7 de octubre de 2011 / 16:28 / hace 6 años

Fitch baja la calificación de la deuda española a "AA-"

MADRID (Reuters) - La agencia de calificación crediticia Fitch anunció el viernes una rebaja de dos escalones en el rating a largo plazo de la deuda soberana española por la intensificación de la crisis europea, los riesgos para incumplir los objetivos de déficit por las cuentas regionales y las pobres proyecciones de crecimiento.

En un comunicado con el mercado bursátil ya cerrado, la agencia anunció su decisión de rebajar la nota sobre la deuda a “AA-” desde “AA+” fijando además en “negativa” la perspectiva de la calificación. La calificación de Fitch se sitúa un escalón por encima de la asignada por Standard & Poor’s y también de Moody’s (en proceso de revisión para un posible descenso), ambas con la tercera mejor calificación posible.

Fitch reconoció que evolución de la crisis en Europa ha impactado a la estabilidad financiera y a las perspectivas económicas de la región. De hecho, al tiempo que rebajaba la tasa de credibilidad de España también anunciaba recortes en las calificaciones de Italia [ID:nL5E7L72NP]

Además, explicó que el “todavía manejable déficit presupuestario estructural, el alto nivel de deuda neta (aunque no bruta) externa y la fragilidad de la recuperación económica así como el proceso de desapalancamiento y reequilibrio continúan dejando a España especialmente vulnerables a ese tipo de shock externos (falta de confianza de los inversores)”.

Además de la intensificación de la crisis del área euro, la agencia dijo que la rebaja refleja “los riesgos a los esfuerzos de consolidación fiscal como consecuencia de la evolución presupuestaria de algunas regiones y una revisión a la baja por parte de Fitch de las perspectivas de crecimiento de España a medio plazo”.

El volumen de la deuda de las Administraciones Públicas españolas es el principal motivo de preocupación para los analistas a la hora de evaluar las posibilidades de cumplir con la meta de un déficit público del 3 por ciento del PIB en 2013. Según datos del Banco de España, a finales de junio comunidades autónomas y ayuntamientos acumulaban una deuda de 702.806 millones de euros, la más alta desde el inicio de la serie en 1995. [ID:nLDE78F03X]

Pese reconocer que el proceso de reequilibrio de la economía española está en camino, la agencia estima que espera crecimientos del PIB por debajo del dos por ciento hasta 2015 y añade que, pese a las “importantes medidas” ya adoptadas por el país, todavía serán necesarias más reformas estructurales para mejorar productividad y competitividad.

Los analistas de la empresa hacen especial hincapié en una tasa de paro superior al 20 por ciento.

En todo caso, el mensaje de Fitch tiene también visiones positivas al señalar que “pese al debilitado perfil de riesgo, la visión de Fitch sobre la solvencia soberana es segura”, dijo, para añadir que en su escenario base el ratio de deuda/PIB alcanzaría el 72 por ciento en 2013, todavía muy por debajo de la media del 89 por ciento previsto para el conjunto de Europa en 2013.

Aunque señala que el rating de “AA-” refleja fuertes fundamentales, una economía diversificada y de alto valor añadido y una fuerte gobernanza, también advierte de que la perspectiva negativa refleja los riesgos asociados a una intensificación en la crisis europea, un deterioro fiscal y, en menor medida, a los compromisos de deuda del sector financiero.

En todo caso, añade que la consecución de sus objetivos fiscales y un avance sobre la reforma estructural que contribuirían a mejorar la competitividad y las perspectivas de crecimiento estabilizarían el rating, así como la resolución de la crisis de la eurozona.

Un portavoz del ministerio de Economía consultado por Reuters dijo “respetar”, pero no “compartir” la decisión añadiendo que el Tesoro Público se está financiando según lo previsto y recordó que la reciente modificación constitucional para limitar por Ley el déficit regional mostraba el compromiso del país [ID:nL5E7L72NE].

LA BANCA

Pese a considerar que España ha conseguido un progreso sustancial en la reestructuración del sector bancario, la agencia considera que los costes calculados por el Estado se verán superados.

La cantidad desembolsada por el estatal Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se habría situado en unos 17.300 millones de euros para finales de 2011, según estimaciones de la agencia.

Según el escenario base de su ejercicio de resistencia, la agencia de rating cree, sin embargo, que son necesarios unos 30.000 millones de euros adicionales (un 2,8 por ciento del PIB) desde 2012. Esta cantidad cubriría pérdidas adicionales para mantener un ratio de capital básico del 10 por ciento para el sistema.

Fitch considera manejable estos costes, pero señala que si el coste fuera significativamente mayor a esta cifra, el rating podría descender a la zona de ‘A-'.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below