10 de noviembre de 2011 / 10:50 / en 6 años

Bruselas tampoco cree que España cumplirá el objetivo de déficit

La economía española crecerá un 0,7% este año y el siguiente, mientras que su déficit público se situará en el 6,6% en 2011 y en el 5,9% en 2012, dijo el jueves la Comisión Europea. En la imagen, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Olli Rehn, en la sede de la Comsión en Bruselas, el 10 de noviembre de 2011.Yves Herman

MADRID (Reuters) - A pocos días de las elecciones generales, Bruselas echó un jarro de agua fría al Gobierno al unirse a las voces de aquellos que advierten de que España no cumplirá con su calendario de consolidación fiscal en un contexto dominado por pírricas tasas de crecimiento.

Las proyecciones de Bruselas divulgadas el jueves - en medio de la crisis más severa de la historia de la eurozona - han indicado que España cerrará este año con un déficit del 6,6 por ciento frente a un objetivo oficial del 6,0 por ciento, que tantas veces ha sido calificado como una meta "incondicional" por parte del Ejecutivo español.

Este pronóstico está muy cerca del elaborado por BBVA Research, que el martes apuntó a que el déficit público español se situará este año en la órbita del 6,5 por ciento.

También un informe reciente del Banco de España advertía de un riesgo de incumplimiento del objetivo de déficit este año.

Pero Bruselas no sólo ve 2011 como el único año en que España no cumplirá con su objetivo de reducción del déficit fiscal. La Comisión Europea también ha cuestionado las previsiones del Ejecutivo español a más largo plazo al indicar que el país tampoco cumplirá con sus objetivos fiscales de 2012 y 2013.

"Las previsiones de Bruselas no deberían sorprendernos porque ya sabíamos que sería muy difícil que España pudiera cumplir con sus previsiones de reducción del déficit público si no cumple con el requisito previo que es el cumplimiento de su previsión de crecimiento", dijo Estefanía Ponte, economista de Cortal Consors.

De hecho, para el director general del Instituto de Estudios Económicos, las previsiones de la Comisión Europea llegan tarde con relación a pronósticos elaborados por otras instituciones.

"Estas previsiones en absoluto me han sorprendido porque van un poco retrasadas", dijo Joaquín Trigo.

Coherentemente con su proyección para el déficit fiscal Bruselas también indicó que España no crecerá este año más de siete décimas, frente al 1,3 por ciento previsto por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

"Si no se cumple la previsión de crecimiento, es evidente que tampoco se cumplirá con la previsión de los ingresos y de ahí se deriva que tampoco podrá cumplirse con el objetivo de reducción del déficit fiscal", apostilló Nicolás López, director de análisis de M&G valores.

LA FÁBULA DEL HUEVO Y LA GALLINA

Ahora que los drásticos ajustes fiscales que están abordando distintos países del euro, para encarrilar sus abultadas déficit fiscales y endeudamientos, han dejado a sus economía al borde de la recesión, no pocos analistas se preguntan si Europa debe priorizar el rigor fiscal sobre el crecimiento o al revés.

"No es fácil responder a esta pregunta, pero el manual dice que si no crecemos, debemos perder las esperanzas en hacer de Europa un bloque económico compacto y sostenible y los mercados lo saben", dijo un analista que pidió el anonimato.

"El problema es que la economía europea es muy diversa y eso se traduce en una gran dispersión. Esto es muy difícil de afrontar y van a seguir las dificultades, agregó el analista.

Algunos analistas creen que el gobierno que salga de las urnas el próximo 20 de noviembre tendrá que ajustar aún más la política presupuestaria del país.

"El nuevo gobierno tendrá que tomar más medidas (para cumplir con la consolidación fiscal", apostilló Ponte.

DESACELERACIÓN EN LA UE

El ejecutivo de la UE también prevé que el crecimiento económico de la zona euro se desacelerará bruscamente el año que viene porque una confianza más débil está menoscabando la inversión y el consumo, al tiempo que las políticas fiscales más rígidas están reduciendo la demanda interna.

"El crecimiento se ha estancado en Europa y existe el riesgo de una nueva recesión", dijo el jueves el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Olli Rehn.

En sus previsiones semestrales para los 27 países de la Unión Europea, el brazo ejecutivo de la UE dijo que esperaba que el crecimiento económico de los 17 países que comparten el euro se ralentizará al 0,5 por ciento en 2012, desde el 1,5 por ciento previsto para este año.

El crecimiento repuntará al 1,3 por ciento en 2013, según las previsiones de la Comisión. El Banco Central Europeo dijo en septiembre que esperaba que el crecimiento de la eurozona se situara entre el 0,4 y el 2,2 por ciento en 2012 tras un 1,4-1,6 por ciento este año.

La Comisión espera que la economía de la eurozona se contraiga un 0,1 por ciento trimestral en los últimos tres meses de 2011 y prevé un estancamiento en el primer trimestre de 2012.

"No esperamos una recesión según nuestro escenario base. Pero la probabilidad de un periodo prolongado de estancamiento es alta. Dado la inusualmente alta incertidumbre que rodea las políticas, una profunda y prolongada recesión complementada por las continuas turbulencias del mercado no es descartable", dijo la Comisión.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below