15 de septiembre de 2011 / 12:42 / en 6 años

Merkel: Los eurobonos son una respuesta "errada" a la crisis

FRÁNCFORT (Reuters) - La canciller alemana, Angela Merkel, rechazó de plano el jueves la emisión de eurobonos como solución a la crisis que afecta a la zona euro, diciendo que “colectivizar las deudas” no resolverá el problema.

La canciller alemana, Angela Merkel, rechazó de plano el jueves la emisión de eurobonos como solución a la crisis que afecta a la zona euro, diciendo que "colectivizar las deudas" no resolverá el problema. En la imagen, Merkel ofrece un discurso en la ceremonia inaugural del Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Francfort el 15 de septiembre de 2011. REUTERS/Alex Domanski

Mientras, el máximo responsable económico de la Unión Europea (UE) dijo que esperaba que los prestamistas internacionales puedan recomendar a finales de mes la entrega de un tramo vital de ayuda para Grecia, evitando la amenaza de una inminente suspensión de pagos.

España y Francia encontraron una buena demanda para sus subastas de bonos, pero mientras los costes a corto plazo para París cayeron, Madrid debió pagar caro por vender deuda a largo plazo, pese al apoyo del Banco Central Europeo (BCE) en el mercado secundario.

Hablando un día después de que el presidente de la Comisión Europea elevara las esperanzas del mercado financiero prometiendo presentar opciones para emitir bonos comunes, Merkel declaró que los eurobonos son idea “absolutamente equivocada”.

“Para tener unas tipos de interés comunes, se necesitan unos niveles de competitividad similares y unas situaciones presupuestarias parecidas. Y no se consigue colectivizando la deuda”, dijo en un discurso en una feria del automóvil de Fráncfort.

La canciller, que se enfrenta una creciente oposición pública en su país a los rescates de la zona euro, dijo que no había una salida fácil y rápida de la crisis de deuda, solo un proceso paso a paso en el que cada estado miembro pondría en orden sus cuentas fiscales.

Muchos inversores ven la emisión conjunta de bonos como la mejor vía de escape, ya que tranquilizaría a los mercados el que las economías más fuertes de Europa tomaran responsabilidades por los estados más débiles.

Pero Alemania, el principal contribuyente de la zona euro, argumenta que ello elevará los costes de préstamo de países virtuosos y le quitará los incentivos a los estados derrochadores como Grecia o Italia para sanear sus finanzas.

Lorenzo Bini Smaghi, parte del consejo de política del Banco Central Europeo, destacó ese riesgo en un discurso en Roma el jueves.

“Sin restricciones rigurosas, los eurobonos corren el riesgo de favorecer las políticas fiscales que, de media, son más expansivas, y una deuda más alta, cuyo coste también es compartido con los países más disciplinados”, declaró.

En una teleconferencia con el primer ministro griego, Georgios Papandreu, el miércoles, Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, expresaron su apoyo para mantener a Grecia en la zona euro y continuar la asistencia financiera, si el país se atiene estrictamente a las medidas de austeridad para cumplir sus metas fiscales.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Olli Rehn, dijo que esperaba que una “troika” de inspectores de la UE, el BCE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) puedan terminar su revisión de las metas fiscales de Grecia para finales de mes.

“El fin de semana pasado, el Gobierno griego tomó decisiones muy importantes que se enfocan en gran parte en cumplir la meta fiscal para este año”, indicó Rehn en una conferencia de prensa.

“Ahora es esencial que recorran todo el camino y convenzan a sus socios, para que puedan esperar que se tome una decisión en la zona euro y el FMI a tiempo, antes de que aparezcan los próximos obstáculos de financiación”, aseveró.

Por otra parte, la Comisión indicó que el crecimiento económico en Europa se estaba desacelerando y podría acercarse a una detención a finales de año, parcialmente debido a que la crisis de deuda golpeará a la inversión y consumo familiar.

“El panorama de la economía europea se ha deteriorado. Las recuperaciones de las crisis financieras suelen ser lentas y desiguales”, dijo Rehn.

El jueves hubo algunos indicios de que el apoyo político en Alemania para seguir ayudando a Grecia podría aumentar, en un giro después de que los comentarios durante el fin de semana sobre la posibilidad de una moratoria griega y la salida del país de la zona euro asustaran a los mercados.

Michael Meister, segundo líder parlamentario de los gobernantes conservadores de Alemania, dijo que Atenas estaba haciendo su máximo esfuerzo por cumplir sus metas fiscales, y que sería “absolutamente fatal” para Grecia abandonar la zona euro.

También expresó confianza en que el Parlamento ratificará un mayor papel del fondo de rescate de la zona euro, el EFSF, el 29 de septiembre, después de que las votaciones en los parlamentos de Austria y Eslovaquia fueran postergadas por la oposición interna.

El vicecanciller alemán, Philipp Roesler, también suavizó sus declaraciones previas y destacó que no estaba a favor de la salida de Grecia de la zona euro y que la posición de su partido era cercana a la de Merkel.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below