20 de septiembre de 2011 / 16:48 / hace 6 años

El FMI recorta la previsión para España y advierte de recesión

MADRID (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja la expectativa de crecimiento de la economía española para 2012 y mantuvo sin cambios sus proyecciones para este año, al tiempo que advirtió que Europa y Estados Unidos podrían volver a caer en recesión el próximo año si no afrontan con rapidez unos problemas económicos que podrían contagiar al resto del mundo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja la expectativa de crecimiento de la economía española para 2012 y mantuvo sin cambios sus proyecciones para este año. En la imagen, una mujer come en una pizzería cuyo escaparate tiene una moneda de un euro, en el centro de Madrid, el 13 de septiembre de 2011. REUTERS/Juan Medina

En su informe semestral sobre la economía mundial, el FMI dijo que España crecerá un 1,1 por ciento el año que viene, cinco décimas menos de una estimación anterior.

Asimismo, el Fondo mantuvo en el 0,8 por ciento su expectativa de crecimiento económico para España este año.

Italia y España siguen quedándose rezagadas, mientras la producción de Japón fue severamente interrumpida por el terremoto y posterior maremoto. Otras economías asiáticas, por el contrario, ya se encuentran por encima de niveles pre-crisis, como también otras economías emergentes y en desarrollo, dijo el FMI en su informe.

El FMI indicó que la volatilidad financiera ha aumentado considerablemente conforme crece la preocupación de los inversores por la crisis de deuda en la zona euro y por el debilitamiento de la recuperación en Estados Unidos.

Estas dos regiones representan el mayor riesgo para el panorama económico global, dijo el Fondo, advirtiendo que los enfrentamientos políticos podrían bloquear la adopción de medidas.

El FMI pidió además un plan más ambicioso para lograr una reducción de la deuda pública japonesa.

“La indecisión frente a las políticas ha exacerbado la incertidumbre y profundizado las tensiones financieras, lo cual se ha propagado a la economía real”, dijo en su nuevo Panorama Económico Mundial.

En el informe, reduceo su proyección sobre el crecimiento global de este año y el próximo a un 4,0 por ciento, tras rebajar sus estimaciones para casi todas las regiones del mundo y decir que el panorama acarreaba riesgos. Hace apenas tres meses, había proyectado una expansión del 4,3 por ciento para este año y del 4,5 por ciento para 2012.

El mensaje del FMI a los líderes europeos es que deben hacer lo que haga falta para preservar la confianza en las políticas nacionales y en el euro. Al Banco Central Europeo, le recomendó bajar los tipos de interés si persisten los riesgos sobre el crecimiento.

Además redujo su proyección para la expansión de la zona euro este año casi medio punto porcentual, a un 1,6 por ciento, y ve condiciones incluso más débiles en 2012, para cuando pronostica un crecimiento del 1,1 por ciento.

DEBILIDAD EN EEUU

Por otra parte, señaló que recortes apresurados en el presupuesto de Estados Unidos podrían debilitar aún más la recuperación y consideró que la Reserva Federal debería estar lista para dar más estímulo monetario. La Fed se reúne este martes y miércoles.

Para Estados Unidos, la institución espera ahora un crecimiento del 1,5 por ciento este año y del 1,8 por ciento en 2012, por debajo de las proyecciones de 2,5 y 2,7 por ciento, respectivamente, dadas a conocer en julio.

En cuanto a la economía de Japón, se contraería un 0,5 por ciento este año, no tanto como se había pensado previamente, pero crecería solamente un 2,3 por ciento el próximo. En junio, el FMI había estimado un crecimiento del 2,9 por ciento para 2012.

Sumadas, las economías avanzadas - incluyendo a Estados Unidos, la zona euro y Japón - crecerían un 1,6 por ciento este año y un 1,9 por ciento el próximo. Estas cifras marcan un fuerte contraste con las tasas de 2,2 y 2,6 por ciento proyectadas en junio.

El panorama es para “una expansión débil e irregular”, dijo el fondo.

Para las economías emergentes, las perspectivas son también más inciertas, aunque crecerían un sólido 6,4 por ciento este año, para desacelerarse levemente a un 6,1 por ciento en 2012.

Las señales de recalentamiento aún requieren de una atención cercana en el mundo emergente, indicó el FMI.

El fondo recortó también sus proyecciones para China a un crecimiento del 9,5 por ciento este año y a un 9,0 por ciento para el 2012, en parte por la desaceleración global.

En cuanto a la inflación, el informe señaló que había estado al alza en gran parte del mundo hasta hace poco. Un medidor del FMI sobre las presiones de precios reveló que el coste de vida se mantenía elevado en algunas economías emergentes. En cambio, había perdido impulso en los países desarrollados.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below