2 de agosto de 2011 / 12:57 / en 6 años

La batalla por la deuda de EEUU se acerca a su fin, por ahora

Estados Unidos se aprestaba a evitar un desastre económico el martes, cuando se espera que se ponga fin a una amarga lucha política por reducir el déficit presupuestario y elevar el límite de la deuda federal. En la imagen, el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner regresa a su oficina tras la votación de la legislación del techo de deuda, en Washington, el 1 de agosto de 2011.Jonathan Ernst

WASHINGTON (Reuters) - Estados Unidos se aprestaba a evitar un desastre económico el martes, cuando se espera que se ponga fin a una amarga lucha política por reducir el déficit presupuestario y elevar el límite de la deuda federal.

Solo horas antes de que expire la capacidad legal del Tesoro para endeudarse - lo que suponía amenazaba con llevar al país a una moratoria de deuda-, se espera que el Senado y el presidente Barack Obama aprueben un acuerdo para reducir un enorme déficit y suban el tope de la deuda de 14,3 billones de dólares, suficiente para financiarse hasta más allá de las elecciones de noviembre del 2012.

El proyecto despejó su mayor obstáculo en la noche del lunes, cuando la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, aprobó la medida pese a la ruidosa oposición del movimiento conservador Tea Party, que querían más recortes de gastos, y de los demócratas liberales, enfurecidos por la eventual reducción de los programas de ayuda social.

La votación en el Senado, controlado por el oficialismo demócrata, está prevista para el mediodía (16:00 GMT) y se espera que sea menos dramática. Si se aprueba, Obama promulgará la ley inmediatamente después.

Eso marcaría el fin de una dura disputa político-partidaria que paralizó a Washington durante semanas y asustó a los mercados, ya nerviosos por la debilidad de la economía estadounidense y los problemas de deuda soberana de Europa.

Pero esto no significa el fin de la incertidumbre sobre la sostenibilidad de las políticas de impuestos y gastos de Estados Unidos y la profunda división parlamentaria que el debate presupuestario dejó expuesta.

El alivio en los mercados financieros por el fin de la polémica el lunes rápidamente se convirtió de nuevo en preocupación por la debilidad de la economía estadounidense y el riesgo de que el acuerdo sea insuficiente para evitar una eventual rebaja en la calificación crediticia de Estados Unidos desde su máxima nota AAA.

El plan aprobado por la Cámara el lunes elevaría el actual techo de la deuda de 14,3 billones de dólares lo suficiente como para llegar hasta el 2013. Eso sí, exige recortes de gasto por 2,1 billones de dólares en 10 años y crea un comité del Congreso para que recomiende un paquete de reducción del déficit a fines de noviembre.

Dos grandes agencias calificadoras han dicho que 4 billones de dólares en ahorros presupuestarios les permitirían confirmar la nota AAA al país.

Una degradación de las calificadoras probablemente elevaría los costos de endeudamiento del país y dañaría a la economía.

"La resolución al techo de la deuda aparta una nube de la incertidumbre, pero no cambia la realidad económica", dijo Greg McBride, analista financiero de Bankrate.com.

"Va a llevar años salir de esto. Estamos sentándonos en la terminal esperando que la economía tome vuelo y, en vez de eso, esto se retrasa mes a mes", agregó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below