8 de noviembre de 2011 / 11:05 / en 6 años

El principal aliado de Berlusconi le pide que dimita

ROMA (Reuters) - El principal aliado político de Silvio Berlusconi, Umberto Bossi, le pidió el martes que dimitiera, en lo que podría suponer un golpe mortal para el primer ministro italiano.

Cinco diputados del partido de gobierno PDL del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, dijeron que se abstendrían en la votación clave en el Parlamento el martes, poniendo así en peligro la mayoría de la coalición. En esta imagen de archivo, Berlusconi tras una reunión en Roma el 28 de octubre de 2011. REUTERS/Remo Casilli

Bossi, líder de la Liga Norte, dijo que el magnate de los medios de comunicación de 75 años debería ser reemplazado por Angelino Alfano, secretario del PDL, el partido del primer ministro.

“Hemos pedido al primer ministro que abandone el cargo”, dijo Bossi a periodistas frente al Parlamento.

Berlusconi se ha mostrado hasta ahora desafiante antes de una votación parlamentaria clave que se celebrará el martes por la tarde, rechazando llamamientos procedentes de todos lados para que dimita, pero la declaración de Bossi podría inclinar la balanza en su contra.

Se cree que la Liga, junto con muchos miembros del PDL, quiere que Berlusconi deje sitio a un nuevo gobierno de centroderecha capaz de afrontar una enorme crisis económica y restablecer la confianza de los mercados sin entregar el poder a una administración de transición.

Poco antes, en una señal de cómo a Berlusconi se le podría estar escapando el control del poder, cinco rebeldes del PDL dijeron que no participarían en la votación sobre la financiación pública el martes por la tarde (a partir de las 14:30 GMT), poniendo su mayoría en serio peligro.

Sin embargo, la oposición de centroizquierda también dijo que no votaría para exponer la debilidad de apoyos a Berlusconi mientras a la vez permite la aprobación de una medida vital para las finanzas estatales.

Esto significa que la medida probablemente será aprobada, pero Berlusconi podría ser expuesto a una votación humillantemente baja que elevaría la presión para hacerle caer.

En los mercados de bonos están encendidas las luces rojas por la incertidumbre de Italia, mientras que el tipo de interés que Roma está obligado a pagar por la deuda pública está alcanzando niveles críticos.

Los rendimientos de los bonos de Italia de referencia a 10 años subieron a un 6,74 por ciento el martes, antes de retroceder. Analistas dijeron que Italia estaba llegando al punto en el que Portugal, Grecia e Irlanda se vieron obligados a pedir un rescate.

BERLUSCONI DESAFIANTE

Pero Berlusconi, que ha dominado la política italiana durante 17 años, ha rechazado los llamamientos llegados de todas partes para que renuncie pese a los firmes indicios de que ha perdido la confianza de los mercados.

“No me voy”, fue el titular del diario fanáticamente pro-Berlusconi Il Giornale, propiedad de su hermano.

En declaraciones realizadas antes de las últimas deserciones, Berlusconi dijo que había recuperado los suficientes votos de rebeldes del partido como para ganar la votación y que presentaría a continuación mociones de confianza sobre amplias reformas económicas prometidas a los demás líderes europeos.

“Quiero mirar a los que me quieran traicionar a la cara”, dijo.

Si el apoyo de Berlusconi cae por debajo de alrededor de 310 votos en la cámara baja de 630 representantes, se enfrentará a una enorme presión para que se vaya. Cálculos actuales parecen colocarle bastante por debajo de ese número.

La oposición dice que entonces presentará previsiblemente una moción de censura que podría celebrarse esta semana.

Guido Crosetto, un subsecretario del gobierno, dijo a un programa de entrevistas matutino que él pensaba que el gobierno ganaría la votación del martes, pero dijo que era pesimista sobre cuánto tiempo podría durar después.

Italia tiene la tercera mayor economía de la zona euro y sus problemas de deuda son una gran amenaza en la crisis más amplia que se enfrenta la moneda única del continente.

Sin embargo, incluso aunque Berlusconi se fuera, no hay garantía de que las reformas para reducir la enorme deuda de Italia e impulsar el crecimiento se aplicarán rápidamente. No hay acuerdo entre los partidos políticos sobre si debería acordarse un gobierno de unidad nacional o uno tecnócrata para sacar a Italia del caos.

Berlusconi dice que la única alternativa al gobierno actual es anticipar las elecciones al próximo año - lo que extendería el período de deriva, aunque algunos analistas dicen que la convocatoria de elecciones por lo menos establecería un punto de certeza, como pasó en España.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below