7 de diciembre de 2011 / 16:08 / hace 6 años

Monti pierde apoyo en Italia tras las medidas de austeridad

ROMA (Reuters) - El respaldo público al nuevo primer ministro italiano, Mario Monti, ha caído desde que publicó un estricto paquete de austeridad, aunque se mantiene por encima del 60 por ciento, indicó un sondeo el miércoles.

El respaldo público al nuevo primer ministro italiano, Mario Monti, ha caído desde que publicó un estricto paquete de austeridad, aunque se mantiene por encima del 60 por ciento, indicó un sondeo el miércoles. En la imagen, el primer ministro italiano, Mario Monti, en una aparición en el programa de RAI Porta a Porta en Roma, el 6 de diciembre de 2011. REUTERS/Max Rossi

Los tres principales sindicatos convocaron dos huelgas generales y vieron una pérdida en su respaldo público el miércoles, tras experimentar divisiones entre las reacciones de las distintas confederaciones laborales.

Los funcionarios harán huelga durante ocho horas el 19 de diciembre contra el paquete de austeridad de 30.000 millones de euros, que afecta a las pensiones y a impuestos sobre la propiedad.

Estos paros se convocan después de que Monti se viera golpeado por un sondeo que muestra un descenso de su apoyo público al 64 por ciento, frente al 73 por ciento del que disfrutaba a finales del mes pasado, antes de que se conocieran los detalles sobre las medidas.

Monti, un ex comisario europeo que formó un Gobierno de tecnócratas el 17 de noviembre, dijo en una entrevista por televisión el martes en la noche que el paquete era vital para evitar el riesgo de que Italia se vuelva insolvente y que no sea capaz de pagar salarios del sector público o pensiones.

El nuevo primer ministro afirmó que confía en que los italianos verán que los sacrificios son necesarios y que las medidas son justas.

“Estoy seguro que habrá protestas e incluso puedo considerarlas justificadas, pero estoy seguro que los ciudadanos entenderán”, sostuvo.

DISTRIBUYENDO EL DOLOR

La encuesta de IPSO para el diario Corriere della Sera mostró que un 66 por ciento de los italianos aprueba las medidas en general, pero un desglose de los datos indicó que se encuentran divididos respecto a si se han distribuido con justicia.

Mientras que un 93 por ciento de los consultados en el sondeo dijeron que están de acuerdo con tributos que afectarán a los ricos, como nuevos impuestos sobre yates, coches de lujo y aviones privados, sólo un 30 por ciento estuvo de acuerdo con los planes para aumentar el IVA en dos puntos porcentuales a partir de septiembre de 2012.

Sólo un 39 por ciento estaba de acuerdo con los cambios en las pensiones.

A partir del 2012, las pensiones se calcularán sólo sobre la base de contribuciones pagadas al sistema en vez de los salarios al término de la carrera.

La edad mínima para la jubilación se ha elevado a 62 años desde 60 años para las mujeres, y a 66 años desde 65 años para los hombres.

Uno de los pasos más polémicos es la eliminación del ajuste anual de inflación para aquellos con pensiones mensuales de más de 936 euros.

Los sindicatos y algunos partidos políticos afirman que esa cifra es demasiado baja y que perjudicará a mucha gente.

La ministra de Bienestar, Elsa Fornero, dijo el miércoles a Reuters que el Gobierno podría elevar el mínimo para eliminar el ajuste de inflación para que afectase a las pensiones a partir de 1.400 euros, si se encuentra otro modo de obtener el ahorro necesario.

El paquete contempla un impuesto puntual del 1,5 por ciento sobre el dinero que vuelva a Italia dentro de la llamada amnistía “escudo fiscal” autorizada por el gobierno anterior, liderado por Silvio Berlusconi.

El sondeo mostró que el 73 por ciento de los italianos accedieron a esta medida en principio, pero sindicatos y partidos que apoyan al Gobierno tecnócrata de Monti han pedido que el impuesto, que afecta principalmente a los ricos, se eleve al menos al 3 por ciento.

Monti ha actuado para detener los intentos de diluir las medidas con enmiendas, indicando que las medidas están “cuidadosamente sopesadas” y que Italia tiene poco tiempo para aprobar el plan.

Tanto el Partido de la Libertad del Pueblo, del ex primer ministro Silvio Berlusconi, como el izquierdista Partido Democrático han dicho que propondrían cambios.

El sondeo mostró que el 70 por ciento de la gente está de acuerdo con las medidas de Monti contra la evasión fiscal.

Entre ellas hay una prohibición a las transacciones en efectivo por encima de los 1.000 euros -frente al 2.500 euros-, el uso de métodos de pago electrónicos en la administración pública, y rebajas fiscales para artesanos y empresas pequeñas que declaren sus ingresos.

/Por Philip Pullella/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below