13 de julio de 2011 / 5:53 / hace 6 años

China vence los temores de desaceleración y prevé más ajustes

PEKÍN (Reuters) - La economía de China creció un 9,5 por ciento en el segundo trimestre respecto al año previo, cifra superior a lo esperado, conservando gran parte de su impulso y dando a Pekín más confianza para ajustar aún más su política monetaria para controlar la alta inflación.

El crecimiento de China en el segundo trimestre fue sólo un poco menor al ritmo del 9,7 por ciento en el primer trimestre, pero aún así venció las proyecciones de los mercados de un 9,4 por ciento.

La producción industrial creció un 15,1 por ciento en junio respecto al año previo, acelerándose marcadamente respecto al 13,3 por ciento de mayo y superando en dos puntos los pronósticos del mercado.

“Los datos de crecimiento económico son bastante optimistas debido a que la producción industrial es notablemente más fuerte a lo esperado”, dijo Xu Biao, un economista del China Merchants Bank en Shenzhen.

“Así que no esperamos una flexibilización inmediata de las políticas, debido a la fuerte cifra del PIB, y el Gobierno podría mantener la políticas estables en los próximos meses”, agregó.

Las cifras de crecimiento subrayan la resistencia de la segunda mayor economía mundial, gracias a la rápida urbanización del país, y podría aliviar las preocupaciones de los inversores respecto a un brusco aterrizaje que podría dañar la demanda de materias primas del resto del mundo.

Con el crecimiento económico un poco más lento, pero aún dentro de la zona de comodidad del Gobierno, los expertos en política chinos podrían mantener su política de ajuste para controlar la alta inflación, que alcanzó el 6,4 por ciento en junio, un máximo en tres años, impulsada por los crecientes costes de los alimentos.

La inversión en activos fijos creció un 25,6 por ciento en los primeros seis meses respecto al año previo, mientras que las ventas minoristas crecieron un 16,8 por ciento, mostrando que la demanda interna aún resiste relativamente bien a pesar de la política de ajuste.

Analistas esperan más aumentos en las tasas de interés o los requisitos de reserva de los bancos, aunque pocos disputan que el actual ciclo de política de ajuste está cerca de terminar.

La lucha contra la inflación sigue siendo la máxima prioridad de Pekín, pero cualquier medida de política debería evitar provocar grandes cambios en el crecimiento económico, dijo el primer ministro Wen Jiabao en comentarios publicados el martes.

El miércoles pasado, China elevó sus tipos de interés en 25 puntos básicos - la tercera subida de su tipo este año - que dejó la tasa de depósito de un año para los bancos en un 3,5 por ciento.

El banco central ha elevado los tipos cinco veces desde octubre y aumentó el porcentaje de requisitos de reserva para los bancos - su herramienta de política monetaria favorita hasta el momento - en nueve oportunidades.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below