19 de agosto de 2011 / 11:24 / en 6 años

Biden tranquiliza a China sobre la deuda de EEUU

PEKÍN (Reuters) - El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el viernes que China “no tiene nada de que preocuparse” sobre la seguridad de sus amplias inversiones en Treasuries, mientras que el primer ministro chino, Wen Jiabao, se refirió a la resistencia de la endeudada economía estadounidense.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el viernes que China "no tiene nada de que preocuparse" sobre la seguridad de sus amplias inversiones en Treasuries, mientras que el primer ministro chino, Wen Jiabao, se refirió a la resistencia de la endeudada economía estadounidense. En la imagen, Biden (I) y Wen Jiabao (D) sonríen en Pekín el 19 de agosto de 2011. REUTERS/Andy Wong/Pool

Las declaraciones se produjeron en el segundo día de la visita de cinco días de Biden a China, durante la cual intenta reducir la desconfianza entre las dos mayores economías y reforzar las relaciones con los dirigentes del país asiático.

Wen dijo que confía en que la economía estadounidense volverá a la senda del crecimiento saludable, haciéndose eco de unos comentarios anteriores del vicepresidente Xi Jinpin.

“Es particularmente importante que se envíe un mensaje muy claro al pueblo chino de que EEUU será fiel a su palabra y a sus obligaciones respecto a la deuda pública, conservará la seguridad, la liquidez y el valor de los Treasuries”, indicó Wen a Biden.

Ambas partes se han esforzado por proyectar una imagen de armonía durante la visita, aunque hubo un inesperado momento de discordia cuando un partido de baloncesto entre un equipo universitario estadounidense y un conjunto chino profesional acabó en pelea.

Los comentarios de Wen fueron los primeros de un dirigente chino sobre la crisis de deuda estadounidense desde la rebaja de la calificación de Standard and Poor’s a EEUU.

En respuesta, Biden dijo a Wen que Washington aprecia y ve con buenos ojos la inversión china en Treasuries.

“Muy sinceramente, quiero dejar claro que no tienen nada de que preocuparse”, señaló Biden.

NO APUESTE EN CONTRA DE EEUU

Antes, el vicepresidente estadounidense dijo a su anfitrión que “nadie ha ganando dinero apostando en contra de EEUU”, según la transcripción de unas declaraciones realizadas en su encuentro con Xi.

La visita de Biden a China es la primera etapa de una gira por Asia que incluye viajes a Mongolia y Japón.

El tono positivo de Wen y de Xi, que se prevé que sea el próximo presidente de China, contrastaba con las agudas críticas de los medios de información estatales a la política económica de Washington. China es el principal acreedor de EEUU.

Sus palabras resaltaron la complejidad de unas relaciones estrechamente relacionadas entre las dos mayores economías del mundo. Mientras que China mantiene disputas con EEUU sobre comercio, la censura en Internet, los derechos humanos y la venta de armas a Taiwan, también intenta estabilizar los vínculos con Washington.

China ha intentado conseguir, desde hace tiempo, algunas garantías sobre la seguridad de las inversiones del país en activos denominados en dólares, incluyendo Treasuries, a pesar de la rebaja de la calificación.

Los medios estatales chinos han acusado a Washington repetidamente de seguir una política fiscal imprudente que ha creado incertidumbre sobre los activos en dólares de Beijing.

Los analistas estiman que dos tercios de los $3,2 billones de reservas chinas en divisas, las mayores del mundo, están denominadas en dólares, convirtiendo al país en el primer acreedor de EEUU.

Wu Zhifeng, economista del China Development Bank, una entidad estatal en Beijing, dijo que el gobierno no puede hacer demasiado para desprenderse de sus inversiones en dólares.

“La promesa de Biden es correcta en el sentido de que no habrá un impago de la deuda estadounidense, pero su promesa no significa que el poder adquisitivo de las inversiones chinas en Treasuries no se vea erosionado”, expresó Wu.

MÁS PRECIADO QUE EL ORO

Xi indicó que Biden le había informado el jueves sobre “los esfuerzos del gobierno de EEUU de fomentar el crecimiento y el empleo, recortando el déficit presupuestario y gestionando correctamente el problema de la deuda para preservar la confianza de los inversores globales”.

“La economía estadounidense es muy resistente y tiene una gran capacidad de repararse”, dijo Xi, en unos comentarios durante un evento con empresarios. “Creemos que la economía estadounidense conseguirá un mejor desarrollo a medida que se pone a la altura del desafío”.

Xi reiteró la necesidad de que China y EEUU trabajen juntos para restaurar la confianza en los mercados internacionales, agregando que “la confianza es más preciada que el oro”.

Dong Xian‘an, economista jefe de Peking First Advisory en Beijing, dijo que China y EEUU, “necesitan coordinar su política macroeconómica y lograr que sus sistemas fiscales sean transparentes el uno para el otro”.

“China y EEUU caminan por esta crisis juntos. Si uno pierde, el otro también lo hará”, expresó Dong.

Biden reconoció que China tiene preocupaciones legítimas sobre su acceso a los mercados estadounidenses, de la misma manera que Washington tiene dudas sobre los problemas que encuentran las empresas estadounidenses en China.

Xi se mostró optimista sobre la capacidad de China de evitar un “aterrizaje duro” y espera que Washington relaje las restricciones comerciales y ofrezca condiciones justas a las empresas de su país.

Agregó que China daría a todas las empresas un trato equitativo en el momento de optar a contratos públicos, una respuesta a las preocupaciones expresadas por ejecutivos estadounidenses sobre la impresión de que en algunos casos estaban siendo excluidos.

Un funcionario estadounidense dijo que Washington anunciaría unos acuerdos comerciales entre compañías estadounidenses y China por valor de $1.000 millones.

A pesar de los comentarios positivos, en ocasiones algunos incidentes interfieren con los esfuerzos de ambas partes de reforzar la confianza. En una rueda de prensa, los periodistas fueron obligados a abandonar la sala mientras Biden todavía tenía la palabra por haberse agotado el tiempo máximo concedido a los medios.

La noche anterior, un encuentro amistoso de baloncesto entre La Universidad Hoyas de Georgetown y los Bayi Military Rockets terminó en un altercado entre los jugadores de los dos equipos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below