18 de julio de 2011 / 15:53 / hace 6 años

Europa se dirige a una cumbre sobre Grecia entre confusión

BRUSELAS (Reuters) - Funcionarios y banqueros parecían el lunes confundidos sobre las diferentes propuestas ante la crisis de deuda en Europa, mientras el bloque trataba de reunir un segundo rescate para Grecia y evitar que el contagio se expanda.

La portavoz del Gobierno francés Valerie Pecresse dijo que creía que se llegaría a acuerdo sobre un rescate a Grecia durante una cumbre de los 17 líderes nacionales de la zona euro, programada para el jueves en Bruselas.

El rescate complementaría a otro de 110.000 millones de euros (154.000 millones de dólares) entregado en mayo del año pasado.

Pero después de tres semanas de charlas preparatorias, seguía sin saberse si funcionarios gubernamentales y banqueros comerciales podrían llegar a un acuerdo sobre la forma en que los tenedores privados de bonos gubernamentales griegos -bancos, aseguradoras y otros inversionistas,- contribuirán al rescate asumiendo reducciones del valor nominal de sus tenencias.

La incertidumbre presionó al euro a la baja contra otras divisas en la mañana del lunes. Los rendimientos de los bonos de países endeudados de la zona euro subieron, con el rendimiento de los títulos italianos a 10 años trepando más de 0,2 puntos porcentuales y llegando a un máximo histórico desde la existencia del euro.

Paul de Grauwe, profesor de economía internacional de la Universidad de Leuven en Bélgica y que asesoró informalmente al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijo que los políticos postergaron tanto la toma de acciones decisivas sobre Grecia que sus opciones se estrechaban rápidamente.

“Temo tener fe. Aún la tengo, claro, pero no soy optimista”, dijo.

“Hemos tenido soluciones en le pasado, pero no las aprovechamos. Ahora es demasiado tarde para que alguna de esas soluciones funcione, la oportunidad se perdió”, aseveró.

“NO SE PUEDE DESCARTAR NADA”

Funcionarios luchan con una serie de esquemas para el fondo de rescate de Europa, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF por su sigla en inglés), para financiar una compra voluntaria o intercambio de deuda griega que se realizaría con un descuento al valor nominal.

De esta forma, se reduciría la gigantesca deuda griega de 340.000 millones de euros.

Pero todos los planes podrían enfrentar grandes obstáculos técnicos y legales, en algunos casos exigiendo la aprobación de los parlamentos nacionales en la zona euro.

Otras propuestas seguirían estando sobre la mesa y el lunes el periódico alemán Die Welt informó que los gobiernos consideraban un gravamen sobre los bancos para involucrar a los acreedores privados en el rescate griego.

Un funcionario de un importante país del bloque, familiarizado con las conversaciones, dijo que no ha escuchado nada respecto a una propuesta de un cobro a los bancos, pero señaló que “por momentos hay tantas propuestas que no se puede descartar nada”.

Si se logra un acuerdo sobre la participación de acreedores privados, la deuda griega podría reducirse en unos 20.000 o 30.000 millones de euros, lo que no alcanza a resolver el problema.

Analistas creen que la deuda debería ser reducida a la mitad, al 80 por ciento del Producto Interno Bruto, para que sea manejable en el largo plazo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below