25 de octubre de 2011 / 16:08 / en 6 años

Cumbre UE daría pocas cifras concretas sobre su plan anti-crisis

BRUSELAS (Reuters) - Los líderes de la zona euro probablemente no ofrecerán cifras concretas de su plan contra la crisis en la cumbre del miércoles, porque el tamaño de las pérdidas de los bancos por sus bonos griegos aún se está negociando y la mayor capacidad del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) es difícil de cuantificar, dijeron funcionarios.

Los líderes no estarían listos para definir el tamaño exacto de la quita que sufrirán los tenedores privados de deuda griega, pero podrían indicar el nivel que desean --que se piensa podría estar entre un 50 y un 60 por ciento--, señalaron el martes los funcionarios de la zona euro.

Los líderes de los 17 países de la eurozona se reunirán el miércoles para intentar llegar a un acuerdo para dar una respuesta amplia a la escalada de la crisis de deuda soberana. Se prevé que esta respuesta incluya un plan para recapitalizar los bancos, ampliar el poder del FEEF y un nuevo programa de financiación para Grecia.

Sin embargo, ya han surgido hay dudas de que se tomen algunos pasos concretos, como números contantes y sonantes respecto a la recapitalización de la banca y también respecto al apalancamiento del FEEF.

Aún seguía negociándose con tenedores privados de bonos de Grecia acerca de qué pérdidas estarían preparados para asumir voluntariamente.

"Las negociaciones con el sector privado son muy difíciles, y el asunto de reducir la deuda de Grecia podría ser una de las cuestiones más difíciles de la cumbre", dijo una autoridad de la UE.

Los funcionarios dijeron que la eurozona no tenía autoridad legal sobre la reestructuración de la deuda griega, que era un asunto entre Grecia y sus tenedores de deuda privados.

"La cuestión es qué es lo que puede decidir la zona euro. No puede decidir una quita; después de todo, ¿qué poder legal tiene para hacerlo?", dijo una segunda autoridad de la eurozona.

"Sólo pueden hacer referencia a algo que se haya acordado entre Grecia y sus acreedores, si es que algo se ha acordado para cuando tenga lugar la reunión de la eurozona, y no estoy seguro que eso ocurra (que se haya acordado algo entre Grecia y sus acreedores)", agregó.

PÉRDIDAS POR GRECIA

La zona euro necesita que la quita de deuda griega a los tenedores privados sea mayor al 21 por ciento acordado en julio, debido a que la recesión en Grecia es mayor a lo que se esperaba, además de que el país no alcanzó sus objetivos de reformas y fiscales, y por las cambiantes condiciones de mercado.

Autoridades han dicho que un nuevo paquete de financiación para Grecia, que reemplazaría al acuerdo bilateral inicial de 110.000 millones de euros acordado en mayo de 2010, tendría que ser financiado tanto por dinero privado como público.

El compromiso de los contribuyentes de la zona euro sería anunciado el miércoles, dijo el funcionario. En julio, se fijó en los 109.000 millones de euros, pero ahora podría ser un poco mayor.

"Sobre la financiación oficial no habrá una cifra", dijo el segundo funcionario.

"Existe la posibilidad de que no den una cifra sobre la quita de deuda al sector privado, pero den el importe de financiación e indiquen el objetivo de ratio de deuda que nos gustaría tener en, por ejemplo, 2020", dijo.

"Y esto nos da los parámetros de lo que se deja para hacer al sector privado", agregó.

Un informe de sostenibilidad de la deuda de prestamistas internacionales mostró la semana pasada que si la eurozona contribuía con 109.000 millones de euros al nuevo paquete de financiación a Grecia, los inversores privados tendrían que perder un 60 por ciento de su posesión de bonos griegos para llevar la deuda al 110 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2020.

Si las pérdidas en el sector privado llegan al 50 por ciento, la contribución del sector público podría ser de 114.000 millones de euros y la deuda de Grecia bajaría al 120 por ciento del PIB en 2020.

"El 50 por ciento es real", dijo un tercer funcionario. "El único asunto que puede discutirse es si habrá algún edulcorante para el 50 por ciento, algún tipo de mejora, pero el 50-60 por ciento está ahí", dijo el tercer funcionario.

CAPACIDAD FEEF

También es improbable que los líderes de la zona euro digan cuál va a ser la capacidad del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) después de que se apalanque mediante dos opciones que están considerándose --un esquema asegurador y un vehículo especial abierto a inversores de fuera--.

"Las cifras no están cerradas todavía. Hay que tener todos los parámetros en orden y ver qué se necesita y cuál sería el factor de apalancamiento. Se necesita mucho trabajo técnico para dar una cifra", dijo el tercer dirigente.

"Los líderes acordarán las opciones mañana, pero está por ver si hay un acuerdo con todos los detalles. Creo que será un desafío: será muy difícil estar de acuerdo en todo", continuó.

Un dirigente relevante de la Unión Europea dijo que algunos países pensaban que era importante suministrar al menos una idea general para mandar un mensaje a los mercados.

"Podríamos tener un intervalo en las cifras. Depende de cuán lejos vayamos en las negociaciones sobre la deuda griega. Hay maneras de presentar los parámetros de tal manera que dé a los mercados una idea de cuál va ser el resultado", dijo.

Así como evitan dar una fecha de plazo para la ampliación del fondo, los líderes europeos cada vez son más partidarios de no publicar una cantidad general para la recapitalización de los bancos europeos, dijeron varios dirigentes.

Esa cifra, que sería aproximadamente de 110.000 millones de euros, está pensada especialmente para convencer a los inversores de que los bancos podrían soportar el impago de bonos estatales mientras Europa se arma a sí misma contra un impago griego.

También es probable que los líderes europeos esbocen un esquema que entregarán a los principales bancos para que alcancen una mayor nivel de capital hasta mediados del año que viene pero que no digan cuánto capital nuevo necesitarán en total.

"Todo el mundo está nervioso con los números: hemos presentado cifras en el pasado y no ha sido suficiente", dijo un diplomático.

"¿De verdad es necesaria una cifra? ¿Es necesario?", dijo otro dirigente.

Un dirigente de la zona euro dijo que dar unas cifras generales para los bancos es difícil hasta que se resuelvan las dudas sobre las mayores pérdidas que tendrán que afrontar los tenedores de deuda griega así como la ampliación de la capacidad del FEEF.

Ambas cuestiones podrían necesitar mayor precisión en los próximos días. "Sin haber determinado primero lo de Grecia y el fondo de rescate, es un objetivo móvil", añadió.

/Por Jan Strupczewski/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below