10 de noviembre de 2011 / 10:20 / en 6 años

El nuevo gobierno italiano podría ser cuestión de días

ROMA (Reuters) - El ex comisario europeo Mario Monti surgió el jueves como favorito para reemplazar a Silvio Berlusconi al frente de un gobierno de emergencia, mientras los políticos italianos se apresuraban a evitar una crisis que está poniendo en peligro toda la zona euro.

El ex comisario europeo Mario Monti surgió el jueves como favorito para reemplazar a Silvio Berlusconi al frente de un gobierno de emergencia, mientras los políticos italianos se apresuraban a evitar una crisis que está poniendo en peligro toda la zona euro. En la imageb, un anciano pasa junto a un cartel en el que se pide la dimisión de Berlusconi el 10 de noviembre de 2011. REUTERS/Stefano Rellandini

Los políticos parecían finalmente haber captado el mensaje durante la noche después de los costes de endeudamiento de Italia se dispararan muy por encima de niveles sostenibles, y se preveía que Monti fuera designado en cuestión de días para tratar de restablecer la credibilidad de Roma.

Incluso Berlusconi, cuya insistencia en celebrar elecciones anticipadas después de que dimitiera había alimentado el desastroso día del miércoles en los mercados de bonos, se ha convencido de que sería mejor no ir a las urnas ahora, dijeron fuentes de su partido gobernante PDL.

Fuentes políticas dijeron que el calendario impuesto por una alarmado presidente Giorgio Napolitano podría ver a un gobierno de amplia base con Monti a la cabeza el mismo domingo por la noche o el lunes.

Monti, una figura internacional muy respetada, ha sonado en los mercados durante semanas como el más adecuado para liderar un gobierno de unidad nacional que impulsará inmediatamente dolorosas medidas de austeridad.

Italia logró vender 5.000 millones de euros en bonos a un año el jueves, pero tuvo que pagar un gigantesco tipo de interés de un 6,087 por ciento, el más alto en 14 años. Sin embargo, el éxito de la subasta y las perspectivas de una rápida solución al estancamiento político parecieron calmar a los mercados.

El diferencial del bono italiano a 10 años frente a los bonos alemanes cayó a 529 puntos básicos, aún en un territorio peligroso, pero significativamente por debajo del récord del miércoles de 576. Los rendimientos cayeron por debajo de la línea roja del 7 por ciento, después de llegar a más de un 7,6 por ciento el miércoles.

Las dos cámaras del Parlamento aprobarán previsiblemente una ley de estabilidad financiera que incorpora las reformas económicas prometidas a la Unión Europea el sábado o el domingo. Esto precipitará la renuncia de Berlusconi, según acordó con Napolitano el martes.

NUEVA SENSACIÓN DE URGENCIA

Antes de la nueva sensación de urgencia, se preveía que este proceso durara al menos una semana. Napolitano podría entonces celebrar consultas formales con los partidos políticos en unas pocas horas en lugar de los habituales días o semanas y designar a Monti el domingo o el lunes, dijeron las fuentes.

El nuevo gobierno incluirá seguramente a expertos respetados, así como a políticos, y contará con el apoyo de una gran parte del partido PDL de Berlusconi, centristas y la mayor fuerza de oposición, el Partido Demócrata, dijeron las fuentes.

Sin embargo, advirtieron que el gobierno no era un hecho y la situación podría cambiar en cualquier momento. El principal socio de la coalición de Berlusconi, la populista Liga Norte, dijo que no apoyaría a Monti.

Sin embargo, el partido, que está dividido internamente, se ha resistido a una reforma clave en materia de pensiones. Podría haber hecho un cálculo de que se beneficiaría de un período en la oposición para compensar una drástica pérdida de popularidad por su alianza con Berlusconi.

En un acontecimiento clave el jueves, el partido de Berlusconi suavizó su insistencia de que había que celebrar elecciones anticipadas y dijo que estaba considerando la opción de un gobierno dirigido por Monti.

El ministro de Asuntos Exteriores, Franco Frattini, que es fiel a Berlusconi, mostró un cauto apoyo. Se cree que podría seguir en el cargo en un nuevo gobierno.

Napolitano nombró a Monti senador vitalicio el miércoles, una decisión considerada por muchos como una señal de que le pedirá que trate de formar un gobierno.

Comentaristas dijeron que este hecho efectivamente hacía de Monti un político auténtico y no un intruso, al ser Napolitano sensible a las acusaciones de que un gobierno tecnócrata sería antidemocrático.

La directora del FMI, Christine Lagarde, unió su voz a los llamamientos para poner fin al bloqueo político, y dijo que la falta de claridad política en Italia estaba incrementando la incertidumbre en los mercados.

En una medida extremadamente inusual, el sobrio diario económico Il Sole 24 Ore llevaba un titular enorme que decía: “Dense prisa”, en un llamamiento a la clase política italiana a olvidarse de sus propios intereses y salvar el país.

Napolitano trató desesperadamente de calmar a los mercados el miércoles después de que los costes de endeudamiento de Italia llegaran a niveles que podrían cerrar su acceso a la financiación del mercado, un acontecimiento que podría poner en peligro el futuro de la zona euro.

Dio garantías de que Berlusconi cumpliría su promesa de dimitir cuando el Parlamento aprobase reformas orientadas a calmar a los mercados y dijo que no perdería el tiempo tanto a la hora de nombrar un nuevo gobierno o de convocar nuevas elecciones.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below