29 de septiembre de 2011 / 17:18 / en 6 años

Grecia afronta la auditoría de UE y FMI y nuevas protestas

ATENAS (Reuters) - Los empleados públicos bloquearon las puertas de los ministerios de Grecia el jueves en protesta por el plan de austeridad del Gobierno, perturbando el inicio de las negociaciones con la misión de la UE y el FMI por el siguiente tramo de ayuda que el país necesita para evitar una moratoria.

Los empleados públicos bloquearon las puertas de los ministerios de Grecia el jueves en protesta por el plan de austeridad del Gobierno, perturbando el inicio de las negociaciones con la misión de la UE y el FMI por el siguiente tramo de ayuda que el país necesita para evitar una moratoria. En la imagen, varios taxistas protestan frente al Parlamento el 29 de septiembre de 2011 en Atenas. REUTERS/John Kolesidis

La semana pasada, el Gobierno socialista anunció impopulares recortes de las pensiones, despidos e impuestos para que volvieran los inspectores de la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, quienes dejaron Grecia a principios de mes por desacuerdos en las medidas necesarias para reducir el déficit fiscal.

Decenas de empleados del Ministerio de Finanzas se reunieron frente al edificio el jueves para protestar contra las medidas, gritando: “Cojan su rescate y váyanse”.

Los manifestantes impidieron que algunos miembros de la denominada troika UE-FMI-BCE entraran al edificio, por lo que los jefes de la misión se reunieron con el ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, en otra dependencia del Gobierno.

El ministerio dijo más tarde que las conversaciones con los inspectores se retomaron en un buen clima.

“El clima era positivo y creativo tras las duras medidas decididas”, aseguró el ministerio en un comunicado.

Los empleados públicos también bloquearon la entrada a otros edificios gubernamentales, como los ministerios de Interior, Justicia, Salud y Agricultura, aseguró un portavoz policial.

“Las ocupaciones se desarrollaron hoy (jueves) para hacerlas coincidir con el retorno de la troika a nuestro país y mientras enfrentamos nuevas medidas barbáricas”, dijo el sindicato del sector público ADEDY en un comunicado.

Antes de retomar las conversaciones el jueves, la misión de la UE y el FMI demandó garantías por escrito de Grecia de que las promesas serán cumplidas, lo que refleja la desconfianza tras repetidos fracasos en el cumplimiento de metas fiscales y retrasos en las privatizaciones.

El primer ministro heleno, Georgios Papandreu, instó a su gabinete de ministros el jueves a intensificar los esfuerzos para cumplir con los objetivos de la UE/FMI.

“Nos estamos moviendo tan rápido como podemos para finalizar los temas pendientes y ustedes no deben permitir que los problemas en sus áreas persistan”, dijo Papandreu a sus ministros.

Pero en una nueva señal de la dificultad para aplicar reformas en Grecia, el gabinete pospuso el jueves la decisión sobre una de las medidas anunciadas la semana pasada, de colocar a decenas de miles de empleados públicos camino de ser despedidos.

“Debemos discutir los detalles con la troika”, dijo el portavoz gubernamental Ilias Mosialos.

Atenas prometió a la UE y el FMI que dejaría a 30.000 empleados públicos en la denominada “reserva laboral” este año, levantando un tabú sobre el despido de trabajadores de esa área para cumplir con una de las condiciones para seguir recibiendo ayuda financiera.

RESCATE

Se espera que la misión internacional de auditores se quede en Grecia al menos una semana.

La mayoría de los analistas espera que los inspectores aprueben el nuevo tramo de rescate por 8.000 millones de euros.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo que los ministros de su área en la zona euro decidirían sobre la ayuda el 13 de octubre.

Sin nuevos fondos, Grecia se quedaría sin dinero para pagar los salarios estatales y las pensiones tan pronto como el próximo mes. Una moratoria de los pagos de su deuda podría arruinar los balances de los bancos en Europa y desencadenar una crisis en el sistema financiero global.

El rescate a Grecia se ha convertido en una dura tarea para que los líderes de la zona euro puedan convencer a sus votantes.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se reunirá con Papandreu el viernes en París para discutir la situación de Atenas. Papandreu ya estuvo en Alemania esta semana.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below