejos de un rescate internacional.

La Comisión Europea dijo el jueves que Hungría aún tiene que responder formalmente a una carta del fin de semana del presidente del Ejecutivo del bloque, José Manuel Durao Barroso, en la que le pide la retirada de un proyecto de ley que, según Bruselas, transgrede la ley de la Unión Europea.

La disputa sobre una ley para reformar el banco central, que según la UE amenaza la autonomía de la entidad, llevó a un colapso de las negociaciones informarles con el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea la semana anterior.

“El presidente Barroso pidió que los proyectos fuesen retirados, porque está preocupado de que puedan contravenir el tratado”, afirmó el portavoz de la comisión Olivier Bailly en una rueda de prensa en Bruselas.

“No hemos alcanzado esa etapa todavía. Estamos aún a la espera de que las autoridades húngaras respondan la solicitud del presidente”, agregó.

Bailly comentó que las conversaciones que Budapest ha pedido para una posible ayuda financiera de la UE y el FMI comenzarían en enero y serían formales. El Gobierno ha dicho que espera que las negociaciones oficiales para una asistencia arranquen el 10 de enero.

En la noche del miércoles, Standard & Poor’s rebajó la calificación de largo plazo de la deuda de Hungría en un escalón a “BB+”, justo por debajo del grado de inversión. La agencia justificó la medida en las políticas impredecibles del Gobierno centroderechista y la renovada amenaza a la independencia del banco central.

La degradación, que amplió aún más la brecha con sus homólogos de Europa central, provocó una caída de su moneda, el florín, e impulsó los rendimientos de los bonos, lo que elevó la presión sobre el primer ministro Viktor Orban para que inicie las negociaciones con los prestamistas bilaterales para un plan de financiación.

El Gobierno dijo que la rebaja fue injustificada y que todavía esperaba comenzar las conversaciones el próximo mes.

La rentabilidad del bono de referencia a cinco años de Hungría se disparó por encima el 9 por ciento en un mercado de bajo volumen, aunque la subdirectora de la agencia de deuda del país dijo que no espera que la noticia genere un pánico vendedor.

Se espera que el partido oficialista Fidesz de Orban, que rompió relaciones con el FMI en 2010 para recuperar lo que llamó la “soberanía económica”, lleve adelante la legislación este año pese al rechazo de la UE.

“En este momento, (Orban) está sentado en un coche en curso de colisión y no está dispuesto a moverse”, dijo una fuente diplomática a Reuters el miércoles, antes de la rebaja de S&P.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below