10 de octubre de 2011 / 11:34 / en 6 años

Los estadounidenses Sargent y Sims ganan el Nobel de Economía

ESTOCOLMO (Reuters) - Los estadounidenses Thomas Sargent y Christopher Sims compartieron el premio Nobel de Economía 2011 por aportar mecanismos para entender el impacto de los cambios en las políticas económicas o shocks como un aumento de los precios del petróleo en la producción, la inflación o el empleo.

Los estadounidenses Thomas Sargent y Christopher Sims compartieron el premio Nobel de Economía 2011 por aportar mecanismos para entender el impacto de los cambios en las políticas económicas o shocks como un aumento de los precios del petróleo en la producción, la inflación o el empleo. En la imagen, Christopher Sims sale de su casa para ir a clase tras conocer la concesión del Nobel, en Princeton, New Jersey, el 10 de octubre de 2011. REUTERS/Tim Shaffer

Sims, profesor de la Universidad de Princeton, dijo que sus métodos eran “esenciales” para hallar una salida a la crisis en la que se encuentra actualmente la economía global.

“Creo que los métodos que he usado y que Tom ha desarrollado son esenciales para encontrar una salida a este caos”, dijo Sims, de 68 años, en declaraciones telefónicas durante una conferencia de prensa organizada por la Academia tras el anuncio del premio.

Pero advirtió que las herramientas de medición que Sargent y él desarrollaron en la década de 1970 para evaluar el impacto de los cambios de políticas y de los shocks en el sistema económico no ofrecían soluciones rápidas o simples para la crisis global:

“Si tuviera una respuesta simple para eso, la hubiera transmitido por todo el mundo”, dijo Sims. “Desafortunadamente, analizar los datos exige un trabajo extenso y lento”, agregó.

La Real Academia Sueca de Ciencias, que entrega el galardón, dijo el lunes que el premio de 10 millones de coronas suecas (1,09 millones de euros) reconoció su “investigación empírica sobre la causa y efecto en la macroeconomía” y dijo que sus trabajos sentaron las bases del análisis macroeconómico moderno.

“Una de las principales tareas de la investigación macroeconómica es comprender cómo tanto los shocks como los cambios sistémicos de políticas afectan las variables macroeconómicas a corto y largo plazo”, señaló la academia sueca en un comunicado.

“Las contribuciones a la investigación de Sargent y Sims premiadas han sido indispensables para este trabajo”, agregó.

La labor de Sargent se centró en los cambios sistémicos de las políticas económicas, mientras que Sims estuvo más interesado en los impactos sobre la economía de variables como un repunte de los precios del petróleo o una fuerte caída en el consumo doméstico.

CAUSA Y EFECTO

Sargent, de 68 años, quien es profesor de economía y negocios de la Universidad de Nueva York, desarrolló un modelo matemático en su trabajo y lo describió en una serie de artículos publicados en la década de 1970.

Sims, profesor de economía y banca de Princeton, escribió un artículo en 1980 que introdujo una nueva forma de analizar datos usando un modelo llamado vector de autoregresión.

Torsten Persson, de la Universidad de Estocolmo y miembro del comité, dijo que no estaba claro que su trabajo pudiera aplicarse inmediatamente, mientras ministros y banqueros centrales intentan equilibrar los esfuerzos por promover el crecimiento de la producción y el empleo con las preocupaciones en torno a limitar las deudas y la inflación.

“Esa es un gran interrogante”, señaló. “No estoy seguro de que haya una ayuda inmediata. Crisis como la que estamos experimentando hoy -una crisis financiera mundial- no ocurren todos los años, ni siquiera todas las décadas”, añadió.

El premio de economía, oficialmente llamado Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel, fue lanzado en 1969. No fue parte del grupo inicial de galardones establecidos en el testamento del magnate de la dinamita de 1895.

Tore Ellingsen, de la Escuela de Economía de Estocolmo y también miembro del comité, dijo: “Si queremos entender el papel de la política económica en la sociedad, debemos tener una noción de causa y efecto. Y estos métodos nos ayudan a mirar datos históricos y desentrañar las causas”.

“Esto se usa mucho. Los ministros de Finanzas, los bancos centrales, las universidades (...) En todo el mundo”, agregó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below