13 de noviembre de 2011 / 14:18 / hace 6 años

La APEC busca un cortafuegos contra la crisis europea

HONOLULU, EEUU (Reuters) - Los líderes de Asia-Pacífico pedirán el domingo a los países que hagan todo lo que puedan por incentivar el crecimiento económico, uniéndose alrededor de la amenaza común de la crisis de deuda de Europa pese a las divisiones sobre comercio y políticas cambiarias.

Los líderes de Asia-Pacífico pedirán el domingo a los países que hagan todo lo que puedan por incentivar el crecimiento económico, uniéndose alrededor de la amenaza común de la crisis de deuda de Europa pese a las divisiones sobre comercio y políticas cambiarias. En la imagen, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hace un brindis con sus invitados durante la noche inaugural de la cumbre de la APEC en Honolulu, el 12 de noviembre de 2011. REUTERS/Larry Downing

Tras un inusual éxito al cerrar un pacto en el marco de un acuerdo comercial regional, los líderes de las 21 naciones que componen el foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés) centrarán su atención al problema más inmediato de evitar un contagio de Europa.

Tras conversaciones el domingo, se prevé que los líderes emitan un comunicado expresando su preocupación de que los problemas de deuda no resueltos de Europa se extiendan a la región de Asia-Pacífico.

A diferencia de Estados Unidos, donde la Reserva Federal ya ha bajado los tipos de interés hasta cerca de cero, muchas economías asiáticas tienen margen para reducir sus costes referenciales de endeudamiento para impulsar un crecimiento más rápido. La mayoría de ellas también presume de buenas finanzas públicas, lo que les da más libertad para fomentar el gasto gubernamental.

“No veremos mucho crecimiento desde Europa hasta que se resuelvan los problemas”, indicó el presidente estadounidense, Barack Obama. “Y eso tendrá un efecto desalentador en la economía. Pero si al menos podemos contener la crisis, entonces una de las grandes posibilidades que tenemos es ver a la región Asia Pacífico como un motor extraordinario de crecimiento”, agregó.

Pero ese motor se está desacelerando y los líderes asiáticos, preocupados por la inflación, podrían no querer que se acelere de nuevo. China es reticente a iniciar una nueva gran ronda de estímulo como la que lanzó en 2009 debido a la preocupación del gasto sobredimensionado.

Probablemente el crecimiento económico de China caiga por debajo del 9 por ciento el próximo año por primera vez en una década. Aún así, su expansión sería cuatro veces más rápida que la de Estados Unidos.

COMERCIO Y EL YUAN CHINO

Aunque los líderes harán una demostración de unidad, la cumbre de la APEC ha dejado en evidencia crecientes divisiones, particularmente entre los dos mayores participantes: Estados Unidos y China.

Un responsable de la Casa Blanca dijo que Obama advirtió al presidente chino, Hu Jintao, de que los estadounidenses estaban cada día más impacientes y frustrados con el ritmo de cambio en la política económica de China.

Obama y Hu se reunieron el sábado y el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que el mandatario estadounidense fue “muy directo” con el líder chino sobre la divisa y los asuntos comerciales durante su reunión.

Estados Unidos lleva tiempo quejándose de que China mantiene artificialmente la debilidad de su divisa, el yuan, para dar ventajas a sus exportadores. China responde que el yuan sólo subirá gradualmente para evitar dañar a la economía y elevar el desempleo, lo que afectaría el crecimiento global.

Hu fue citado por Chinanews.com en Pekín el domingo señalando que una gran apreciación del yuan contra el dólar no ayudaría a los problemas de desempleo y comercio de Estados Unidos.

“Los problemas de desempleo y déficit no son causados por el tipo de cambio del yuan. Incluso una mayor apreciación del yuan no resolverá los problemas que afronta Estados Unidos”, sostuvo Hu, en declaraciones repetidas por el Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Ejecutivos empresariales de la región reunidos en Honolulú también expresaron cierta frustración con China, aunque la mayoría dijo que prefería un acercamiento suave para evitar tensar las relaciones comerciales.

“Incluso entre amigos a veces hay disputas y hay momentos de tensión”, comentó John Lechleiter, consejero delegado de la farmacéutica Eli Lilly. “Espero a medida que surjan estas cosas se pueda lidiar con ellas de manera diplomática”, dijo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below