16 de noviembre de 2011 / 17:54 / en 6 años

El nuevo Gobierno tecnócrata italiano asume el poder

ROMA (Reuters) - El ex comisario europeo Mario Monti juró el miércoles el cargo como primer ministro de Italia y formó un nuevo Gobierno tecnócrata para hacer frente a una gran crisis de deuda que amenaza a la zona euro, con el que espera tranquilizar a los mercados financieros.

El ex comisario europeo Mario Monti juró el miércoles el cargo como primer ministro de Italia y formó un nuevo Gobierno tecnócrata para hacer frente a una gran crisis de deuda que amenaza a la zona euro, con el que espera tranquilizar a los mercados financieros. En la imagen, Monti y su predecesor Silvio Berlusconi en el palacio Chigi de Roma, el 16 de noviembre de 2011. REUTERS/Stefano Rellandini

El presidente Giorgio Napolitano tomó juramento al nuevo Gobierno, formado por 16 miembros, entre ellos tres mujeres, en su palacio el miércoles por la tarde, poniendo fin a una caótica crisis política que colocó a Italia en el centro de los apremiantes problemas de la zona euro.

El Gobierno tiene la urgente tarea de abordar una crisis que ha llevado los costes de financiación de Italia a niveles insostenibles y que dejó al país al borde del desastre económico.

En declaraciones realizadas después de presentar a su gabinete, Monti dijo: “Nos sentimos seguros con lo que hicimos y hemos recibido muchas señales de aliento de nuestros socios europeos y el mundo”.

“Todo esto, confío, se traducirá en calmar esa parte de las dificultades del mercado que concierne a nuestro país”, agregó.

La designación del respetado ex comisario europeo en reemplazo del extravagante magnate de los medios Silvio Berlusconi generó un alivio en las capitales de la zona euro.

La canciller alemana, Angela Merkel, estima mucho a Monti, dijo su portavoz en Berlín, agregando que está lista para reunirse con él. En el pasado, los líderes mundiales intentaron distanciarse de Berlusconi, famoso por su humor subido de tono y sus errores diplomáticos.

Monti, un respetado profesor de economía, dijo que asumirá también el crucial cargo de ministro de Economía en su nuevo Gobierno.

Corrado Passera, presidente ejecutivo del mayor banco minorista de Italia Intesa Sanpaolo, será el ministro de Infraestructura e Industria.

DISPUTAS

Después de disputas entre los partidos que complicaron la tarea de Monti, el nuevo Gobierno no tiene políticos.

Algunos analistas dicen que la falta de políticos en el Gobierno podría volverlo más vulnerable a emboscadas en el Parlamento mientras intenta aprobar las impopulares medidas.

Pero Monti dijo que la falta de políticos fortalecerá, en vez de debilitar, al Gobierno permitiéndole evitar las disputas políticas y avanzar con las vitales reformas.

“La ausencia de personalidades políticas en el Gobierno ayudará, en vez de dificultar, una base sólida de apoyo al Gobierno en el Parlamento y en los partidos políticos debido a que eliminará un terreno de desacuerdo”, declaró.

Monti dijo que presentará su programa de austeridad al Senado el jueves. Se espera que esto sea seguido por un voto de confianza en ambas cámaras.

Las reformas fueron solicitadas por líderes europeos para contener la crisis en medio de los problemas de la zona euro.

Los analistas en general dieron la bienvenida al gabinete y a la decisión de Monti de asumir la cartera de Economía. “Obviamente quiere estar en control del área más crítica”, dijo el jefe economista de Mizuho, Riccardo Barbieri.

Monti señaló que el éxito del Gobierno depende de explicar al público unas medidas de austeridad que se prevé que serán duras.

La nueva administración fue formada en menos de tres días en un intento por hacer frente a la crisis pilotada por Napolitano después de que la confianza de los mercados en Italia se derrumbara.

El Gobierno sería apoyado por una abrumadora mayoría en ambas cámaras del Parlamento, de acuerdo al amplio apoyo externo prometido por la mayoría de los partidos políticos, excepto la Liga Norte, un socio en la saliente coalición de Berlusconi.

El proceso es seguido de cerca por los mercados, aún nerviosos por la habilidad de Italia para salir de una crisis centrada en su enorme deuda pública y un lento crecimiento, a pesar de la renuncia el sábado de Berlusconi como primer ministro, cuyo fracaso para aprobar reformas clave precipitó un colapso en la confianza.

Subrayando cuánto está en juego, los rendimientos de los bonos a 10 años de Italia subieron a más del 7 por ciento de nuevo el miércoles, el nivel en el que Grecia e Irlanda se vieron forzados a recibir rescates.

Las defensas de la zona euro no son lo suficientemente grandes para financiar una operación similar en Italia, la tercera mayor economía de la región, por lo cual es crucial la resolución de la actual crisis de deuda.

El anuncio del Gobierno no tuvo un efecto inmediato en los rendimientos.

Un tema clave para el éxito de Monti es el respaldo del partido PDL de Berlusconi.

Napolitano nominó a Monti para el cargo de primer ministro el domingo por la noche.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below