21 de septiembre de 2011 / 13:57 / hace 6 años

FMI: Crisis europea eleva en 300.000 millones el riesgo bancario

WASHINGTON (Reuters) - La crisis de deuda de Europa ha elevado en 300.000 millones de euros la exposición de los bancos de la región a los riesgos de nuevas conmociones, por lo que las entidades necesitan recapitalizarse para lidiar con potenciales pérdidas, dijo el Fondo Monetario Internacional el miércoles.

La crisis de deuda de Europa ha elevado en 300.000 millones de euros la exposición de los bancos de la región a los riesgos de nuevas conmociones, por lo que las entidades necesitan recapitalizarse para lidiar con potenciales pérdidas, dijo el Fondo Monetario Internacional el miércoles. En esta imagen de archivo, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, pronuncia un discurso el 15 de septiembre de 2011. REUTERS/Kevin Lamarque

En su Informe de Estabilidad Financiera Global, el FMI buscó “aproximar el aumento en riesgo crediticio soberano experimentado por los bancos en los últimos dos años”.

El informe no midió las necesidades de capital de los bancos, que el FMI dijo deberían determinarse por pruebas de solvencia para identificar activos, ingresos y pérdidas en los balances.

Previamente este mes, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, generó malestar entre los responsables europeos al solicitar una recapitalización obligatoria de los bancos de la región.

Varios medios han publicado que el FMI identificó una escasez de 200.000 millones de euros en la capitalización de la banca europea, pero responsables europeos insistieron en que la cifra estaba lejos de ser real y que la posición de capital de la mayoría de los bancos es sólida.

Los funcionarios europeos se ciñeron a las pruebas de solvencia que realizaron en julio y que sólo encontraron ocho bancos con deficiencia de capital y una escasez combinada de apenas 2.500 millones de euros, una cifra ampliamente criticada como muy baja y políticamente sesgada.

El informe del FMI publicado el miércoles dejó en claro que la cifra de 200.000 millones de dólares no era una medición difícil de escasez de capital.

En cambio, midió cómo aumentó la exposición al riesgo ante la caída de los precios de la deuda soberana. También indicó que el aumento en 100.000 millones de euros en la exposición se relacionaba con un declive en los precios de los activos bancarios y un alza en los costes de financiación de los bancos.

El informe indicó que los bancos deberían elevar su capital de forma privada, aunque se podrían necesitar fondos públicos para bancos viables. Lagarde indicó que Europa podría tener que estudiar acudir a su fondo de rescate para deudas soberanas si fuera necesario para apuntalar a los bancos.

DAÑO A BANCOS DE MERCADOS EMERGENTES

El FMI dijo que el daño podría extenderse desde los bancos de Europa hacia los de economías emergentes.

Por primera vez, estimó que los balances de los bancos de mercados emergentes podrían verse reducidos en hasta seis puntos porcentuales, si el ritmo de crecimiento global cae fuertemente debido a los problemas de Europa.

El FMI dijo que los bancos en Latinoamérica son los más vulnerables, mientras que los bancos en Asia y Europa oriental eran más sensibles a los aumentos en los costes de financiación.

“Los riesgos son elevados y se acaba el tiempo para combatir las vulnerabilidades que amenazan al sistema financiero global y la actual recuperación económica”, indicó el informe.

El FMI pidió una estrategia “coherente” para encarar el riesgo de contagios económicos y financieros desde la crisis de deuda europea, que obligó a Grecia, Portugal e Irlanda a pedir préstamos de rescate a la Unión Europea y el FMI.

El lunes, inesperadamente, Standard & Poor’s rebajó la calificación crediticia de Italia, un indicio de que la crisis se está extendiendo a economías más grandes de la zona euro.

El informe indicó que las diferencias políticas entre las autoridades europeas sobre la entrega de apoyo a los países afectados por la crisis en la periferia de la zona euro demoraron la respuesta de Europa a la crisis y afectaron fuertemente la confianza.

Además, el informe sostiene que aumentaron las dudas respecto a si los líderes políticos en Estados Unidos podrían acordar formas de rebajar los déficits presupuestarios en el mediano plazo.

El FMI señaló que los mercados empezaron a cuestionar la capacidad, tanto de Europa como de Estados Unidos, de mantener sus déficits presupuestarios bajo control, elevando los temores sobre el riesgo de una moratoria.

También dijo que los bancos de algunas economías empezaron a perder acceso a los mercados de financiación privada, elevando la posibilidad de un congelamiento del préstamo bancario, a menos que se tomen las medidas adecuadas para resolver las tensiones presupuestarias y se fortalezcan los bancos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below