23 de septiembre de 2011 / 5:17 / en 6 años

El G-20 busca reforzar el fondo de rescate de la eurozona

WASHINGTON (Reuters) - La mayores economías mundiales prometieron el jueves evitar que la crisis de deuda de Europa socave a los bancos y mercados financieros, y dijeron que el fondo de rescate de la zona euro sería fortalecido.

Dirigentes mundiales y económicos instaron el jueves a Europa a acabar con la crisis de deuda, y las grandes economías emergentes dijeron que podrían brindar más dinero para ayudar a que el caos en los mercados no se propague. En la imagen, un empleado bancario muestra billetes de 100 euros en una sucursal en Madrid el 13 de enero de 2011. REUTERS/Andrea Comas

Bajo presión de los inversores para actuar, los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del Grupo de 20 economías dijeron que tomarían todas las medidas necesarias para calmar las tensiones que están arruinando el sistema financiero mundial.

“Nosotros nos comprometemos a tomar todas las medidas necesarias para preservar la estabilidad de los sistemas bancarios y mercados financieros como es necesario”, dijo el G-20 en un comunicado después de una reunión y cena.

Los precios de las acciones de varios bancos europeos han caído y sus costes de financiación han aumentado debido a que los inversores están preocupados por su exposición a la deuda emitida por Grecia y otros países europeos con grandes cargas de deuda.

Las bolsas del mundo se desplomaron el jueves a su menor nivel en 13 meses, golpeadas por el riesgo a una nueva recesión en Estados Unidos y a datos económicos débiles de China, así como por los problemas de deuda de Europa.

En una señal de que la zona euro potenciaría su fondo de rescate de 440.000 millones de euros, el comunicado del G-20 dijo que los miembros del bloque aplicarían “medidas para aumentar la flexibilidad del FEEF (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera) y maximizar su impacto” antes de la próxima reunión ministerial del grupo en octubre.

Estados Unidos ha propuesto que Europa podría apalancar al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, dándole más peso para proteger a la zona euro y sus bancos.

Un alto cargo estadounidense, que habló después de la reunión del G-20, dijo que el grupo mostró un mayor sentido de urgencia, pero no discutió un mecanismo específico para apalancar o ampliar el fondo de rescate.

Anteriormente el jueves, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, expresó su optimismo de que Europa dedicaría más de sus propios recursos a respaldar a los gobiernos y bancos de la zona euro.

“Tengo mucha confianza en que ellos van a moverse hacia expandir su capacidad financiera efectiva”, dijo Geithner. “Están tratando de encontrar el camino para llegar hasta allí de una manera que sea políticamente atractiva”, agregó.

Los jefes de finanzas se reunieron en la capital de Estados Unidos antes del encuentro semianual del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Anteriormente, los líderes de siete grandes economías hicieron hincapié en la necesidad de contener la crisis de la zona euro, y responsables financieros de los llamados países BRICS -que incluyen a los pesos pesados China, Brasil e India- dijeron que considerarían dar más fondos al Fondo Monetario Internacional para fomentar la estabilidad mundial.

Pero India dijo que los países en desarrollo no están en una buena posición para rescatar a economías más ricas y el responsable estadounidense sostuvo que el G20 no había discutido una entrega mayor de fondos de las economías emergentes al FMI.

La crisis de la zona euro, centrada en colapso financiero de Grecia, ha tensado los recursos del FMI. Con economías claves tambaleándose al borde de la recesión, más países podrían buscan préstamos de emergencia, agotando rápidamente su capital.

El jefe del Banco Central de China, Zhou Xiaochua, destacó el creciente papel de los países BRICS en el mundo y dijo que los grandes mercados emergentes deberían impulsar su demanda nacional para compensar parte de la baja actividad provocada por la debilidad de Estados Unidos y Europa.

“En el periodo de crisis de hoy, la demanda interna de cada economía es importante, y debemos encontrar una manera de agrandar la demanda interna en nuestra economía”, señaló el funcionario.

Pero Zhou no hizo ninguna mención a los repetidos llamamientos de Estados Unidos para que China permita que su moneda se aprecie más rápido.

En Fráncfort, un estudio del Banco Central Europeo advirtió de que el proyecto completo del euro como moneda está ahora en peligro.

El estudio del BCE, quizás la advertencia más fuerte sobre el futuro del euro entregada por una autoridad monetaria, fue la despedida del economista jefe del BCE, Jürgen Stark, quien renunció este mes tras oponerse a la política del banco de comprar bonos de países en dificultades.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below