27 de junio de 2011 / 15:48 / hace 6 años

Guía rápida de la crisis griega

ATENAS/PARÍS (Reuters) - Los bancos franceses, que están entre los más expuestos a la crisis de deuda en Grecia, llegaron a un acuerdo de refinanciación de bonos griegos como parte de un plan paneuropeo para evitar una reestructuración de la deuda soberana.

Los bancos franceses, que están entre los más expuestos a la crisis de deuda en Grecia, llegaron a un acuerdo de refinanciación de bonos griegos como parte de un plan paneuropeo para evitar una reestructuración de la deuda soberana. En la imagen, grupos de manifestantes junto a una gran pancarta contra las medidas de austeridad el 27 de junio en Atenas. REUTERS/Yiorgos Karahalis

ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS

Con los mercados financieros mirando con ansiedad a Grecia, Sarkozy dijo en rueda de prensa en París que las autoridades francesas habían alcanzado un acuerdo con los bancos para una refinanciación de los bonos griegos.

La noticia llegó mientras banqueros internacionales se reunían con legisladores de la zona euro en Roma para abordar cómo puede compartir el sector privado el peso de un segundo programa de rescate para Grecia. Ese encuentro, que se centró en el plan francés y en otras opciones, terminó sin decisión, pero un responsable del Tesoro italiano dijo que no se esperaba en esta fase.

Las autoridades de la Unión Europea estaban abordando la idea francesa con los banqueros internacionales y el Instituto de Financiación Internacional (IFI) en Roma el lunes, dijeron fuentes de la eurozona, y los bancos alemanes expresaron su interés en “el modelo francés”.

Los principales sindicatos griegos pidieron el lunes una masiva afluencia a la huelga de 48 horas con la que esta semana pretenden ayudar a que se rechacen las políticas de austeridad impuestas por prestamistas internacionales como precio para un rescate.

El presidente de Deutsche Bank, Josef Ackermann, dijo el lunes que la situación en Grecia era “muy crítica”, añadiendo que el sector privado no estaba preparado para “seguir malgastando dinero”.

Alemania y China discutirán sobre el euro y las reformas del sistema mundial de divisas durante una visita del primer ministro Wen Jiabao, dijo una fuente gubernamental alemana, mientras Berlín indicó que daría la bienvenida a más firmas chinas como inversoras a largo plazo.

Los bancos griegos han perdido aproximadamente el 8 por ciento de los depósitos del sector privado este año a medida que los clientes se han ido preocupando por que el potencial impago de deuda de Grecia lleve a la transferencia de fondos al extranjero o a la compra de oro, dijo el lunes Moody‘s.

¿QUÉ ES LO PRÓXIMO?

* 28-29 junio. El Parlamento griego debate y vota un paquete de austeridad a cinco años por 28.000 millones de euros acordado con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Si la legislación no se aprueba, el país podría incurrir en impago.

* Los principales sindicatos lanzaron una huelga de 48 horas que coincidirá con las deliberaciones del plan de austeridad.

* 3 de julio - El plazo establecido por la UE para que el Parlamento griego apruebe la legislación que aplica el plan de austeridad, incluyendo privatizaciones, incrementos de impuestos y recortes de gasto. Los ministros de finanzas de la eurozona celebrarán una reunión extraordinaria el mismo día y han dicho que Grecia debe aprobar la legislación para obtener el próximo tramo de los préstamos por 12.000 millones de euros.

* Mediados de julio. Ésta es la fecha que Grecia ha dado para no poder pagar sus deudas si no consigue un nuevo préstamo.

¿CUÁL ES EL PROBLEMA?

Grecia tiene una deuda soberana de 340.000 millones de euros, más de 30.000 euros por habitante de una población de 11,3 millones de personas. El rescate de 110.000 millones de euros que el Gobierno aceptó el año pasado de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional ha demostrado ser insuficiente y un segundo paquete valorado en 120.000 millones de euros se está discutiendo en la actualidad.

Con una deuda que equivale al 150 por ciento de su producción anual, Grecia ostenta dos récords mundiales indeseables: la calificación crediticia más baja para un estado soberano y la deuda más cara de garantizar. La paciencia de su población se ha agotado ante una iniciativa de austeridad aún más profunda que ha reducido los salarios del sector público en un 20 por ciento y las pensiones en un 10 por ciento.

¿POR QUÉ IMPORTA FUERA DE GRECIA?

Cuanto más tiempo continúe la crisis, mayor será el riesgo de que se extienda la situación a las economías de la zona euro con problemas, como Irlanda y Portugal, que ya han sido rescatados, y España, cuya economía es mucho más grande y cuyo rescate sería bastante más caro -quizás demasiado caro.

Una moratoria en el pago de la deuda de Grecia perjudicará a los bancos que tienen deuda griega, entre ellos el Banco Central Europeo y los grandes prestamistas franceses y alemanes.

También podría llevar a una paralización de los mercados de crédito, como ocurrió tras el colapso de Lehman, cuando los bancos virtualmente dejaron de prestarse dinero entre sí.

Washington dijo el 16 de junio que la crisis griega estaba actuando como un viento en contra para la economía de Estados Unidos, pero las opiniones varían sobre el nivel de exposición de los bancos estadounidenses.

Una moratoria en el pago de la deuda griega sería una catástrofe y una humillación para la Unión Europea, que lanzó el euro en 1999 como su proyecto más ambicioso y como un símbolo de la unidad del continente. Eso ha llevado a algunos expertos a pensar lo impensable: que la zona euro podría quebrarse, bien por la expulsión de Grecia o por la salida de Alemania, el gran pagador de la UE, que puede verse tentada a retornar a su moneda anterior, el marco.

¿ENTONCES, POR QUÉ NO RESCATAR A GRECIA DE NUEVO?

Los grandes pagadores de la UE -principalmente Alemania, Francia y el Banco Central Europeo- han tenido dificultades para acordar un mecanismo de rescate. Los gobiernos europeos están deseando evitar un “fuerte default”, ya que eso podría amenazar a los bancos de toda la zona euro y otros más lejanos.

Por ello están discutiendo un “aterrizaje suave” en forma de una extensión de deuda o refinanciación voluntaria de los acreedores, pero algunas de las propuestas han sido criticadas y calificadas de moratoria pero con otro nombre.

¿QUIÉNES SON LAS PARTES CLAVE?

El primer ministro griego, Georgios Papandreu, reestructuró la semana pasada su Gobierno para evitar la disidencia en su partido, el socialista, y dio la cartera de Economía a Evangelos Venizelos, un rival dentro del partido. Venizelos es un peso pesado político que dirigió los preparativos para los Juegos Olímpicos de Atenas el 2004, pero no tiene experiencia económica.

A nivel europeo, la figura más influyente es la canciller alemana Angela Merkel, como jefa de Gobierno de la economía más fuerte de la UE. Merkel, que está perdiendo popularidad y ha sufrido una serie de derrotas electorales en los comicios estatales, está sometida a una intensa presión de la opinión pública alemana, molesta con tener que pagar la mala gestión griega -de ahí su insistencia en que los bancos deben compartir la carga. Merkel ha sido acusada de frenar el segundo paquete de ayuda griego, erosionando aún más la confianza de los inversores, lo que podría hacer el rescate aún más caro.

¿QUÉ PASA CON EL PUEBLO GRIEGO?

La irritación pública sobre la austeridad -incluidos recortes en las prejubilaciones, aumentos de impuestos y recortes en los beneficios y los salarios- ha derivado en frecuentes huelgas y protestas, algunas de ellas violentas. El desempleo está creciendo. En un sondeo del mes pasado, el 80 por ciento de los encuestados dijo que rechazaba hacer más sacrificios para obtener más ayuda del FMI y la UE.

Los trabajadores de bancos y compañías eléctricas, los contratistas del sector público e incluso los médicos han salido a las calles. Los empleados del sector privado culpan a un sector público inflado, los funcionarios culpan a los defraudadores de impuestos y muchos griegos responsabilizan a la corrupción política por los problemas del país.

“El gran problema de la sociedad griega es la tendencia a considerar que otro es responsable de todo lo que va mal”, dijo el analista Theodore Couloumbis.

¿CÓMO SE HA LLEGADO A ESTO?

Grecia, cuya economía ha crecido con fuerza pero que ha sufrido problemas de corrupción y burocracia, se unió a la zona euro hace una década, vinculando su economía con otras europeas.

En el 2009 entró en recesión tras 15 años de crecimiento y su déficit presupuestario alcanzó el 15,4 por ciento del Producto Interior Bruto después de una serie de revisiones del Gobierno que mostraron que la economía del país estaba bastante peor de lo que había admitido con anterioridad.

Entre los problemas crónicos figuran la evasión de impuestos rampante -el ministro de Trabajo ha estimado que un tercio de la economía no paga nada.

Más ampliamente, la crisis griega refleja una debilidad intrínseca en la estructura del euro -una zona monetaria con un tipo de interés que vale para una serie de economías muy diferentes, y 17 países diferentes con su propia política fiscal. De cómo se resuelva esta crisis dependerá el fracaso o la supervivencia del proyecto.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below