15 de junio de 2011 / 12:28 / en 6 años

Retos y riesgos dibujan un lento crecimiento económico en 2011

MADRID (Reuters) - España se enfrenta a un difícil horizonte económico este año debido a una larga lista de retos e incertidumbres que apuntan a un lento ritmo de expansión y muy dependiente de economías exteriores, dijo el miércoles el Banco de España en un informe.

<p>Espa&ntilde;a se enfrenta a un dif&iacute;cil horizonte econ&oacute;mico este a&ntilde;o debido a una larga lista de retos e incertidumbres que apuntan a un lento ritmo de expansi&oacute;n y muy dependiente de econom&iacute;as exteriores, dijo el mi&eacute;rcoles el Banco de Espa&ntilde;a en un informe. Imagen de la sede del Banco de Espa&ntilde;a en Madrid el pasado mes de marzo. REUTERS/Andrea Comas</p>

“Las perspectivas para el año 2011 dibujan un horizonte de recuperación lenta y muy dependiente de la capacidad para aprovechar el empuje del resto del mundo mediante mejoras sustanciales de competitividad (...)”, dijo la institución central en su informe anual.

Tras un largo proceso de recesión económica que se prolongó durante siete trimestres, la economía española pasó a un territorio de débil crecimiento en el primer trimestre de 2010, año en que su tasa de expansión se contrajo un 0,1 por ciento.

El Gobierno espera que el Producto Interior Bruto crezca este año un 1,3 por ciento, cinco décimas por encima de la previsión del Banco de España.

La institución que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez subraya la necesidad de continuar con el proceso de reformas estructurales y de consolidación fiscal para superar las incertidumbres que pesan sobre el crecimiento, para lo que considera también crucial fomentar la capacidad para la generación de empleo.

“Los factores que obstaculizan el retorno a una senda de crecimiento sostenido no se han eliminado completamente, como tampoco lo han hecho las dudas sobre su capacidad de crecimiento a medio y largo plazo”, dijo el banco central.

“Todo ello configura una situación difícil que plantea importantes retos; entre ellos, apuntalar la recuperación, al tiempo que se completan los ajustes en marcha, se sanea la economía y se recupera la confianza”, añadió.

En referencia directa al mercado de trabajo, el Banco de España afirma que la continuidad de las reformas estructurales y la tramitación parlamentaria de la reforma laboral y de la reforma de la negociación colectiva - ésta última aprobada por el Ejecutivo el pasado viernes - es básico para reforzar la confianza financiera y lograr progresos en este ámbito.

“Del grado de exigencia con que estas se planteen (las reformas estructurales) dependerá la trayectoria futura de la economía española; de manera singular, la velocidad y magnitud de la recuperación y su capacidad para generar empleo”, dijo.

RIGOR PRESUPUESTARIO Y MÁS TENSIÓN FISCAL

El Banco de España hace particular hincapié en la consolidación presupuestaria, en la medida que considera esencial el cumplimento de los objetivos fiscales, para los que pide máximo rigor y una vuelta de tuerca sobre impuestos indirectos para mejorar el capítulo de los ingresos.

“Por el lado de los ingresos, se podría actuar aumentando la imposición indirecta y reduciendo los gastos fiscales”, expresó.

La institución recordó que los tipos del IVA, incluso tras su incremento en 2010, permanecen por debajo de la media de los países de la OCDE.

“En el mismo sentido, el peso de la imposición especial en general, y de la medioambiental en particular, es significativamente más reducido que en otros países desarrollados”, añadió.

Por el lado del gasto, el informe dijo que la remuneración de asalariados públicos debe desempeñar un papel destacado en el ajuste fiscal “mientras se debe proceder a una racionalización de los proyectos de inversión pública”.

El Banco de España considera que los riesgos que acechan a la economía también alcanzan a sus propias proyecciones de déficit para este año y el siguiente.

En este sentido dice que la normativa fiscal debe incorporar mecanismos adecuados que obliguen a su aplicación y/o corrección, en caso de incumplimiento en este último caso.

“Los mecanismos para hacer cumplir las reglas deberían reforzarse (...) y debería aumentar la transparencia de las cuentas públicas, sobre todo en las Administraciones Territoriales”, dijo.

Actualmente, los mercados financieros temen que España no pueda cumplir con su objetivo de rebajar el déficit fiscal este año hasta el 6,0 por ciento desde el 9,24 de 2010 por una eventual desviación del objetivo de déficit de las comunidades autónomas del 1,3 por ciento en 2011.

“Para la disciplina fiscal, la definición de un marco adecuado para las Administraciones Territoriales resulta crucial”, dijo.

A este respecto, el equipo ministerial de Economía y Hacienda ha reiterado en múltiples ocasiones que los objetivos de déficit del Gobierno, que obliga a reducir gradualmente el déficit público hasta el 3,0 por ciento en 2013, es ‘incondicional’.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below