14 de noviembre de 2011 / 12:07 / hace 6 años

Merkel: Europa vive su peor crisis desde la II GM

LEIPZIG (Reuters) - La canciller alemana Angela Merkel dijo el lunes que Europa debe moverse paso a paso hacia la unión política, describiendo la crisis de deuda soberana de la zona euro ha sumido a Europa como “la hora más dura desde la Segunda Guerra Mundial”.

La canciller alemana Angela Merkel dijo el lunes que la crisis de deuda soberana de la zona euro ha sumido a Europa en lo que posiblemente sea la mayor crisis del continente desde el final de la II Guerra Mundial. En la imagen, Angela Merkel delivers durnate un discurso en la convención de su partido la Unión Demócrata Cristiana (CDU) en Leipzig, el 14 de noviembre de 2011. REUTERS/Kai Pfaffenbach

En una conferencia de una hora ante miles de delegados de su Partido Democristiano (CDU), Merkel no ofreció nuevas ideas para resolver la crisis que ha obligado a rescatar a Grecia, Irlanda y Portugal, y ha provocado preocupaciones por la supervivencia de la eurozona de 17 países.

Sin embargo, dejó claro que Alemania tendrá que hacer más sacrificios.

“El desafío de nuestra generación es terminar lo que empezamos en Europa, y eso es traer, paso a paso, una unión política”, dijo Merkel en el congreso de su partido en Leipzig, en el este de Alemania.

Se suponía que los dos días de encuentro del partido se centrarían en educación, pero desde el principio se han visto dominados por la crisis de deuda de la eurozona, que no parece amainar pese al nombramiento de nuevos Gobiernos tecnócratas en Grecia y Alemania.

Merkel, que asumió el cargo en 2005, no se enfrenta a unas elecciones hasta 2013, pero sabe que podría ser otra víctima de la inestabilidad europea si no juega bien sus cartas.

El CDU es el partido de Helmut Kohl, que dirigió a Alemania en su entrada en el euro.

Casi 13 años después, muchos conservadores alemanes están incómodos con los rescates a estados europeos débiles pagados por los contribuyentes, están molestos con las recaídas fiscales en países como Grecia y temen que la crisis pueda comprometer la independencia del Banco Central Europeo. Algunos miembros del partido creen que todo el proyecto fue un error que ahora debe deshacerse.

Pero Merkel afirma que Alemania tiene una responsabilidad hacia sus socios y es vulnerable si otros estados de la eurozona se ven arrastrados a la crisis, recordando al partido que el 60 por ciento de las exportaciones alemanas van a la UE.

“Los problemas irlandeses son problemas eslovacos, los problemas griegos son problemas holandeses y los problemas españoles son problema nuestro”, dijo Merkel. “Nuestra responsabilidad no termina en nuestras fronteras”.

Al mismo tiempo, la canciller dejó claro que hay líneas rojas que Alemania no está preparada para cruzar, rechazando la idea de eurobonos conjuntos y otras soluciones rápidas que, según Berlín, restarían incentivos a los estados de la eurozona para tener políticas fiscales responsables.

“DURO CAMINO POR DELANTE”

“La parte difícil es que la crisis no se creó en una noche, es el resultado de décadas de errores y no podemos resolverla de un golpe. Tenemos un largo, duro camino por delante”, dijo.

Merkel está en una posición difícil en el congreso del partido en Leipzig, que se celebra bajo el lema “Por Europa - Por Alemania”.

La principal resolución de la cúpula del CDU parecen ser dos mensajes aparentemente contradictorios: que Alemania se ha beneficiado enormemente del euro, debe asumir algunas cargas para salvarlo y estar dispuesta a ceder soberanía a Bruselas, y que debe tratarse con dureza a los estados miembros que infringen las normas fiscales europeas, e incluso expulsarles del bloque.

Ambas visiones forman parte de una estrategia deliberada de Merkel para contrarrestar las posiciones de los partidos rivales, como hizo en su primera legislatura con la política familiar y medioambiental, y elevar las opciones de su coalición para 2013, cuando asociarse con los Socialdemócratas (SPD) o los Verdes podría ser su única esperanza para conservar el poder.

Desde que se convirtió en canciller hace seis años Merkel ha supervisado una drástica transformación del CDU que lo ha dejado casi irreconocible del partido de libre mercado y cercano a los negocios que se reunió en la misma Leipzig en 2003.

Entonces, a la canciller se la comparaba a menudo con la dura reformista británica Margaret Tatcher, una comparación que ya no hace nadie tras su brusco giro a la izquierda.

Pero si la crisis de la eurozona estalla antes de las próximas elecciones alemanas, forzando a uno o más países a salir del grupo y golpeando la economía de la región, entonces es posible que ni siquiera las más astutas maniobras políticas la salven.

/Por Noah Barkin y Stephen Brown/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below