7 de diciembre de 2011 / 7:44 / en 6 años

Grecia aprueba un presupuesto de austeridad tras manifestaciones

ATENAS (Reuters) - El Gobierno de coalición en Grecia aprobó el miércoles un presupuesto de austeridad para 2012 orientado a reducir su deuda creciente con subidas de impuestos y recortes de gastos, horas después de que manifestantes se enfrentaran con la policía fuera del Parlamento.

El Gobierno de coalición en Grecia aprobó el miércoles un presupuesto de austeridad para 2012 orientado a reducir su deuda creciente con subidas de impuestos y recortes de gastos, horas después de que manifestantes se enfrentaran con la policía fuera del Parlamento. Imagen del primer ministro griego, Lucas Papademos, dirigiéndose a Parlamento antes de la votación en Atenas el 6 de diciembre. REUTERS/Yiorgos Karahalis

Tres importantes partidos que apoyan al primer ministro, el tecnócrata Lucas Papademos, votaron sólidamente a favor del plan presupuestario, un paquete de medidas profundamente impopulares necesarias para recortar el déficit y mostrar a los prestamistas extranjeros que el país está poniendo sus finanzas en orden.

“Una aplicación exitosa de este presupuesto restaurará la credibilidad internacional del país y creará las condiciones para rescatar la economía”, dijo Papademos a los diputados, que aprobaron el plan con una mayoría de 258 de los 300 de la cámara en la madrugada del miércoles.

“No podemos darnos el lujo de seguir quejándonos (...) las metas son ambiciosas, pero viables”, agregó.

Pero el líder del partido conservador, Antonis Samaras, dejó claro que su apoyo busca únicamente rescatar a Grecia de una moratoria inmediata y se comprometió a suavizar las medidas impositivas y estimular el crecimiento si llega al poder en las elecciones previstas para febrero.

“Nuestros desacuerdos continúan (...) aprobamos el presupuesto porque es una prioridad absoluta salvaguardar la viabilidad de la deuda griega”, dijo Samaras, cuyo Partido Nueva Democracia es el favorito para vencer en los comicios, aunque sin mayoría absoluta.

Samaras se ha opuesto desde hace tiempo a las políticas de austeridad aplicadas por su rival socialista, el ex primer ministro Yiorgos Papandreu, de acuerdo con el paquete de rescate de 110.000 millones de euros acordado en 2010 con la UE y el FMI. El político opositor ha dejado claro que insistirá en elecciones anticipadas en febrero, después de que Atenas cierre un acuerdo de canje de bonos para recortar la deuda del país.

Grecia continuará las negociaciones con los tenedores privados de bonos sobre los términos específicos de ese acuerdo la próxima semana en Atenas, dijo el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, a los congresistas.

“Las cosas no son simples y las cosas no son fáciles. Llamo a todos los partidos de la coalición a apoyar al primer ministro y a mí (...) durante las decisiones difíciles y el aún más complejo y delicado manejo de la participación del sector público”, dijo Venizelos.

Se espera que la economía griega se contraiga más de un 5,5 por ciento en 2011, su cuarto año consecutivo de recesión, y el Gobierno espera que el Producto Interno Bruto (PIB) se contraiga también el próximo año en un 2,8 por ciento.

El plan de presupuesto está diseñado para bajar el déficit a un 5,4 por ciento del PIB desde un 9 por ciento proyectado este año, y generaría un superávit antes del pago de intereses - un paso clave para bajar la deuda griega.

La última vez en que Grecia consiguió un superávit de presupuesto primario fue en el período 1993-2002, justo antes de entrar en la zona euro en enero de 2001.

DISTURBIOS

Mientras los diputados debatían el presupuesto, cientos de jóvenes encapuchados arrojaban cócteles molotov y se enfrentaban con la policía en las afueras del Parlamento, tras una marcha para recordar la muerte de un estudiante a manos de la policía en 2008.

Este hecho condujo a los peores disturbios en décadas en el país y contribuyó al derrocamiento del Gobierno conservador de entonces.

La policía disparó gases lacrimógenos contra los manifestantes, que a su vez les lanzaron adoquines, palos de madera y cócteles molotov durante casi una hora. Pequeños grupos incendiaron contenedores de basura y rompieron algunos escaparates de tiendas y bancos en otras áreas.

Un segundo brote de violencia comenzó cuando miles de personas se unieron a una marcha por la tarde, y la policía volvió a usar gases lacrimógenos y formó un cordón en las afueras del Parlamento.

Más de 20 personas, incluyendo 14 policías, sufrieron heridas menores, informó la policía y un periodista de Reuters. Treinta y ocho manifestantes fueron arrestados y 11 estaban acusados de atacar a oficiales de policía y dañar la propiedad privada.

La participación fue menor a la de similares protestas en años anteriores y manifestaciones más recientes que atrajeron a decenas de miles de personas, pero siguen siendo un poderoso recordatorio de la ira por las medidas de austeridad. Aunque la mayoría de los griegos esperan que su situación económica empeore el año que viene, quieren quedarse en el euro, según han mostrado los sondeos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below