15 de junio de 2011 / 19:59 / hace 6 años

El primer ministro griego anuncia un cambio de gobierno

ATENAS (Reuters) - El primer ministro griego, Georgios Papandreu, formará un nuevo Gobierno el jueves y buscará un voto de confianza de su grupo parlamentario PASOK, anunció el miércoles entras las protestas callejeras contra sus planes de austeridad.

<p>El primer ministro griego, Georgios Papandreu, formar&aacute; un nuevo Gobierno el jueves y buscar&aacute; un voto de confianza de parte de su grupo parlamentario PASOK, anunci&oacute; el mi&eacute;rcoles en un discurso por televisi&oacute;n. En la imagen, el primer ministro griego Georgios Papandreu abandona el palacio presidencial tras una reuni&oacute;n con el presidente griego Karolos Papoulias, en Atenas, el 15 de junio de 2011. REUTERS/Yiorgos Karahalis</p>

“Mañana formaré un nuevo Gobierno y luego pediré un voto de confianza”, declaró Papandreu en un discurso televisado tras un dramático día de revueltas en las calles y turbulencias políticas.

“Seguiré en el mismo curso. Este es el camino del deber, junto al grupo parlamentario PASOK, sus miembros y el pueblo griego”.

Previamente, fuentes del gobierno dijeron que había ofrecido su dimisión para facilitar la formación de un gobierno de unidad nacional si la oposición aceptaba un plan claro para proceder con las reformas.

Papandreu debe llevar adelante un programa quinquenal de reducción de déficit y privatizaciones para seguir recibiendo ayuda de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, y evitar una suspensión de pagos, pero la oposición se opone.

“Papandreu dijo a Samaras (líder de la oposición, Antonis) que si había acuerdo en objetivos específicos, reformas y compromisos para los grandes cambios que deben tener lugar, entonces podía estar de acuerdo con un gobierno en el que él no sería primer ministro”, dijo una fuente gubernamental.

Una fuente del partido Nueva Democracia de Samaras dijo que los conservadores solo participarían en dicho gobierno si se renegociaba el plan de rescate de la UE y el FMI y Papandreu dimitía.

BOMBAS DE PETRÓLEO

Durante el día, jóvenes enojados arrojaron bombas incendiarias contra el Ministerio de Economía y decenas de miles de manifestantes marcharon sobre el parlamento para oponerse a los intentos del Gobierno de aprobar un nuevo plan de ajuste para el país de la eurozona sumido en una fuerte crisis de deuda.

Los sindicatos, que representan a la mitad de los cinco millones de trabajadores griegos, también se lanzaron a un paro nacional, con cierre de oficinas gubernamentales, puertos, colegios y servicios mínimos en hospitales.

El miércoles, los diputados comenzaron a debatir un paquete de medidas de austeridad y privatizaciones acordado después de un mes de negociaciones con la UE y el FMI. El gobierno ha prometido tenerlo aprobado para finales de mes y liberar así la línea de ayuda necesaria para no caer en la suspensión de pagos.

El partido de Papandreu, que ha caído por detrás de la oposición conservadora en los sondeos de opinión, también se enfrenta a una disidencia de legisladores de su propia fuerza, que amenazan con no aprobar el plan.

Un legislador de PASOK desertó el martes, reduciendo la mayoría del partido en el parlamento a 155 de un total de 300 escaños. Otro congresista dijo que votaría en contra del proyecto, tornando incierta su aprobación. No obstante, la mayoría de los analistas estima que el plan será aprobado.

Miles de activistas y sindicalistas se reunieron en la plaza Syntagma, sobre las escaleras de ingreso al Parlamento, para tratar de impedir que los legisladores entren a debatir el paquete en una comisión. Se espera la aprobación del plan para finales de este mes.

Se escuchaba la explosión de granadas y había densas columnas de humo producto del incendio de cubos de basura, mientras la policía respondía con gases lacrimógenos frente a jóvenes que reaccionaban arrojando piedras.

<p>El primer ministro griego, Georgios Papandreu, formar&aacute; un nuevo Gobierno el jueves y buscar&aacute; un voto de confianza de su grupo parlamentario PASOK, anunci&oacute; el mi&eacute;rcoles entras las protestas callejeras contra sus planes de austeridad. En la imagen, un manifestante se enfrenta con un agente de polic&iacute;a en la c&eacute;ntrica Plaza Syntagma(Constituti&oacute;n), en Atenas, el 15 de junio de 2011. REUTERS/Yannis Behrakis</p>

“Los queremos afuera. Obviamente estas medidas no nos van a sacar de la crisis”, dijo Antony Vatselas, un ingeniero mecánico de 28 años visiblemente afectado por los gases lacrimógenos.

Un grupo arrojó cócteles molotov y se enfrentó con la policía en edificios donde funciona el Ministerio de Finanzas, también en las inmediaciones de la plaza.

AMPLIO MALESTAR

Un grupo arrojó bombas de petróleo y se enfrentó con la policía en edificios del Ministerio de Economía, también en la plaza. Testigos de Reuters vieron llamas frente a la entrada del principal edificio y una choque parecido unos bloques más allá.

La gran mayoría de la variopinta multitud - que incluye sindicalistas, miembros de partidos políticos, jubilados, y una amplia gama de griegos molestos por las nuevas medidas de austeridad - solo gritaba ante el edificio del Parlamento y se mantenía pacífica.

“Ladrones, traidores!”, coreaban muchos. “¿Dónde está el dinero?”

La policía dijo que siete manifestantes y dos agentes de policía resultaron levemente heridos y que había 40 personas detenidas. Dijeron que en la protesta participaron unas 30.000 personas pero a menudo subestiman las cifras.

Alrededor de 1.500 policías cerraron una gran parte del centro de la ciudad y crearon un corredor para contener a los manifestantes mientras los diputados se dirigían al edificio parlamentarios en limusinas oficiales.

El nuevo paquete de austeridad prevé 6.500 millones de euros en subidas de impuestos y recortes en el gasto de este año, duplicando las medidas acordadas con los prestamistas del rescate que han llevado el desempleo a un récord del 16,2% y agravó la recesión en su tercer año.

El plan incluye nuevos impuestos de lujo, una ofensiva contra la evasión fiscal y subidas en los refrescos, piscinas, restaurantes y bienes inmobiliarios. El país, miembro de la zona euro, verá reducido su cuerpo de funcionarios de 750.000 personas en una quinta parte.

“Tienes que ser tan cruel como un tigre para votar por estas medidas. Yo no lo soy”, dijo George Lianis, diputado del PASOK desertor, en un carta al presidente del parlamento el martes.

Analistas políticos dijeron que la fuerte protesta ciudadana había aumentado la presión sobre los diputado del partido gobernante. Un fracaso del paquete de medidas pondría a Grecia en suspensión de pagos lo que tendría un impacto en los mercados globales, dijeron.

“El plan fiscal a medio plazo del Gobierno se aprobará”, dijo el economista Gikas Hardouvelis en EFG Eurobank. “Si no lo hace, el impacto en los mercados globales será significativo”.

El martes, los ministros de Finanzas de la eurozona no lograron acercar posturas sobre cómo deben participar los bancos privados en un nuevo rescate a Grecia, estimado en unos 120.000 millones de euros, antes de la cumbre del 23-24 de junio.

El Banco Central Europeo se opone a ese nuevo plan, diciendo que si esa participación no es voluntaria podría afectar a los mercados y poner en peligro a un euro ya vulnerable.

/Por Renee Maltezou e Ingrid Melander/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below