8 de agosto de 2011 / 9:13 / en 6 años

El BCE apoya a Italia y España; las autoridades prometen actuar

SÍDNEY, Australia/PARÍS (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) intervino el lunes en los mercados de bonos, haciendo valer un compromiso de apoyar a España e Italia con el objetivo de evitar un colapso financiero en la zona euro.

El Banco Central Europeo (BCE) intervino el lunes en los mercados de bonos, haciendo valer un compromiso de apoyar a España e Italia con el objetivo de evitar un colapso financiero en la zona euro. Imagen del 4 de agosto del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, durante su rueda de prensa mensual en la sede de la institución en la ciudad alemana de Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

Por su parte, el G-7 y el G-20 ofrecieron palabras tranquilizadoras a los inversores conmocionados por la histórica rebaja en la calificación de la deuda estadounidense.

Los rendimientos de los bonos españoles e italianos retrocedieron después de que operadores dijeran que el BCE estaba extendiendo su programa de compra de bonos para incluir deuda emitida por Madrid y Roma, en el último esfuerzo por detener la crisis de la deuda soberana en el viejo continente.

“Están haciendo clips de 20 a 25 millones (de euros) y están extendiéndolo en el mercado”, dijo un operador. “Esperamos que hoy hagan miles de millones”.

Después de retroceder con fuerza en Asia, los mercados bursátiles pasaron a terreno positivo en Europa después de que jefes de Finanzas del G-20 y banqueros centrales se comprometieran a tomar todas las medidas necesarias para apoyar la estabilidad financiera, el crecimiento y la liquidez.

“Parece que de manera global los diseñadores de políticas están entrando en acción”, dijo Shane Oliver, jefe de estrategia de inversión de AMP Capital Investors, uno de los mayores asesores de fondos de Australia.

“Una decisión de comenzar a comprar ahora bonos italianos podría ser muy positiva para ayudar a calmar los temores sobre una escalada en los problemas de deuda en Europa”, dijo Oliver, antes de que el BCE interviniera en los mercados.

“Los especuladores ahora tendrán que pensarse dos veces respecto a la venta en corto de bonos italianos y españoles sabiendo que el BCE actuará contra ellos”, agregó

Los diferenciales de los bonos italianos y españoles contra el bund alemán se redujeron con fuerza, los seguros contra el impago CDS cayeron y los índices bursátiles en España e Italia saltaron más de un tres por ciento. El euro también extendió ganancias.

Esto marcó una reversión del ánimo desde que temor que golpeó a los mercados en Asia más temprano en la jornada, donde compromisos similares contenidos en una declaración del G-7 no calmaron a los inversores que llevaron al oro a un máximo histórico mientras las bolsas caían.

Los inversores también desviaron su atención a lo que dirá la Reserva Federal en su reunión política del martes, avivando la especulación de que pronto tendría que considerar una tercera ronda de alivio cuantitativo para resucitar a la economía más rica del mundo.

CONTANDO CON EL BCE

Tras una inusual conferencia telefónica el domingo por la noche, el BCE recibió con beneplácito los anuncios de Italia y España sobre nuevas medidas de recorte de déficit y reformas económicas.

Además, Francia y Alemania se comprometieron a que el fondo de rescate de la zona euro asumirá la responsabilidad por la compra de bonos una vez que sea operativo, probablemente en octubre.

“El sistema europeo intervendrá muy significativamente y responderá en una manera significativa y cohesiva”, dijo una fuente monetaria.

El banco central se había mostrado reacio a incrementar su compra de deuda, temiendo que fuera considerado como un cheque en blanco para gobiernos derrochadores.

Desde que el programa comenzó en mayo del año pasado ha comprado sólo 80.000 millones de euros en bonos, mientras que sólo Italia y España han emitido cerca de 600.000 millones de euros al año. Los operadores dijeron que haría falta un compromiso de comprar varios cientos de miles de millones de euros en deuda para dejar atrás los temores de contagio.

Al mismo tiempo, el G-7 - formado por Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Japón- dijo que adoptaría una acción conjunta de ser necesario en los mercados cambiarios porque los ”movimientos desordenados (...) han traído efectos adversos para la estabilidad financiera y económica.

Un comunicado del G-20 en líneas similares se dio a conocer poco después de que abrieron las bolsas en Europa.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below