1 de noviembre de 2011 / 16:49 / en 6 años

Juncker: Un 'no' en el referéndum llevaría a Grecia a la quiebra

Grecia podría enfrentarse a una quiebra financiera si la población termina votando en contra del último paquete de rescate de la Unión Europea en un referéndum, dijo el martes el presidente del Eurogrupo. En la imagen, el primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker (C), habla con otros líderes de la euro zona, entre ellos la canciller alemana Angela Merkel (I), el primer ministro finlandés Jyrki Katainen (2ºI), y el presidente saliente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet (2º D) en la cumbre de la eurozona en Bruselas, el 23 de octubre de 2011.Yves Herman

LUXEMBURGO (Reuters) - Grecia podría enfrentarse a una quiebra financiera si la población termina votando en contra del último paquete de rescate de la Unión Europea en un referéndum, dijo el martes el presidente del Eurogrupo.

Al expresar preocupación por la decisión del primer ministro griego, Georgios Papandreu, de convocar una consulta popular sobre el paquete de rescate de 130.000 millones de euros (180.000 millones de dólares), Jean-Claude Juncker dijo que el anuncio había añadido "gran nerviosismo e inseguridad" a una ya complicada situación para la economía de la zona euro.

Cuando se le preguntó si en caso de que los griegos voten "no" en el referendo Grecia caería en una moratoria, Juncker respondió: "No puedo descartar que ese fuera el caso, pero depende de cómo exactamente se formule la pregunta y sobre qué votaría exactamente el pueblo griego".

"Esto es algo que trae un gran nerviosismo, que añade gran inseguridad a una ya enorme inseguridad, y por lo tanto necesitamos ver con calma cómo enfrentamos esto", agregó.

Luchando por su supervivencia política tras apenas dos años en el poder, Papandreu asestó un golpe a Grecia, Europa y al resto del mundo cuando anunció el lunes por la noche que convocaría un referéndum sobre el plan de rescate, acordado por la UE el 27 de octubre.

La decisión colocó en caída libre a los mercados financieros el martes, generando preocupaciones de que no sólo no pueda activarse el rescate a Grecia, sino de que puedan empeorar los problemas de deuda en Italia, España y otros países.

ANUNCIO SORPRESIVO

Juncker dijo que Papandreu no había discutido el tema con sus colegas europeos antes de anunciar su decisión, pero sostuvo que era algo que estuvo considerando durante cierto tiempo.

"En los últimos meses, él había sugerido y dicho claramente que podría tener que celebrar un referéndum, luego desechó la idea de nuevo. Ahora la ha retomado y la iniciativa que ha anunciado ha generado una enorme cantidad de preguntas", dijo Juncker, que también es primer ministro de Luxemburgo.

"¿Podemos nosotros bajo esas condiciones pagar el sexto tramo, los 8.000 millones de euros que decidimos hace dos semanas si no sabemos si los griegos aceptarán lo que se ha acordado?", se preguntó.

"¿Qué pasó con el plan que acordamos el pasado miércoles y jueves? ¿Qué preguntas exactamente quiere hacer el primer ministro? No sabemos nada de eso y por lo tanto es muy pronto para dar una evaluación integral de la situación", explicó.

Juncker dijo que había conversado el martes con la canciller alemana Angela Merkel, con el presidente francés Nicolas Sarkozy y con el presidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy sobre la situación y afirmó que los líderes de la zona euro discutirán el tema con más profundidad en el marco de los encuentros del G-20 en Cannes el jueves y viernes.

"Es muy pronto para decir algo definitivo, pero eso no lo hace más fácil. Esto trae nerviosismo a los mercados financieros y a la toma (...) de decisiones para diseñar la política europea", agregó.

"Si el pueblo griego dice 'no' a todo lo que se ha acordado hasta ahora, entonces no veo cómo podemos continuar con los griegos en buenos términos. Pero es muy pronto para responder a esas preguntas", dijo.

En un comunicado, Van Rompuy y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijeron que "confían plenamente" en que Grecia cumplirá los compromisos acordados en la cumbre del 26 y 27 de octubre de la UE, cuando se definió el paquete de 130.000 millones de euros.

Aún no está claro cuándo se celebraría el referéndum si Papandreu sigue adelante con ese plan. El primer ministro griego sugirió que se realizaría en las próximas semanas, pero el ministro de Finanzas dijo que podría no celebrarse antes de enero del 2012.

Juncker dijo que el tema clave era cómo se formularían las preguntas y el mensaje que arrojaría la votación.

"Quizás si el pueblo griego es confrontado con la responsabilidad final, decidirá de la manera correcta. Por lo tanto, sería útil si evitamos (...) comentarios negativos y desagradables sobre el pueblo griego tras la iniciativa del señor Papandreu. Simplemente no se merecen eso", dijo Juncker.

/Por Michele Sinner/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below