4 de noviembre de 2011 / 7:59 / en 6 años

Caixabank baja su beneficio neto un 10,2% a septiembre

MADRID (Reuters) - Caixabank, producto de la reorganización del grupo La Caixa, anunció el viernes descensos en beneficios y márgenes hasta septiembre por el deterioro de sus activos y unas condiciones de financiación adversas.

En una nota de prensa, el banco dijo que su beneficio neto recurrente a septiembre de 2011 cayó un 10,1 por ciento interanual a 921 millones de euros.

Incluyendo partidas extraordinarias (las plusvalías obtenidas con la venta de Adeslas, neutralizadas por un nuevo saneamiento en Erste Bank, el banco austriaco del que Caixabank ostenta el 10,1 por ciento), el beneficio atribuible cayó un 16,6 por ciento a 845 millones de euros.

El grupo explicó que en los nueve primeros meses se obtuvieron plusvalías extraordinarias netas de 557 millones, básicamente, por la venta a Mutua Madrileña del 50 por ciento de SegurCaixa Adeslas, la compañía de seguros de no vida del Grupo.

En el mismo periodo, se registraron saneamientos extraordinarios netos por 633 millones, de los cuales 400 fueron dotaciones para insolvencias adicionales y 159 correspondieron a los saneamientos extraordinarios realizados por Erste Group Bank

Erste sorprendió el pasado 10 de octubre al mercado al anunciar un profit warning y decir que perdería hasta 800 millones de euros este año y no pagaría dividendo por el impacto en sus cuentas de créditos en moneda extranjera en Hungría y deuda soberana de la eurozona.

“Las cifras han estado en línea por la parte alta de la cuenta, si bien por la parte baja ha habido un fuerte impacto negativo de la mano del ajuste de las cifras del Erste Bank”, dijo el broker Banesto en una nota de prensa.

Con este impacto negativo, el beneficio neto del tercer trimestre se quedó en 12 millones de euros, dijo Banesto.

En las primeras operaciones en bolsa, las acciones de Caixabank subían un 1,9 por ciento a 3,419 euros.

La entidad se estrenó en bolsa el 1 de julio tras el proceso de reorganización y traspaso de activos entre La Caixa y su holding Criteria. En la primera sesión, la entidad cerró a 4,76 euros.

Los ingresos de las participadas del holding - que agrupan sus inversiones en el sector bancario (Inbursa, BPI, Bank of East Asia, Erste) y otras industriales como Telefónica o Repsol - ascendieron a 834 millones de euros, un 43,9 por ciento más.

MARGEN DE INTERESES BAJA Y MORA SUBE

El margen de intereses de Caixabank bajó en los primeros nueves meses un 11,9 por ciento a 2.320 millones de euros y la tasa de morosidad se situó en el 4,65 por ciento a finales de septiembre frente a una mora del 4,3 por ciento de junio poniendo de manifiesto que le está afectando especialmente en España el deterioro de la calidad crediticia.

A cierre de agosto, la tasa de mora del sector financiero español se situó casi en el 7,15 por ciento, su nivel más alto desde noviembre de 1994, en un momento en el que la tasa de paro en España se situó en el 21,52 por ciento y ascendió a casi 5 millones de personas a cierre del tercer trimestre.

Por su parte, el grupo catalán explicó que se había anticipado frente a uno de los desafíos a los que se enfrenta la banca española en 2012 -- con vencimientos de unos 130.000 millones (según datos de Thomson Reuters) --, tras emitir 5.874 millones de euros hasta el tercer trimestre.

En función del nivel de liquidez y el calendario de vencimientos futuros (785 millones de euros en 2011 y 2.561 millones en 2012, la entidad manifestó que su dependencia de los mercados mayoristas era muy reducida.

El core capital (BIS II, es decir incluyendo bonos convertibles y venta de participaciones) se situó en el 11,8 por ciento, una mejora de cinco décimas sobre el segundo trimestre.

PENDIENTES DE COMENTARIOS

Los analistas estarán ahora pendientes de cualquier comentario que haga la directiva en la presentación de resultados que tendrá lugar a las 11.00 hora local sobre los planes de la entidad para alcanzar el capital exigido por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés).

El 27 de octubre la Caixa dijo que las autoridades europeas habían identificado 602 millones de euros necesidades adicionales de capital para reforzarse frente a la crisis de deuda europea.

Con estos fondos, la caja de ahorros catalana alcanzaría el 9 por ciento establecido como ratio mínimo de capital una vez aplicados descuentos a las carteras de deuda.

La Caixa dijo entonces que cumpliría estos requisitos de solvencia mediante su generación orgánica de capital y posteriormente el presidente de la entidad catalana, Isidre Fainé, dijo que no necesitaría para ello vender participaciones industriales.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below