17 de septiembre de 2011 / 11:28 / en 6 años

La UE ve la necesidad de fortalecer el sector bancario

BRESLAVIA, Polonia (Reuters) - Los ministros Finanzas de la UE coincidieron el sábado en que los bancos europeos deben fortalecerse tras las pruebas de estrés de julio mientras un informe decía que una crisis “sistemática” de la deuda soberana suponía una amenaza para una nueva contracción del crédito.

Los ministros de la UE intentaban el sábado dispersar los temores sobre una congelación de los créditos bancarios, a pesar de la severa advertencia de veteranos consejeros de que una crisis "sistemática" de la deuda soberana suponía una amenaza para una nueva contracción del crédito. En la imagen, el gobernador del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, y el gobernador del Banco Central de Polonia, Marek Belka (D), charlan después de una rueda de prensa durante una reunión informal de los ministros de Finanzas y Economía de la Unión Europea en Breslavia, el 17 de septiembre de 2011. REUTERS/Kacper Pempel

“Llegamos a la conclusión de que necesitamos hacer nuestro sistema financiero más sólido”, dijo la ministra española de Economía, Elena Salgado, a los periodistas tras una reunión de los titulares de Finanza de la UE en la ciudad de Breslavia, en el sudoeste de Polonia.

“Hay un consenso de que sería bueno para nuestras instituciones financieras fortalecer su capital para cumplir con los requisitos de Basilea III, y para afrontar cualquier eventualidad en este momento”, dijo.

Sin embargo, el acuerdo no significa que los bancos europeos vayan probablemente a conseguir más inyecciones de capital adicionales de las arcas públicas - es más un reconocimiento de los resultados de las pruebas de estrés de julio a los bancos europeos.

Las pruebas mostraron una brecha financieras de los bancos de sólo 6.000 millones de euros - una suma que muchos inversores creen que podría ser mucho más alta si se agrava la crisis de deuda.

Los bancos europeos están luchando para conseguir liquidez en medio de una creciente alarma por la amenaza de una suspensión de la deuda de Grecia entre los fondos de EEUU y otras entidades de crédito en dólares. Las acciones de los bancos europeos han perdido un tercio de su capitalización desde julio.

Temores persistentes sobre la exposición de los bancos franceses a Italia y Grecia golpea a las acciones de BNP Paribas y Credit Agricole.

El miércoles, la agencia Moody’s Investors Service rebajó la calificación de Credit Agricole y Societe Genérale, citando las crecientes preocupaciones por su financiación y los perfiles de liquidez a la luz del empeoramiento de las condiciones de refinanciación. Dejó las calificaciones del mayor banco francés BNP en revisión para una rebaja.

“Desde nuestra perspectiva, vemos una clara necesidad de recapitalización de los bancos”, dijo el ministro sueco de Finanzas, Anders Borg, a los periodistas al término de la reunión del ECOFIN.

“Creo que el FMI lo ha dicho muy claro. El sistema bancario de la UE necesita mejorar sus topes y eso básicamente es una cuestión de capital”, dijo.

MÁS CAPITAL PARA CALMAR LOS MERCADOS

Un documento preparado para la reunión de los ministros dijo que los bancos deberían elevar su capital.

Las directrices de las pruebas de estrés estipulan que los bancos deben anunciar medidas para aumentar el capital, si es necesario, en los siguientes tres meses de los resultados y llevar a cabo el aumento, preferentemente financiado por inversores privados, antes de los seis meses.

“Esto es importante para los bancos que han fracasado en las pruebas de tensión, pero también para aquellos que han pasado la prueba pero con un nivel de capital cerca del umbral en cuestión, y en particular con exposiciones considerables a las deudas soberanas bajo estrés”, dijo.

Los bancos centrales de todo el mundo anunciaron el jueves que trabajarían conjuntamente para ofrecer nuevos préstamos en dólares estadounidenses a los bancos, una medida diseñada para evitar que se paralicen los mercados de divisas a raíz de la crisis de deuda soberana de Europa.

Algunos ministros trataron de de restar importancia a los problemas de los bancos.

“La situación general de los bancos europeos es estable”, dijo el jefe del grupo de la zona euro de los ministros de Finanzas, Jean-Claude Juncker.

“Todos los instrumentos están en su lugar para garantizar que el sistema financiero sigue trabajando adecuadamente”, dijo el ministro de Finanzas luxemburgués, Luc Frieden.

El informe de la reunión indicó que el sector podría enfrentarse a una nueva crisis de crédito.

IMPUESTO TRANSACCIONES

Los ministros también discutieron un impuesto a las transacciones financieras, tales como una tasa sobre la negociación de acciones, una idea defendida por Alemania, Francia y Austria, pero la idea no logró un amplio apoyo.

“No hay una posición común sobre un impuesto a las transacciones financieras en Europa. Apenas hemos comenzado el debate sobre eso y no hay una decisión”, dijo el comisario de Mercados Internos, Michel Barnier.

Estados Unidos no quiere introducir ese impuesto, por lo que es difícil que Europa pueda hacerlo sola, ya que podría llevar más operaciones bursátiles a Nueva York.

Alemania ha dicho que podría imponer un impuesto solo en la zona euro si países como Reino Unido se niegan a apoyarlo, pero aún así algunos Estados, como Italia, se muestran escépticos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below