12 de julio de 2011 / 10:44 / en 6 años

Murdoch trata de contener la crisis sobre su imperio

El empresario Rupert Murdoch trataba el martes de contener la crisis que engulle a su imperio mediático tras las acusaciones de que periodistas de su grupo, News Corporation, espiaron al ex primer ministro Gordon Brown. Imagen de Murdoch al llegar el 11 de julio a su apartamento en Londres. REUTERS/Paul Hackett

LONDRES (Reuters) - El empresario Rupert Murdoch trataba el martes de contener la crisis que engulle a su imperio mediático tras las acusaciones de que periodistas de su grupo, News Corporation, espiaron al ex primer ministro Gordon Brown.

Murdoch ha actuado rápidamente en los últimos días para intentar frenar el escándalo de las escuchas ilegales, primero decretando el cierre de un tabloide con 168 años de historia que estaba en el centro del problema y luego remitiendo a una amplia investigación su prevista compra del canal de televisión BSkyB, un acuerdo multimillonario que había despertado dudas por su control de los medios de comunicación.

Sin embargo, las alegaciones de que otros diarios de su propiedad, entre ellos el respetado The Sunday Times, también estuvieron implicados en el escándalo de las escuchas, aunque en menor grado, podrían aumentar la crisis.

“El cierre del tabloide News of the World, en cuanto a que estaba diseñado para trazar una línea bajo esta situación, ha fallado de manera transparente”, dijo a Reuters el consultor de medios Steve Hewlett.

“Ya no se trata del News of the World, sino de la compañía. No se trata de un activo tóxico, sino de una empresa tóxica. Así que cualquier cosa que salga sobre otro activo de News Corp simplemente echa leña al fuego”.

El escándalo, que ha incluido acusaciones de sobornos a la policía, llega el martes al Parlamento, en el que algunos de los altos cargos policiales declararán ante el Comité de Asuntos Internos, que les interrogará sobre por qué no investigaron antes estas prácticas ilegales.

Uno de ellos será John Yates, subcomisario de la Policía Metropolitana de Londres, criticado por decidir en 2009 no reabrir una investigación anterior sobre el pinchazo de teléfonos. El otro será Andy Hayman, que estaba a cargo de la investigación original después de que dos hombres, uno de ellos un periodista de News of the World, fueran encarcelados en 2007 por interceptar los buzones de voz de responsables de la familia real.

The New York Times publicó que cinco altos cargos policiales descubrieron que sus móviles estaban pinchados poco después de que Scotland Yard abriera una investigación de escuchas ilegales por parte de News of the World en 2006. Esta revelación provocó dudas sobre si los oficiales temían que unas pesquisas demasiado profundas pudieran suponer que el tabloide publicara sus propios secretos, según el Times.

“No vamos a hacer declaraciones sobre la investigación”, dijo un portavoz de la policía londinense cuando se le preguntó si iba a comentar la noticia.

Pero es poco probable que la atención sobre la policía quite presión sobre Murdoch y su empresa, aunque los analistas creen que la decisión del lunes de enviar la oferta de News Corp por el 61 por ciento de BSkyB que no controla a una investigación completa de los reguladores fue muy sabia.

Con ella, el Gobierno espera protegerse de la indignación por las acusaciones de que periodistas del News of the World tuvieron acceso a los contestadores de víctimas de asesinatos y atentados.

Las acciones de News Corp han caído casi el 15 por ciento en cuatro días.

TAMBIÉN GORDON BROWN

En cuanto al supuesto espionaje sobre Gordon Brown, The Guardian citó el martes una carta del banco Abbey National a otro diario propiedad de Murdoch, The Sunday Times, que decía que había pruebas de que “alguien del Sunday Times o actuando en su nombre se ha camuflado como el señor Brown para obtener información de Abbey National mediante engaño”.

News International, la filial británica de medios de News Corp, “tomó nota” de las alegaciones y pidió más información.

The Guardian también dijo que el Sun, otro diario de Murdoch con grandes ventas, obtuvo datos sobre el historial médico de su hijo pequeño. The Sun reveló en 2006 que el hijo de Brown Fraser tenía fibrosis quística. El Times citó a una fuente en News International diciendo que sacaron la historia de una “fuente legítima”.

La policía confirmó a Brown, que fue ministro de Finanzas y primer ministro entre 1997 y 2010, que su nombre aparecía en una lista de objetivos elaborada por Glenn Mulcaire, un investigador privado en el centro de las acusaciones de escuchas ilegales contra el News of the World.

Murdoch, propietario de la cadena estadounidense Fox y del diario The Wall Street Journal, ha volado a Reino Unido y ha intentado tomar la iniciativa, retirando la oferta sobre BSkyB, lo que permite que el Gobierno envíe el asunto a la Comisión de la Competencia, cuya investigación podría prolongarse un año.

El primer ministro David Cameron ha sido criticado por su proximidad al empresario australiano, por haber escogido a Andy Coulson, un antiguo director del News of the World como asesor de comunicación, y por ser amigo de Rebekah Brooks, una directiva de News International que estuvo al frente del polémico diario durante gran parte del periodo en el que se centra la polémica.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below