24 de julio de 2011 / 9:53 / en 6 años

El Congreso de EEUU busca un acuerdo sobre la deuda

WASHINGTON (Reuters) - El Congreso de Estados Unidos tratará el domingo de llegar a un acuerdo sobre el déficit y convencer a los inversores, antes de que abran los mercados de Asia, de que el país puede evitar una catastrófica moratoria y conservar su codiciada calificación de crédito.

El Congreso de Estados Unidos tratará el domingo de llegar a un acuerdo sobre el déficit y convencer a los inversores, antes de que abran los mercados de Asia, de que el país puede evitar una catastrófica moratoria y conservar su codiciada calificación de crédito. En la imagen, una manifestante ante el Capitolio de Washington el 18 de julio de 2011. REUTERS/Kevin Lamarque

El personal del Congreso tenía previsto trabajar durante la noche, después de que el presidente Barack Obama dijera a legisladores en una reunión de emergencia en la Casa Blanca que hallen una forma de elevar el límite de deuda de 14,3 billones de dólares del país para permitir que la mayor economía mundial pague sus cuentas hasta después de las elecciones de noviembre del próximo año.

Pero el sábado por la noche surgieron nuevas asperezas en el Capitolio respecto al calendario, lo que se suma a las dificultades de negociación que han dejado estancado durante semanas el papel de los impuestos en cualquier plan de reducción del déficit.

Un asesor de los líderes republicanos dijo que los legisladores estaban trabajando en un plan para lograr entre 3 y 4 billones de dólares en ahorros en un plazo de 10 años, pero otro alto cargo republicano dijo que no se habían fijado cifras.

No estaba claro si el paquete contenía ingresos adicionales por impuestos junto a recortes en el gasto, como Obama exige.

Líderes republicanos quieren “mostrar avances” antes de que el domingo por la noche comiencen las operaciones en los mercados financieros en Asia, y tener un proyecto de ley para presentar el lunes.

“Los líderes del Congreso están trabajando de buena fe con el objetivo de tener algo que presentar a sus miembros el lunes”, dijo un segundo asesor republicano.

Estados Unidos se quedará sin fondos para pagar su deuda el 2 de agosto si el Congreso no aprueba el endeudamiento adicional. Los republicanos han insistido en que la Casa Blanca debe acceder a profundos recortes en el gasto para una reducción del déficit a largo plazo antes de que aprueben cualquier alza de la carga tributaria de los estadounidenses.

Las negociaciones por ese acuerdo se han topado con obstáculos durante semanas y finalmente llegaron a un callejón sin salida en el tema de los impuestos, uno de los más conflictivos en la política de Estados Unidos.

Un asesor demócrata dijo que los republicanos estaban promoviendo un paquete que elevaría el límite de deuda y reduciría el gasto en dos pasos, mientras que los demócratas quieren un acuerdo único que cubra el endeudamiento hasta 2012.

Michael Steel, un portavoz del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, el republicano de mayor rango en el Congreso, dijo que “un proceso de dos pasos es inevitable”.

El desacuerdo en ese tema llevó al líder demócrata del Senado, Harry Reid, a expresar su decepción con el proceso, diciendo que la “intransigencia” de los republicanos estaba llevando “al borde de la moratoria”.

DISPUTA POR IMPUESTOS

La frenética campaña para lograr un acuerdo durante el fin de semana comenzó después de que las negociaciones a puerta cerrada entre Obama y Boehner fracasaran el viernes.

Esas negociaciones se interrumpieron porque los líderes republicanos rechazan un plan de la Casa Blanca para elevar los ingresos entre 3,5 billones a 4 billones de dólares en 10 años, quejándose de que contiene 400.000 millones más en ingresos por impuestos adicionales que los que podrían aceptar.

Obama, molesto por el fracaso de las negociaciones, criticó a los republicanos y advirtió de que el tiempo se está agotando para elevar el límite de deuda. La Casa Blanca mantuvo la presión el sábado, instando al Congreso a no “jugar políticas inconscientes” y advirtió de que no se busquen medidas temporales que no aborden el tema del déficit.

Boehner debe superar la dura resistencia de los conservadores del movimiento Tea Party dentro de su propio partido, quienes se oponen firmemente a cualquier medida para elevar los impuestos.

Las agencias de calificación dicen que recortarán la categoría triple AAA de la deuda de Estados Unidos si el país no cumple sus pagos, posiblemente generando un caos en los mercados mundiales. Incluso si Estados Unidos no cae en moratoria, su calificación estaría bajo presión si el Congreso no aborda la reducción de la deuda en el largo plazo.

Los mercados financieros están cada vez más temerosos y los bancos y empresas de Estados Unidos están creando planes de contingencia ante la posibilidad de que el país caiga en moratoria, lo que elevaría los tipos de interés, hundiría al dólar y sacudiría las economías del todo el mundo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below