26 de octubre de 2011 / 10:08 / en 6 años

Un consorcio español gana la segunda fase del AVE a La Meca

YEDA/MADRID (Reuters) - La Saudi Railways Organisation adjudicó el miércoles el contrato para la segunda fase del proyecto ferroviario de alta velocidad Haramain al consorcio hispano-saudí Al-Shoula por un importe de 6.736 millones de euros.

El contrato, anunciado por el ente ferroviario saudí y cuyo importe confirmó luego el Ministerio de Fomento español, está integrado por varias firmas españolas, entre ellas la estatal Renfe.

"Esta fase del proyecto contempla la construcción de las vías, la instalación de los sistemas de señalización y telecomunicaciones, la electrificación, el centro de control operativo, la compra de 35 trenes y la gestión y mantenimiento durante doce años", dijo Saudi Railways en un comunicado.

Este proyecto unirá las ciudades santas de La Meca y Medina con Yeda, una ciudad del Mar Rojo por la que entran millones de peregrinos y que da acceso a la ciudad financiera Rey Abdulá, actualmente en construcción.

"El contrato tiene una parte de construcción y otra parte de operación (...) el mantenimiento del sistema será por 12 años", dijo un portavoz de Talgo, que explicó que no hay fecha para la entrada en servicio comercial.

Talgo proporcionará en un principio 35 trenes, para los que tiene un plazo de entrega de entre 36 y 54 meses, y tiene una opción adicional para la entrega de un segundo paquete de entre 18 y 23 máquinas, que elevaría sus ingresos por el proyecto hasta los 2.400 millones de euros.

Fomento, que el jueves dará más detalles sobre este importante contrato en un evento con las empresas participantes, destacó que la línea ferroviaria de 450 kilómetros dará servicio a más de 160.000 peregrinos al día, que podrán viajar de La Meca y Medina en menos de dos horas y media.

El consorcio Al-Shoula está formado por empresas españolas públicas (Renfe, Adif e Ineco) y privadas. Entre estas últimas destacan Talgo, OHL, Indra y Cobra, filial de ACS. Además, participan las empresas saudíes, Al Shoula y Al Rosan, dijo el ministerio dirigido por José Blanco.

OHL ya ha dicho que tiene un 9 por ciento del consorcio y que tendrá unos ingresos estimados de 586 millones de euros por los trabajos que desarrolle.

Indra afirmó que las obras, en las que implantará sistemas de gestión de tráfico ferroviario, telecomunicaciones y seguridad, generarán unos ingresos de 440 millones de euros al grupo.

EL CLIENTE FACILITARÁ LA FINANCIACIÓN

En un momento de grandes estrecheces de liquidez y con fuertes dificultades a la hora de financiar proyectos, el AVE a la Meca cuenta con la ventaja de que será financiado por la propia Saudi Railways Organisation, el licitador de la obra.

"En este contrato no ha sido necesario levantar la financiación (...) es completamente financiado por el cliente. Sólo ha habido que buscar los avales", dijo el portavoz de Talgo.

Preguntado por una eventual salida a Bolsa del fabricante de trenes, el portavoz se limitó a señalar que cotizar en el parqué está en la "vocación" de la compañía, pero que no hay un calendario ni mandatos para la operación.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below