13 de noviembre de 2011 / 9:10 / hace 6 años

Berlusconi dimite y una multitud lo celebra en Roma

Silvio Berlusconi renunció el sábado al cargo de primer ministro, despejando el camino a un Gobierno de emergencia que los italianos esperan que los salve de la ruina, mientras miles de manifestantes brindaban por el fin de una era de escándalos. En la imagen, Berlusconi saluda mientras abandona en coche su residencia en el centro de Roma, el 12 de noviembre de 2011.Stringer

ROMA (Reuters) - Silvio Berlusconi renunció el sábado al cargo de primer ministro, despejando el camino a un Gobierno de emergencia que los italianos esperan que los salve de la ruina, mientras miles de manifestantes brindaban por el fin de una era de escándalos.

Berlusconi, quien no logró obtener una mayoría en una votación clave el martes, presentó su renuncia después de que el Parlamento aprobara un paquete de medidas exigidas por sus socios europeos para restablecer la confianza del mercado en las finanzas públicas de Italia.

El presidente Giorgio Napolitano aceptó la renuncia de Berlusconi tras una reunión entre ambos en el palacio presidencial, comunicó su oficina.

Se espera que se le encomiende la tarea de formar un nuevo Gobierno al ex comisario europeo Mario Monti, que tendrá por objetivo hacer frente a una crisis financiera que elevó los costes de crédito de Italia a niveles insostenibles.

Más de mil manifestantes portaban pancartas que se burlaban de Berlusconi frente al palacio presidencial Quirinale. "Payaso, payaso, payaso", gritaban al millonario, que ha sido el primer ministro italiano que más ha durado en el cargo.

La multitud se volvió tan incontrolable que Berlusconi tuvo que dejar Quirinale por una salida lateral y en secreto.

Los manifestantes estallaron en gritos tras escuchar la noticia de que Berlusconi había dimitido y la plaza se tiñó de un ambiente de fiesta con gente bailando y descorchando botellas de champán.

Una orquesta, cerca del palacio, entonó el coro Aleluya del Mesías de Handel. "Estamos aquí para regocijarnos", dijo uno de los músicos.

También hubo manifestantes frente a la oficina del primer ministro y del Parlamento, silbando y abucheando a ministros mientras caminaban entre los dos edificios.

Un pequeño grupo de manifestantes pro-Berlusconi se reunieron frente a su residencia, pero eran superados en número por los opositores.

Tras la renuncia, cientos de personas gritaban "cárcel, cárcel, cárcel", mientras transitaban desde el palacio presidencial a la residencia de Berlusconi para seguir celebrando bajo sus balcones.

"Esto es algo que me entristece profundamente", dijo Berlusconi a sus colaboradores, según la agencia de noticias italiana Ansa.

El Quirinale anunció que Napolitano comenzaría las consultas con políticos el domingo a las 08:00 GMT. Se espera que pida esta misma noche a Monti que forme un nuevo Gobierno.

ECONOMÍA CON PROBLEMAS

Italia, la tercera economía de la zona euro, se acercó a un desastre esta semana cuando los rendimientos de los bonos a 10 años superaron el 7,6 por ciento, el nivel que llevó a Irlanda, Portugal y Grecia a buscar un rescate internacional.

Berlusconi había prometido dimitir una vez que el Parlamento aprobara el paquete de reformas económicas, exigidas por los socios europeos para restablecer la confianza en las tensas finanzas públicas de Italia.

Se espera que Monti, nombrado por Napolitano senador vitalicio el miércoles, designe un Gabinete relativamente pequeño constituido por tecnócratas especializados para dirigir a Italia a través de la crisis.

Ya que las próximas elecciones no se celebran hasta 2013, un Gobierno tecnócrata podría tener unos 18 meses para aprobar dolorosas reformas económicas, pero necesitará asegurarse el respaldo de la mayoría del Parlamento y podría caer antes de eso.

Incluso mientras se prepara la formación del Gobierno ya aparecen señales de oposición. El partido de Berlusconi (PDL) está dividido entre facciones, unos dispuestos a aceptar un Gobierno de Monti y otros profundamente en contra de la idea.

La deuda pública de Italia es la segunda más alta de la zona euro después de Grecia, un 120 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), y más de una década de anémico crecimiento económico ha llevado al país al corazón de la crisis de deuda de la zona euro y cerca de un rescate que sus socios europeos no pueden financiar.

Los mercados financieros han respaldado un Gobierno de Monti y los rendimientos cayeron debajo del nivel crítico del 7 por ciento a medida que se acercaba la renuncia de Berlusconi.

"No tenemos aún un nuevo Gobierno en Italia y tenemos que esperar, pero estoy seguro de que si Mario Monti es nombrado hará todo lo necesario para restablecer la confianza de los mercados financieros en Italia", dijo a Reuters Alessandro Profumo, ex jefe del mayor banco de Italia, Unicredit.

Berlusconi, que se enfrenta a una serie de escándalos y juicios, desde fraude tributario a pagar a una prostituta menor de edad por servicios sexuales, había estado durante semanas bajo presión para que renunciara porque la crisis en los mercados amenazaba con salirse de control.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below