17 de noviembre de 2011 / 11:01 / hace 6 años

Monti acude al Senado con sus planes de reforma

El primer ministro italiano, Mario Monti, presenta el jueves las medidas de austeridad con las que pretende recuperar la confianza en las dañadas finanzas públicas del país en una intervención ante el Senado tras la cual se someterá a una moción de confianza sobre su nuevo gobierno. En la imagen, Mario Monti hace sonar la campana, lo que significa el principio de su primera reunión de gabinete, en el palacio Chigi, en Roma, el 16 de noviembre de 2011.Stefano Rellandini

ROMA (Reuters) - El primer ministro italiano, Mario Monti, presenta el jueves las medidas de austeridad con las que pretende recuperar la confianza en las dañadas finanzas públicas del país en una intervención ante el Senado tras la cual se someterá a una moción de confianza sobre su nuevo gobierno.

El antiguo comisario europeo, que asumió el cargo el miércoles, presenta su programa en el Senado alrededor de la 1pm hora local (12:00 GMT) y se someterá a la votación por la tarde. El viernes repetirá el proceso en la Cámara Baja.

Monti comienza su primer día completo como primer ministro consolado por una encuesta que dice que tiene el apoyo de la gran mayoría de los italianos. El sondeo del respetado Instituto Piepoli para el diario La Stampa, realizado justo antes de que ocupara el cargo oficialmente, mostró que el 73 por ciento de los consultados creía que podría formar un gobierno capaz de encabezar un esfuerzo extraordinario para arreglar los problemas del país.

Incluso el 60 por ciento de los votantes del centro derecha, partidarios del anterior gobierno de Silvio Berlusconi, dijeron tener fe en Monti.

En un editorial en portada, el periódico Corriere della Sera dijo que Monti ha recibido un "coro de plácets" de Italia y Europa.

Con Italia en el corazón de la crisis de deuda de la eurozona, es poco probable que las medidas que anuncie el nuevo primer ministro basten por sí solas para recuperar la dañada confianza de los mercados. Pero sí serán vitales para restaurar la credibilidad ante sus socios internacionales, que hacía tiempo que habían perdido la paciencia con las repetidas promesas incumplidas de su extravagante predecesor.

Monti se ha quedado con la cartera clave de Economía y ha nombrado ministro de Industria a Corrado Passera, consejero delegado de Intesa Sanpaolo, uno de los dos grandes bancos italianos, en un gabinete no elegido y sin políticos.

Entre las posibles medidas se encuentran la reforma del sistema que permite a muchos italianos jubilarse antes de los 65 años, así como la flexibilización del despido y de la contratación. También se ha especulado con que podría crear un impuesto sobre los activos privados, posiblemente las primeras residencias, una medida a la que se ha opuesto enérgicamente el partido de centroderecha de Berlusconi y que han pedido repetidamente la izquierda y los sindicatos.

Monti ha dicho que quiere quedarse hasta la fecha prevista para las próximas elecciones, en 2013, pero la negativa de los principales partidos a incluir a políticos en el gabinete podría hacerle la vida difícil y hace suponer que le costará más conseguir apoyos para sus medidas.

/Por James Mackenzie/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below