21 de octubre de 2011 / 13:48 / en 6 años

Merkel asume una línea dura en la solución a la crisis del euro

BRUSELAS/BERLÍN (Reuters) - Los líderes europeos postergaron decisiones cruciales contra la crisis de la zona euro, manteniendo a los mercados en vilo, con el fin de darle tiempo a la canciller alemana, Angela Merkel, para asegurar apoyo parlamentario, dijeron el viernes fuentes de la UE.

Los líderes europeos postergaron decisiones cruciales contra la crisis de la zona euro, manteniendo a los mercados en vilo, con el fin de darle tiempo a la canciller alemana, Angela Merkel, para asegurar apoyo parlamentario, dijeron el viernes fuentes de la UE. En la imagen, Merkel asiste a una sesión de la cámara baja del Parlamento alemán, en Berlín el 21 de octubre de 2011. REUTERS/Tobias Schwarz

Los líderes del bloque monetario de 17 naciones mantendrán ahora una segunda cumbre el próximo miércoles para discutir con más calma los temas más difíciles, como el modo de maximizar el fondo de rescate financiero del bloque y de reducir la deuda griega.

Esto, debido a que Merkel no habría tenido el mandato parlamentario para cerrar acuerdos en la cumbre del domingo en Bruselas.

La líder alemana se mantuvo en su posición el viernes al rechazar la idea francesa de hacer un uso más amplio del Banco Central Europeo para apalancar el fondo de rescate FEEF.

Francia sostiene que este es el camino más eficaz de lucha contra una crisis que comenzó en Grecia, se propagó a Irlanda y Portugal, y ahora amenaza a países más grandes.

“El camino está cerrado para usar al BCE para aliviar los problemas de liquidez”, dijo Merkel a parlamentarios de su partido en Berlín, según quienes participaron en la reunión, que fue a puerta cerrada.

Un portavoz del Gobierno alemán dijo que las decisiones más importantes de esta cumbre se conocerán el miércoles.

El calendario obligó a la UE a postergar una cumbre con China planeada para el próximo martes, en un reflejo de cómo la crisis de deuda está afectando la situación de Europa en el mundo.

El primer ministro chino, Wen Jiabao, habló vía telefónica con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, para decirle que los líderes europeos deberían tomar medidas concretas para contener la crisis y estabilizar al euro y a los mercados financieros.

El resultado de la cumbre definirá si la confianza de los inversores en la zona euro puede recuperarse. También determinará si las pérdidas esperadas de la deuda griega generan una reacción en cadena a lo largo de Europa.

Como primer paso, los líderes de la UE de 27 naciones están dispuestos a apoyar un plan el domingo para fortalecer la base de capital de los bancos y podrían iniciar el proceso para una reforma de más largo plazo a la gobernanza económica de la zona euro, dijeron fuentes de la unión.

Se requerirá que los bancos europeos incrementen su ratio de capital subyacente de Nivel Uno a un 9 por ciento, para poder asumir las pérdidas de sus tenencias de deuda soberana, pero aún no hay acuerdo sobre cuánto tiempo se dará para que recauden ese dinero extra.

Según funcionarios de la UE, el monto total requerido era de poco menos de 100.000 millones de euros. Aquellos bancos que no puedan recaudar dinero en los mercados, tendrán que volcarse a los gobiernos nacionales.

Una fuente de la UE dijo que Francia, que tiene elecciones presidenciales y parlamentarias desde abril a junio y que hace intentos desesperados por conservar su máxima calificación crediticia AAA, estaba presionando para que se le diera a los bancos al menos nueve meses para cumplir esa meta.

DIVISION FRANCO-ALEMANA

Berlín y París, las principales potencias de Europa, están divididas respecto a cómo ampliar la capacidad del Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera (FEEF) de 440.000 millones de euros (600.000 millones de dólares) para evitar que el contagio del mercado de bonos se propague a Italia y España, la tercera y cuarta economías del bloque.

Francia teme que su calificación crediticia quede bajo amenaza si se elige el mecanismo incorrecto.

La agencia calificadora Standard & Poor’s dijo el viernes que es probable que rebaje a Francia y a otros cuatro estados si Europa cayera en recesión. Esta fue la segunda agencia que esta semana plantea dudas sobre la nota “AAA” de Francia después de que el martes lo hiciera Moody‘s.

También hay diferencias entre Alemania y Francia, y entre la UE y el Fondo Monetario Internacional, sobre el monto de las pérdidas que deberán asumir bancos y aseguradoras por sus tenencias de bonos griegos para hacer que la deuda del país sea más sostenible.

París y Berlín llamaron el jueves a iniciar de inmediato las negociaciones con el sector privado respecto a su contribución a un plan sostenible para la enorme deuda de Grecia.

En una muestra de la amenaza que representa la crisis europea sobre la economía global, el presidente estadounidense, Barack Obama, sostuvo una videoconferencia con Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, el jueves, reiterando su esperanza en que haya una solución antes de la cumbre de líderes del G-20 el 3 y 4 de noviembre.

Merkel y Sarkozy “entienden perfectamente la urgencia de los problemas de la zona euro y están trabajando diligentemente para desarrollar una solución de amplio alcance que enfrente los desafíos y que sea políticamente sostenible”, dijo la Casa Blanca.

El FMI y la UE tampoco están de acuerdo en el tema de la sostenibilidad de la deuda griega, ya que al FMI le preocupa que las proyecciones de la UE sean demasiado optimistas y que se necesite una reducción de deuda más profunda, dijeron fuentes de la UE a Reuters.

Pese a las discrepancias, se espera que los inspectores de la UE y el FMI sigan adelante y aprueben el siguiente tramo de ayuda a Grecia de 8.000 millones de euros para el próximo mes, el sexto de un paquete de préstamos de 110.000 millones de euros.

Sin este pago, Grecia caería en suspensión de pagos y podría arrastrar a las economías más grandes de la zona euro.

Un portavoz del Gobierno alemán dijo que la convocatoria a una segunda cumbre permitirá que la comisión de presupuesto del Parlamento germano debata los planes para el fondo de rescate de la zona euro. La comisión tiene que evaluar tales planes, según las leyes alemanas.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below