6 de diciembre de 2011 / 13:03 / hace 6 años

La amenaza de S&P, llamada de urgencia para la reforma

PARIS/BERLIN (Reuters) - La amenaza de Standard & Poors de rebajar las calificaciones crediticias a toda la zona euro sonó como una llamada de alerta que podría ayudar a Nicolas Sarkozy y Angela Merkel a forzar una reforma del Tratado de la Unión Europea en la cumbre de esta semana.

La amenaza de Standard & Poors de rebajar las calificaciones crediticias a toda la zona euro sonó como una llamada de alerta que podría ayudar a Nicolas Sarkozy y Angela Merkel a forzar una reforma del Tratado de la Unión Europea en la cumbre de esta semana. En la imagen, el mapa de Europa en una moneda de dos euros el 3 de diciembre de 2011 en Roma. REUTERS/Tony Gentile

El presidente francés y la canciller alemana están decididos a cambiar las normas europeas para imponer sanciones obligatorias a los países que excedan las metas de déficit fiscal, buscando restaurar la confianza de los mercados y evitar que la crisis de deuda soberana se salga de control.

Citando “continuos desacuerdos entre las autoridades políticas europeas sobre cómo combatir la crisis de confianza en el mercado inmediato”, S&P amenazó con recortar las calificaciones crediticias de 15 países, incluyendo a Alemania y Francia, en uno ó dos escalones.

También advirtió de una desaceleración del crecimiento en medio de tanta austeridad y pronosticó con una probabilidad del 40 por ciento una contracción del producto de la zona euro.

Una rebaja de notas podría requerir automáticamente que algunos fondos de inversión vendan bonos de los países afectados, lo que elevaría aún más los costos de financiación de esas naciones.

Merkel desestimó la amenaza.

“Lo que hace una agencia de calificación es su propia responsabilidad”, declaró, prometiendo que en la cumbre de esta semana los líderes europeos tomarán decisiones que restaurarán la confianza.

El portavoz presupuestario de su partido, Norbert Barthle, puso una nota de optimismo ante la acción de S&P.

“En realidad veo un efecto positivo, porque ahora todos deben estar al tanto de cuán grave es la situación”, declaró a Reuters. “Esto ayudará a la implementación de las propuestas presentadas por la canciller Merkel y el presidente Sarkozy para ayudar a estabilizar la zona euro”, agregó.

Jean-Claude Juncker, presidente de los 17 ministros de Finanzas del bloque o Eurogrupo, dijo que estaba “atónito” con el anuncio de S&P.

Juncker describió la medida de la agencia como “una exageración salvaje e injusta”, agregando que no tomó en cuenta el nuevo plan de austeridad de Italia, que hizo retroceder los costes de endeudamiento del país más grande de la zona euro afectado por la crisis.

En París, el despacho de Sarkozy declaró que S&P tomó su decisión el martes pasado, antes de que se conocieran tanto el presupuesto italiano como el plan francoalemán de normas presupuestarias más estrictas.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, llegó a Fráncfort para reunirse con varias autoridades europeas antes de la cumbre del jueves y viernes, indicio de que Washington comparte la visión de que la cita será clave para la economía global.

Geithner se reunirá con los líderes de Alemania, Francia, Italia, España, las instituciones de la UE y el Banco Central Europeo (BCE) para presionar a favor de medidas decisivas que eviten la crisis en su cuarto viaje a la complicada región desde inicios de septiembre.

El plan de Sarkozy y Merkel para obligar a los estados a recortar sus déficits se vería acompañado por un lanzamiento adelantado de un fondo de rescate permanente para los estados europeos en problemas.

El programa podría darle el apoyo político necesario al BCE para comprar más bonos de países en problemas, a modo de contención de corto plazo, evitando que los países se queden sin dinero si no pueden vender sus bonos en el mercado abierto.

Sarkozy y Merkel dicen que quieren que las reformas del Tratado de la UE sean acordadas en marzo y ratificadas después de las elecciones presidenciales y legislativas en Francia de junio. “Necesitamos ir rápido”, dijo Sarkozy.

S&P comentó que concluirá su revisión “tan pronto como sea posible” tras la cumbre, dejando en claro que quería ver soluciones tanto políticas como financieras.

Agregó que podría rebajar en un escalón las notas de Austria, Bélgica, Finlandia, Alemania, Holanda y Luxemburgo, y en dos escalones a los restantes nueve países de la zona euro bajo revisión, incluida la calificada con nota máxima Francia. Chipre ya fue puesto en observación a la baja y Grecia tiene una nota CC en categoría “basura”.

Las acciones europeas, los futuros de bonos y el euro fueron golpeados por la advertencia, que redujo una escalada en las acciones globales que comenzó la semana pasada cuando el índice accionario mundial MSCI cayó un 0,6 por ciento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below