3 de noviembre de 2011 / 6:19 / hace 6 años

La crisis por Grecia se cierne sobre la cumbre del G-20

CANNES, Francia (Reuters) - La amenaza de una salida de Grecia de la zona euro se cernía sobre una reunión que líderes del G-20 sostendrán el jueves en Francia, después de que París y Berlín dejaran claro que Atenas debe decidir con urgencia si quiere permanecer en el bloque de la moneda común.

La amenaza de una salida de Grecia de la zona euro se cernía sobre una reunión que líderes del G-20 sostendrán el jueves en Francia, después de que París y Berlín dejaran claro que Atenas debe decidir con urgencia si quiere permanecer en el bloque de la moneda común. En la imagen, el primer ministro griego Georgios Papandreu habla a los medios de comunicación tras las conversaciones por la crisis de su país la víspera de la cumbre de las mayores economías del mundo del G-20, en Cannes, el 2 de noviembre 2011. REUTERS/Yves Herman

La cumbre fue fijada inicialmente para revisar reformas al sistema monetario global y medidas para controlar los flujos de capital especulativo, pero la decisión del primer ministro griego, Georgios Papandreu, de convocar a un referéndum sobre un nuevo paquete de ayuda para su país modificó la situación.

Papandreu fue convocado a Cannes en la víspera de la cumbre y recibió una dura advertencia del presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, con ambos claramente molestos por una apuesta que hizo retroceder a los mercados globales y al euro.

Ambos convencieron al líder griego para que adelante el referendo a comienzos de diciembre e insistieron en que se concentre en el tema de si Grecia quiere permanecer en el bloque, en lugar de limitarlo a una votación sobre el paquete de ayuda, al que muchos griegos se oponen.

Los dos dejaron claro que Atenas no recibirá un tramo de ayuda de 8.000 millones de euros -que necesita desesperadamente para evitar una suspensión de pagos- hasta que el referendo haya sido aprobado.

De ser rechazado, la ayuda de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional concluiría, Grecia caería en una moratoria desordenada que sacudiría a los bancos europeos y amenazaría a economías más grandes como Italia y España sin que el bloque tenga los medios para rescatarlas.

“Nuestros amigos griegos deben decidir si quieren seguir el viaje con nosotros”, dijo Sarkozy en una conferencia de prensa conjunta con Merkel.

La canciller alemana, que describió las discusiones con Papandreu como “duras y difíciles”, dijo que el objetivo de salvar al euro es más importante para ellos que rescatar a Grecia si ésta no desea ser salvada.

Un escarmentado Papandreu voló de vuelta a Atenas con su ministro de Finanzas poco después de que concluyeron las conversaciones. Antes de partir dijo que el referéndum se realizará el 4 de diciembre y que se concentraría en “si queremos seguir en la zona euro”.

/Por Noah Barkin/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below