18 de julio de 2011 / 12:52 / hace 6 años

PREVIA - España afronta una difícil semana para su financiación

MADRID (Reuters) - En un entorno financiero difícil por la crisis de la deuda soberana europea, España pretende colocar esta semana un total de 7.250 millones de euros en deuda para la que deberá afrontar - de no cambiar mucho las cosas en los próximos días - un mayor coste de financiación hasta niveles desconocidos en casi 15 años.

El martes, el Tesoro Público se ha propuesto colocar hasta un importe máximo de 4.500 millones de euros en las subastas de letras a 12 y 18 meses.

Además, el jueves sacará al mercado hasta 2.750 millones de euros entre en obligaciones a 10 y 15 años, cuyos niveles de rentabilidades actual superan el 6,0 por ciento, cota que no se veía desde 1997, cuando el rendimiento medio del plazo a 10 años fue del 6,53 por ciento.

“No creo que (el Tesoro) tenga problemas en cuanto a los ratios de cobertura, pero va a tener que pagar más caro por su financiación”, dijo Estefanía Ponte, economista de Cortal Consors.

Las dudas que suscita el segundo plan de rescate de Grecia por la falta de acuerdo entre los líderes europeos, ha llevado a una escalada de las primas de riesgo de países como Italia y España hasta nuevos máximos de la era del euro, haciendo temer un contagio generalizado al resto de la eurozona.

“Este es el problema fundamental que afronta Europa en estos momentos. El mercado percibe que no es posible pagar indefinidamente costes financieros cada vez más elevados”, dijo Nicolás López, director de análisis y mercados de M&G Valores.

A las 1335 horas, el diferencial de bono español a 10 años frente a su par alemán cotizaba en torno a los 370 puntos básicos (pb), su nivel más alto desde el lanzamiento del euro

La reunión extraordinaria convocada para este jueves de los líderes europeos era considerada por algunos analistas como la última oportunidad para evitar un eventual colapso de la deuda soberana europea.

“Hay un cierto consenso entre distintos analistas de que el nivel clave del diferencial español está en los 400 puntos básico frente al alemán. A partir de ahí, el mercado podría considerar que España debería ser rescatada”, dijo una analista.

A diferencia de otros países como Italia y Bélgica, con fuertes niveles de endeudamiento, España está penalizada por las pobres expectativas de crecimiento económico que, según la previsión del Gobierno, alcanzará este año el 1,3 por ciento del PIB.

“El mercado no ve problemas en la deuda ni en el déficit público español (que está cumpliendo con los objetivos de reducción), el problema que ve el mercado es el débil crecimiento económico de España y los problemas que de ello se deriva”, añadió López.

Distintas instituciones internacionales y domésticas, como el Banco de España, creen que la tasa de expansión de la economía doméstica no superará el 0,8 por ciento en 2011.

/Por Manuel María Ruiz/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below